SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La cirugía para perder peso podría alargar la vida

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
La cirugía para perder peso podría alargar la vida

Los resultados se aplicaron a personas mayores de ambos sexos, incluso con otros problemas de salud

La cirugía para perder peso parece prolongar la vida de los adultos gravemente obesos, halla un estudio reciente de veteranos de EE. UU.

Entre 2,500 adultos obesos que se sometieron a la llamada cirugía bariátrica, la tasa de mortalidad fue del 14 por ciento tras diez años, en comparación con casi un 24 por ciento entre los pacientes obesos que no se sometieron a la cirugía para perder peso, hallaron los investigadores.

"Los pacientes con obesidad grave pueden tener una mayor confianza en que la cirugía bariátrica se asocia con una mayor supervivencia a largo plazo que no hacerse la cirugía", señaló el investigador líder, el Dr. David Arterburn, investigador asociado del Instituto de Investigación sobre la Salud Grupal, en Seattle.

Estudios anteriores han mostrado una mejor supervivencia entre las mujeres obesas más jóvenes que se sometieron a una cirugía para perder peso, pero este estudio confirma el hallazgo en personas mayores de ambos sexos que sufren de otros problemas de salud, como diabetes e hipertensión, dijo.

Los hallazgos aparecen en la edición del 6 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

"En nuestro estudio, no pudimos determinar los motivos de que los veteranos vivieran más tras la cirugía que sin la cirugía", comentó Arterburn. "Pero otras investigaciones sugieren que la cirugía bariátrica reduce el riesgo de diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer, lo que podría constituir las formas principales en que la cirugía prolonga la vida".

El Dr. John Lipham, jefe de cirugía gastrointestinal superior y general de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, dijo que los pacientes que se someten a una cirugía para perder peso usualmente experimentan la desaparición de su diabetes.

"Esto en sí provee un beneficio para la supervivencia", dijo. Perder el exceso de peso también reduce la presión arterial y los niveles de colesterol, así como las probabilidades de contraer una enfermedad del corazón, señaló.

"Si se es obeso y no se puede perder peso por uno mismo, se debe pensar en la cirugía bariátrica", aconsejó Lipham.

Arterburn dijo que la mayoría de planes de seguro, incluyendo a Medicare, cubren la cirugía bariátrica.

Pero al igual que con cualquier cirugía, la cirugía para perder peso conlleva ciertos riesgos. "El principal riesgo de la cirugía es el riesgo de morir de una complicación importante, como una hemorragia o infección, lo que en general ocurre en menos del 0.3 por ciento de los pacientes", señaló Arterburn.

Otras complicaciones posibles incluyen coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones, o la necesidad de otra operación debido a un problema quirúrgico, una hemorragia o una infección, comentó.

Para el estudio, Arterburn y sus colaboradores siguieron a 2,500 pacientes que se sometieron a una cirugía para perder peso en centros bariátricos de Asuntos de Veteranos entre 2000 y 2011. Su edad promedio era de 52 años, y el índice de masa corporal (IMC) de 47, que se considera obesidad extrema.

Tres cuartas partes de los pacientes se sometieron a cirugía gástrica bariátrica, que altera la forma en que el estómago y los intestinos manejan la comida. El 15 por ciento se sometieron a una gastrectomía en manga, que reduce el tamaño del estómago, y al 10 por ciento les colocaron una banda gástrica ajustable, que reduce la ingesta de comida.

Los investigadores compararon esos pacientes con unos 7,500 pacientes de una edad y un peso similares que no se sometieron a ningún procedimiento para perder peso.

Durante los 14 años de seguimiento, 263 de los pacientes que se sometieron a una cirugía para perder peso murieron por cualquier causa, frente a casi 1,300 de los pacientes obesos que no se hicieron la cirugía, halló el estudio.

El equipo de Arterburn calculó que las tasas de muerte para los pacientes quirúrgicos eran de alrededor del 6 por ciento tras cinco años, y del 13.8 por ciento tras diez años. Las tasas de mortalidad estimadas de los pacientes que no se sometieron a una cirugía para perder peso eran de alrededor del 10 por ciento tras cinco años, y más o menos del 24 por ciento tras 10 años.

Unas mejoras quirúrgicas recientes deberían garantizar unos resultados incluso mejores actualmente, señaló un experto.

"Los resultados del estudio podrían ser mejores si se realizara ahora", comentó el Dr. John Morton, jefe de cirugía bariátrica y mínimamente invasiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en Stanford, California.

Dado que más del 90 por ciento de las cirugías para perder peso se realizan ahora con procedimientos mínimamente invasivos que usan unas incisiones más pequeñas y que conllevan menos complicaciones, la supervivencia podría ser incluso mayor, plantea.

Más información

Para más información sobre la cirugía para perder peso, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad