SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Investigadores informan que el derrame de petróleo del Golfo es una amenaza para la salud de muchas personas

Los médicos necesitan buscar evidencia de toxicidad entre los trabajadores de limpieza y entre las comunidades costeras

LUNES, 16 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según un grupo de investigadores que han examinado el área, el gigantesco derrame de petróleo del Golfo de México continúa siendo una amenaza para la salud de los trabajadores de limpieza, de los pescadores y de los miembros de las comunidades costeras.

"Los médicos deben tener en cuenta y buscar evidencia de toxicidad por exposición al petróleo y a sustancias químicas relacionadas. Se debe preguntar a los pacientes sintomáticos acerca de su ocupación y lugar de residencia, y el examen médico debe centrarse en la piel, el tracto respiratorio y el sistema neurológico", señaló la Dra. Sarah Janssen, profesora clínica asistente de la Universidad de California en San Francisco y científica principal del Consejo de Defensa de Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council, NRDC)

Janssen es la coautora de un comentario publicado en línea el lunes por la Journal of the American Medical Association acerca de los riesgos inmediatos y a largo plazo para la salud de los vapores tóxicos, manchas de petróleo, alquitrán y mariscos contaminados relacionados con el desastre.

"El derrame de petróleo del Golfo de México es bastante conocido como desastre ecológico, pero lo que se conoce menos es el riesgo para la salud causado por la contaminación del petróleo", escribió en el comunicado de prensa la Dra. Gina Solomon, autora principal del artículo y directora principal del programa de residencia y becas en salud ocupacional y ambiental del NRDC.

"Queremos llevarles a los voluntarios, trabajadores de limpieza, pescadores, médicos y miembros de la comunidad información práctica acerca del impacto para la salud de estas sustancias químicas. Con la información correcta, esperamos que puedan protegerse y buscar tratamiento si no se sienten bien", señaló Solomon.

La calidad del aire, las irritaciones cutáneas, la salud mental y la seguridad de los mariscos son las áreas principales de preocupaciones sobre la salud a corto y a largo plazo.

La calidad del aire es un problema potencial porque los compuestos orgánicos volátiles pueden evaporarse en cuestión de horas luego de que el petróleo entra en contacto con el agua y causar irritación respiratoria, dolores de cabeza y náuseas. Sin embargo, los investigadores aseguran que la calidad del aire ha mejorado desde que se detuvo el derrame.

Otras sustancias químicas liberadas por el petróleo o por las sustancias utilizadas para dispersarlo pueden causar irritación en la piel, problemas respiratorios y daño al sistema nervioso central.

Entre los problemas de salud mental potenciales se encuentran ansiedad, depresión, trastorno por estrés postraumático y estrés.

Entretanto, a medida que se reabren más áreas del Golfo para la pesca comercial, los funcionarios gubernamentales están realizando pruebas exhaustivas para garantizar que los mariscos de estas aguas son seguros.

Aún así, no está claro si este esfuerzo adicional convencerá a los consumidores de comenzar a comprar comida del mar del Golfo luego del derrame de petróleo, según informó la Associated Press.

Cada especie elimina la contaminación del petróleo de su organismo a distinta velocidad, lo que implica que algunas especies se pueden declarar seguras antes que otras. Según el servicio noticioso, por ejemplo, los peces son los más rápidos y las ostras las más lentas, mientras que los camarones están en medio.

"Yo pondría quizá las ostras en la parte superior de la lista de preocupaciones. No creo que haya otro producto que dé problemas similares", aseguró a la AP George Crozier, director del laboratorio marino Dauphin Island de Alabama.

Para reducir los riesgos para la salud humana relacionados con los derrames de petróleo, Solomon y Janssen ofrecen los siguientes consejos:

  • Los equipos de seguridad para los trabajadores deben incluir sombreros, guantes, botas, overoles, gafas de seguridad y, en algunos casos, respiradores.
  • Los trabajadores deben tomar descansos y beber muchos líquidos para prevenir la insolación.
  • Evite el contacto de la piel con el alquitrán o el petróleo de playas, pantanos o agua.
  • No consuma pescado en áreas de contaminación conocida de petróleo o donde se pueda ver.
  • No consuma mariscos de olor aceitoso o extraño.
  • Si hay olor fuerte de petróleo en el aire y se siente mal, póngase a resguardo y ajuste el aire acondicionado para recircular el aire.
  • Si continúa sintiéndose enfermo, busque atención médica.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. tiene más información sobre el el derrame de petróleo de BP.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad