SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Juno, la proteína clave para la fecundación

Por -
Juno, la proteína clave para la fecundación
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Te has preguntado alguna vez ¿de qué depende una unión exitosa entre óvulo y espermatozoide para dar comienzo a una nueva vida?, científicos del Wellcome Trust Sanger Institute en Reino Unido parecen tener la respuesta luego de descubrir una proteína esencial para lograr la fecundación y que es, la que hace posible, el reconocimiento y la fusión entre ambas células.

En concreto los investigadores encontraron que una proteína en la superficie del óvulo, a la que denominaron Juno en honor a la antigua diosa romana de la fertilidad y el matrimonio, es la que interactúa con otra proteína (Izumo) ubicada en la superficie de los espermatozoides, y es, el reconocimiento recíproco y su capacidad para unirse el primer paso hacia la fusión y la formación del embrión.

"Hemos resuelto un misterio de larga duración en la biología mediante la localización de las moléculas que aparecen en los espermatozoides y el óvulo que deben unirse entre sí para la fecundación", señaló el doctor Gavin Wright, autor principal del estudio. "Sin esta interacción esencial, la fecundación puede simplemente no suceder. Podemos ser capaces de utilizar este descubrimiento para mejorar los tratamientos de fertilidad y desarrollar nuevos anticonceptivos", añadió el experto.

La vida empieza con Juno e Izumo

Para llegar a dicha conclusión, de acuerdo a lo que se publica en la revista Nature, los científicos crearon primero una versión artificial de la proteína Izumo y la utilizaron para identificar su pareja de unión en la superficie del huevo. Usando este enfoque, descubrieron que Izumo en el esperma interactuaba con Juno en la superficie del óvulo para iniciar el proceso de fertilización.

Posteriormente desarrollaron ratones que carecían de la proteína de Juno en la superficie de los huevos. Estos roedores eran infértiles y sus óvulos no se fusionaban con el esperma de forma normal, lo que demostró el papel de la proteína en la fertilidad de los ratones hembras. De la misma manera, los ratones machos que carecían de la proteína Izumo también eran infértiles, lo que también sugería su papel esencial en la fertilidad masculina.

Se encontró que después de la fase inicial de fertilización, se produce una pérdida repentina de la proteína Juno de la superficie del huevo y es prácticamente indetectable después de 40 minutos, lo que puede explicar por qué el óvulo, una vez fecundado por la primera célula de esperma, apaga su capacidad para reconocer más esperma. Este hallazgo demuestra que se trata de un proceso para evitar la formación de embriones con más de una célula de esperma, que de otro modo tendría demasiados cromosomas y moriría.

Los investigadores británicos ahora está analizando a mujeres infértiles para comprobar si defectos en el receptor Juno son una causa de la infertilidad, de confirmarse, resaltan que una simple prueba de detección genética podría ayudar a informar sobre el tratamiento adecuado para las mujeres que intentan concebir de forma natural reduciendo costos y el estrés de los tratamientos de fertilidad asistida.

Problemas de fertilidad

De acuerdo con la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU, la infertilidad es el término que los doctores usan cuando una mujer no ha podido quedar embarazada después de haberlo intentado por lo menos por un año. Si una mujer tiene varios abortos espontáneos, eso también es infertilidad. La infertilidad femenina puede ser causada por problemas físicos, hormonales, por el estilo de vida o factores ambientales.

La mayoría de los casos de infertilidad femenina son a causa de problemas de ovulación. Un problema es la insuficiencia ovárica prematura, en el cual los ovarios dejan de funcionar antes de la menopausia natural. Otro problema es el síndrome de ovario poliquístico (SOP), cuando los ovarios no liberan un óvulo con regularidad o no pueden liberar un óvulo sano.

Alrededor de un tercio de las veces, la infertilidad es un problema con la mujer. Un tercio de las veces, es un problema con el hombre. A veces, no se puede encontrar una causa.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad