SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La enfermedad mental grave puede afectar la esperanza de vida

La enfermedad mental grave puede afectar la esperanza de vida

Un estudio encuentra que los pacientes que viven en un entorno convencional pierden 14.5 años de 'vida potencial'

VIERNES, 2 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los individuos no institucionalizados que sufren de una enfermedad mental grave se enfrentan a una menor esperanza de vida que la población general, revela una investigación reciente.

La conclusión parece ser independiente de una variedad de influencias potenciales, como la raza, el sexo, la etnia, el nivel educativo y/o el estado civil.

El hallazgo fue reportado en la edición de julio de la revista Psychiatric Services por un equipo de investigadores de la Facultad de medicina y farmacia de la Universidad del Noreste de Ohio. Aunque otros estudios han establecido una relación entre la enfermedad mental y la muerte prematura, éste se enfocó en los años de vida perdidos tras ajustar por factores sociales y demográficos, así como la causa de muerte.

Para examinar la esperanza de vida entre los enfermos mentales, los autores observaron las actas de defunción de 647 residentes de Akron, Ohio, que habían sido tratados por enfermedad mental grave y continua, pero que no eran pacientes internos en un entorno de hospital. Entonces, las actas se compararon con las de más de 15,500 residentes de la población general de Akron.

En comparación con las estadísticas de esperanza de vida de EE. UU., el equipo encontró que los que padecían de enfermedad mental perdían 14.5 años de "vida potencial", ya que la edad promedio de muerte era 73.4 años. Los del grupo control perdieron 10.3 años en vida potencial, con una edad promedio de muerte de casi 80 años.

Aunque la enfermedad cardiaca fue la principal causa de muerte en ambos grupos, entre los que tenían problemas graves de salud mental, la mortalidad prematura se vio aumentada por el cáncer, la enfermedad hepática o la infección sistémica (septicemia) potencialmente letal. "Causas no naturales", entre ellas el suicidio, accidentes y agresiones, también aumentaron el riesgo de muerte prematura, anotaron los autores en un comunicado de prensa.

El equipo concluyó que además de mantener programas de vigilancia para la prevención del suicidio, los trabajadores de salud mental deben asociarse con los proveedores primarios de atención de salud para enfocarse en las causas prevenibles de muerte prematura. Añadieron que un centro de atención de salud mental para cada paciente, un lugar que integre atención primaria, promoción del bienestar y salud mental, se muestra muy promisorio en términos de prevención.

Más información

Para más información sobre los trastornos de salud mental y la prevención del suicidio, visite el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad