SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La adicción a la metanfetamina y a la cocaína podría afectar al cerebro de las mujeres en mayor medida que al de los hombres

Por Carrie Myers, Reportero de HealthDay -
La adicción a la metanfetamina y a la cocaína podría afectar al cerebro de las mujeres en mayor medida que al de los hombres

No está claro por qué la dependencia de las drogas en el pasado se asocia con menos materia gris en el cerebro de las mujeres, según unos investigadores

MARTES, 14 de julio de 2015 (HealthDay News) -- En un nuevo estudio, los escáneres cerebrales revelaron que las mujeres ex adictas a las drogas estimulantes, como la cocaína y la metanfetamina, tienen una cantidad menor de un tipo de tejido cerebral llamado "materia gris".

Esto fue así incluso cuando la mujeres no habían consumido las drogas durante aproximadamente un año antes de someterse a los escáneres cerebrales, según el estudio.

La investigación también sugiere, aunque no puede demostrarlo, que estas drogas causan más daños en los cerebros de las mujeres adictas que en el de los hombres que habían sido adictos a las mismas drogas. En comparación con los hombres sanos, los hombres ex drogadictos mostraron poco o ningún cambio en sus escáneres cerebrales, indicaron los autores del estudio.

"La materia gris es importante porque es donde se generan las señales en el cerebro que nos dan la capacidad de pensar, movernos y comportarnos", explicó la autora del estudio, la Dra. Jody Tanabe, profesora de radiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, en Aurora, Colorado.

Sigue sin estar claro exactamente por qué se producen estos cambios en el volumen de la materia gris de las mujeres, indicaron los autores del estudio. "Dado que el cerebro consiste en numerosas células y en los espacios que hay entre ellas, no sabemos si algunas de las células mueren, se vuelven más pequeñas o si los espacios entre ellas se reducen", dijo Tanabe.

Los hallazgos del estudio aparecieron en línea el 14 de julio en la revista Radiology.

Para realizar el estudio, los investigadores deseaban comparar los cerebros de personas que habían sido dependientes de los estimulantes y los cerebros de personas sanas, y si había diferencias según el sexo.

Los científicos revisaron IRM de 127 hombres y mujeres. El estudio contó con 59 personas (28 mujeres y 31 hombres) que habían sido dependientes de la cocaína, las anfetaminas y/o la metanfetamina en el pasado. Fueron drogodependientes durante un promedio de casi 16 años, según el estudio. El estudio también contó con 68 participantes (28 mujeres y 40 hombres) sanos (grupo de "control") que tenían una edad parecida a los que habían sido adictos a las drogas.

Todos los hombres y las mujeres del estudio que habían sido dependientes se habían abstenido de tomar drogas estimulantes durante un promedio de 13.5 meses en el momento en que hicieron los escáneres.

En comparación con las mujeres del grupo de control, y los hombres del estudio, las mujeres previamente dependientes tenían un volumen menor de materia gris, según los escáneres cerebrales.

"No estamos seguros de por qué las diferencias fueron tan pronunciadas en las mujeres, pero no en los hombres de este estudio", dijo Tanabe. "De hecho, los hombres presentaban más síntomas generales relacionados con las drogas que las mujeres, de modo que los resultados fueron algo sorprendentes. Los hombres y las mujeres no mostraron diferencias en su exposición a las drogas (con respecto a los varios tipos de drogas a las que se expusieron), la abstinencia, o los años de consumo de drogas. Podría ser que nuestros hallazgos reflejen diferencias conductuales y de personalidad".

Vaughan Rees, profesor de ciencias sociales y conductuales en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, indicó que si hay o no diferencias en el sistema nervioso de las mujeres que abusan de las sustancias es algo que los investigadores se han preguntado, "pero que rara vez se ha mostrado con evidencias rigurosas. Este estudio demuestra de forma rigurosa que el volumen de materia gris es más bajo en las mujeres que consumían en el pasado", dijo Rees.

Pero la asociación entre el volumen cerebral y el consumo de drogas estimulantes observada en las mujeres del estudio no demuestra que haya una relación de causalidad.

Rees añadió que aunque los datos de este estudio no pueden decirnos si la diferencia en el volumen de la materia gris se produce como resultado del consumo de estimulantes o si es previo a la adicción, las evidencias de otros estudios citados por los autores sugieren que las diferencias cerebrales podrían haber estado presentes antes de que las mujeres empezaran a consumir las drogas.

"Estos hallazgos podrían ayudar a arrojar luz sobre la mayor gravedad de los síntomas por consumo de drogas que experimentan las mujeres, incluyendo el aumento del consumo de las drogas, el uso de cantidades mayores y una mayor dificultad para dejarlo en comparación con los hombres", sugirió Rees, que no participó en el estudio.

Tanabe añadió que el nuevo "estudio se suma al creciente conjunto de evidencias de que el sexo tiene un rol significativo en los estudios que examinan la estructura y la función del cerebro en las adicciones. Los futuros estudios han de centrarse en los mecanismos de estas diferencias y en el modo en que afectan a la conducta".

Más información

Para más información sobre la adicción a las drogas, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad