SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Incluso la diabetes bien controlada puede suponer un riesgo postquirúrgico

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Incluso la diabetes bien controlada puede suponer un riesgo postquirúrgico

Un estudio también halla que los niveles altos de azúcar en sangre en personas no diabéticas aumentan el riesgo de muerte

LUNES, 18 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las personas diabéticas que tenían niveles normales de azúcar en sangre antes de una cirugía no cardiaca estaban en mayor riesgo de morir al año siguiente de la cirugía en comparación con las personas que no eran diabéticas, encontraron los investigadores.

Además, los pacientes que no habían sido diagnosticados con diabetes, pero que tenían lecturas de azúcar en sangre altas antes de la cirugía estaban en mayor riesgo de morir al año después de un procedimiento quirúrgico en comparación con las personas que tenían lecturas de azúcar en sangre más bajas, apuntaron.

"Cuando analizamos los niveles de azúcar en sangre y la probabilidad de complicaciones luego de la cirugía, no observamos una diferencia significativa entre los diabéticos y los no diabéticos. Sin embargo, cuando estudiamos los resultados a largo plazo, encontramos diferencias significativas entre los diabéticos y los no diabéticos", apuntó el Dr. Basem Abdelmalak, director de anestesia para la cirugía por vía broncoscópica de la Clínica Cleveland en Ohio.

Se tenía previsto presentar los hallazgos del estudio el lunes en la reunión de Anestesiología de 2010 en San Diego.

Los investigadores recopilaron información de un análisis de sangre preoperatorio para evaluar los niveles de azúcar en ayunas antes de 61,536 cirugías no cardiacas. Abdelmalak señaló que las cirugías eran variadas y que incluyeron todas las cirugías que no se relacionaban con el corazón.

Según esta muestra de gran tamaño, cerca del 16 por ciento de los pacientes de cirugía tenían diabetes tipo 1 o tipo 2.

La media de edad de la población total de pacientes era de 57 años, de acuerdo con Abdelmalak. La media de edad de los pacientes no diabéticos era de 56 años, además el grupo de diabéticos era ligeramente mayor, con una media de edad de 63 años, destacó.

Los investigadores compararon la lectura de azúcar en sangre antes de la cirugía con complicaciones postoperatorias a corto y largo plazo, así como con la muerte.

Los investigadores encontraron que las personas diabéticas tenían un riesgo entre 8 y 11 por ciento de morir al año siguiente de la cirugía. Pero aquellos que tenían niveles más bajos de azúcar en sangre antes de la cirugía, en el rango de alrededor de 60 a 90 miligramos por decilitro (mg/dl), tenían un riesgo de muerte de entre 10 y 18 por ciento, según Abdelmalak.

Entre las personas no diabéticas, se observó otra relación interesante. Aquellos con un nivel de azúcar en sangre de más de 200 mg/dL tenían un riesgo más de 11 por ciento más elevado de morir al año después de la cirugía, en comparación con apenas el 3 y 5 por ciento entre los no diabéticos que tenían niveles más bajos de azúcar en sangre.

Abdelmalak dijo que una de las razones por las que los no diabéticos con niveles altos de azúcar en sangre tenían un mayor riesgo de muerte podría ser que tienen diabetes pero aún no han sido diagnosticados. La diabetes, sobre todo la diabetes tipo 2, puede pasar desapercibida durante largos periodos, pero al mismo tiempo sigue causando daño al organismo. Por tanto, estas personas podrían estar ya en mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes sin diagnosticar.

En cuanto al hallazgo de que las personas que tienen un nivel bajo de azúcar en sangre son más propensas a morir al año siguiente de la cirugía, Abdelmalak plantea la hipótesis de que el cuerpo puede acostumbrarse a vivir con mayores niveles de azúcar en sangre, básicamente, al restaurar el metabolismo del organismo. Así que si luego se trata de mantener niveles "normales" de azúcar en sangre, quizá ese nivel sea demasiado bajo para uno.

"Todavía seguimos buscando la mejor manera de dar consejos para controlar la diabetes durante la cirugía. Esperamos que este estudio estimule la realización de nuevas investigaciones, y que con suerte, lleguemos a un acuerdo sobre cuál es el mejor, o incluso el nivel óptimo de glucosa en la sangre", apuntó Abdelmalak.

"Tenemos muchos datos de que alcanzar un buen nivel de azúcar en sangre sin causar hipoglucemia tiene muchos beneficios por los que aún vale la pena luchar", explicó el Dr. Richard Bergenstal, presidente de medicina y ciencias de la American Diabetes Association.

"En un principio, parecía que lo recomendable para todo el mundo era un menor nivel de azúcar en sangre. Pero ahora, parece que necesitamos individualizar los niveles objetivos de azúcar en sangre. Sin embargo, aún estamos tratando de averiguar cuáles son los objetivos correctos para cada paciente", apuntó Bergenstal.

Por lo pronto, ambos expertos sugieren que las personas que no han sido diagnosticadas con diabetes, pero que tienen altos niveles de azúcar en sangre antes de la cirugía, podrían necesitar un seguimiento más estrecho después de la cirugía puesto que están en mayor riesgo de muerte. Y lo mismo es cierto para las personas diabéticas que tienen niveles más bajos de azúcar en sangre.

Más información

Para más información sobre el control de la diabetes, visite el Programa Nacional de Educación para la Diabetes de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad