SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Google Glass podría reducir su campo de visión

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -

Parte de la visión periférica podría quedar obstruida mientras se lleva puesto el dispositivo, según unos investigadores

MARTES, 4 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- Desde su lanzamiento inicial en 2013, Google Glass se ha publicitado como el comienzo revolucionario en el mundo de las gafas "inteligentes".

Lo que se promete es una experiencia visual ampliamente expandida con acceso a fotos, videos, mensajes, internet y aplicaciones en constante movimiento y sin usar las manos.

El problema es que un pequeño estudio nuevo sugiere que el marco de las gafas (más que el software) podría reducir el área de visión periférica, creando puntos ciegos que reducen la seguridad mientras se realizan tareas rutinarias, como conducir o andar.

"Soy muy favorable a la tecnología nueva", dijo el Dr. Tsontcho Ianchulev, autor principal de un trabajo de investigación sobre Google Glass y profesor clínico asociado en el departamento de oftalmología de la Universidad de California, en San Francisco. "Soy un aficionado de cualquier cosa nueva o innovadora, y yo mismo usé pronto Google Glass", añadió.

"Pero casi tengo un accidente con el coche mientras conducía con el dispositivo puesto. Y el dispositivo estaba apagado en ese momento. De modo que eso realmente me alertó de cuanta visión periférica parecía quedar oculta por el marco", continuó.

"Lo que hemos hecho es realizar pruebas a las gafas de manera muy simple y con un presupuesto bajo, usando una oftalmología estándar para compararlo con unas gafas normales", dijo Ianchulev. "Y descubrimos que la estructura de Google Glass reduce una porción de la visión que hace que un usuario no vea cosas de la parte derecha de su campo de visión".

Ianchulev y sus colaboradores informaron sobre los hallazgos en la edición del 5 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Para examinar el problema, los investigadores contaron con tres individuos con una visión de 20/20 corregida, y les dieron una hora para que se familiarizaran con Google Glass (según las propias recomendaciones de Google). Entonces, con el software apagado, se realizaron unas pruebas estándares de la visión periférica a cada uno.

El resultado fue que en comparación con las gafas normales, cada participante experimentó una reducción "clínicamente significativa" de su cuadrante superior derecho, según los hallazgos del estudio.

Además, el equipo de investigación realizó un análisis de 132 fotos (que halló en una búsqueda en línea en Google) de personas que llevaban puesto el dispositivo. La revisión reveló que el modo en que se llevan normalmente las gafas sugiere que el riesgo de tener puntos ciegos es real y habitual.

"Ahora bien, se trató de un esfuerzo muy temprano basado solamente en 3 participantes y un análisis de seguimiento", enfatizó Ianchulev. "Nuestro objetivo está realmente abrir un debate y hacer que el fabricante aborde la cuestión de un modo sustancial, porque nos dimos cuenta de que había muy poca información sobre el tema".

Para ello, el estudio del equipo ya ha compartido sus hallazgos con Google. "Creemos que es un problema que se puede arreglar, porque es un problema del marco, no del software", dijo Ianchulev. "Y este dispositivo expande y extiende algunas funciones de maravilla. Al mismo tiempo, parece empeorar una función biológica. Entonces necesitamos asegurarnos de que la compensación es adecuada, porque no se quiere que este problema aparezca en las estadísticas del [Departamento de Vehículos Motorizados]".

Los intentos de HealthDay de obtener comentarios de Google no tuvieron éxito.

Otros dos expertos en la visión enfatizaron el papel fundamental que tiene la visión periférica a la hora de mantener una función diaria segura.

"La mayoría de las personas no reconocen nada más allá del pequeño centro del campo [visual], que es la única parte en la que hay un enfoque nítido", dijo el Dr. Alfred Sommers, profesor de oftalmología y decano emérito de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins de Baltimore.

"Pero a menudo respondemos a los eventos que ocurren en la periferia, que no tiene un enfoque nítido pero que podría atraer nuestra atención, o no, como un coche o una persona con los que, de lo contrario, podríamos chocar", dijo Sommers.

Y esa es la razón por la que hay un posible problema con Google Glass, según Mark Rosenfield, profesor en la Facultad de Optometría de la Universidad Estatal de Nueva York, en la ciudad de Nueva York.

"Esta pérdida de visión periférica debido a una obstrucción [por parte del marco de Google Glass] podría ser significativa en función de lo que el observador esté haciendo cuando lleve puesto el dispositivo", señaló Rosenfield. "Un sujeto que esté conduciendo, operando con maquinaria o en movimiento podría quedar afectado en gran medida y de forma peligrosa por la pérdida del campo visual", dijo.

Más información

Para más información sobre las pruebas de visión periférica, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad