SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La concepción natural a una mayor edad se vincula con una vida más larga en las mujeres

La concepción natural a una mayor edad se vincula con una vida más larga en las mujeres

Si el último embarazo ocurrió a los 33 años o más adelante, las probabilidades de vivir más de 95 años se duplicaron, halló un estudio

MIÉRCOLES, 25 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres que tienen bebés de forma natural tras los 33 años tienden a vivir más tiempo que las que tienen su último hijo antes de los 30, halla un estudio reciente.

Esto podría deberse a que las variaciones genéticas que permiten a las mujeres tener hijos a una edad más avanzada quizá se vinculen con vivir unas vidas más largas, plantearon los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

"Si una mujer tiene esas variantes, puede reproducirse y tener hijos durante más tiempo, aumentando sus probabilidades de pasar esos genes a la próxima generación", comentó en un comunicado de prensa del centro médico el coautor del estudio, el Dr. Thomas Perls, profesor de medicina de la BU.

Cree que eso podría ser una pista de por qué el 85 por ciento de las personas que viven hasta los 100 años o más son mujeres, mientras que apenas el 15 por ciento son hombres.

En el estudio, el equipo de Perl anotó las edades a las que 462 mujeres tuvieron su último hijo, y luego qué edad tenían las mujeres al morir. Los datos provinieron del Estudio familiar de la vida larga, una investigación genética de 551 familias con miembros que vivieron hasta edades excepcionalmente avanzadas.

Aunque el estudio no pudo probar causalidad, las mujeres que tuvieron su último hijo tras los 33 años tenían el doble de probabilidades de vivir hasta los 95 o más que las que tuvieron su último hijo antes de los 30, según el estudio, que aparece en la revista Menopause.

"Por supuesto, esto no significa que las mujeres deban esperar para tener sus hijos a una edad más avanzada para mejorar sus probabilidades de vivir más tiempo", comentó Perls. En lugar de esto, "la edad en el nacimiento del último hijo podría ser un indicador del ritmo de envejecimiento", considera. "La capacidad natural de tener un hijo a una edad más avanzada probablemente indique que el sistema reproductivo de una mujer envejece con lentitud, y por tanto, lo mismo sucede con el resto de su cuerpo".

Los hallazgos del estudio sugieren que las mujeres podrían fomentar la evolución del ADN que ralentiza el envejecimiento y ayuda a las personas a vivir vidas extremadamente largas.

Las investigaciones anteriores hallaron que las mujeres que daban a luz después de los 40 años de edad tenían cuatro veces más probabilidades de vivir hasta los 100 años que las que tenían su último hijo a una edad más temprana, anotaron los autores del estudio.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece recursos sobre el envejecimiento sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad