SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fumar podría acabar con el cromosoma 'Y' de los hombres, halla un estudio

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Fumar podría acabar con el cromosoma 'Y' de los hombres, halla un estudio

Las consecuencias no están claras, pero los expertos sospechan que el cambio podría vincularse con el aumento en el riesgo de cáncer

JUEVES, 4 de diciembre de 2014 (HealthDay News) -- Los hombres que fuman podrían experimentar una mayor desaparición de sus cromosomas Y a medida que envejecen, sugiere un estudio reciente.

Hace mucho que los científicos saben que a medida que los hombres envejecen, su cromosoma Y puede comenzar a desaparecer de algunas de las células del cuerpo. Y al principio se pensaba que eso era una parte normal del envejecimiento.

Pero investigaciones recientes han sugerido que la "pérdida del Y" quizá no sea tan benigna. En un estudio reportado a principios de año, los investigadores vincularon la pérdida del cromosoma Y a una vida más corta y un mayor riesgo de morir de cáncer, específicamente.

El nuevo estudio, que aparece en la edición en línea del 4 de diciembre de la revista Science, amplía esos resultados. Encontró que los hombres mayores que fuman en general pierden más cromosomas Y de sus células sanguíneas que los no fumadores.

El hallazgo insinúa una explicación posible del motivo de que los hombres fumadores tiendan a enfrentarse a un mayor riesgo de cáncer que las mujeres fumadoras, según Lars Forsberg, el investigador de la Universidad de Uppsala, en Suecia, que lideró el estudio.

Hay fumadores que no muestran una pérdida en el cromosoma, y no fumadores que sí, anotó Forsberg, al igual que muchos fumadores no contraen cáncer, y muchos no fumadores sí lo contraen.

"Pero en general, fumar se asocia con la pérdida del Y, y la pérdida del Y se asocia con el cáncer", advirtió.

Los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y, mientras que las mujeres tienen dos cromosomas X. Y los expertos antes pesaban que el Y (que es corto y achaparrado en comparación con el X) hacía poco más que determinar el sexo masculino y garantizar una producción normal de esperma.

"Las dos terceras partes inferiores del cromosoma Y se consideraban tan solo como ADN repetitivo que no codifica nada", explicó el Dr. Martin Bialer, genetista médico del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York.

"Pero ahora comenzamos a pensar que quizá tenga más roles que solo determinar el sexo, aunque ese es un rol bastante importante", dijo Bialer, que no participó en el estudio.

Investigaciones recientes han mostrado que el cromosoma Y en realidad contiene una gran cantidad de genes. Sus funciones aún no se comprenden del todo, pero un par de esos genes podrían ayudar a suprimir tumores, según el equipo de Forsberg.

Forsberg dijo que es posible que la "vigilancia" anticancerígena del sistema inmunitario se vea perturbada en las células que carecen del cromosoma Y.

Pero Bialer comentó que aunque es plausible, también es "una conjetura bastante grande". Por un lado, anotó, la pérdida del cromosoma Y quizá solo sea un "marcador" de otro tipo de daño cromosómico que fumar provoque.

Además, la investigación sobre las funciones del Y en realidad apenas comienzan, apuntó Bialer. "Lo que podemos decir a partir de esto es que fumar parece provocar una pérdida del Y, pero en realidad todavía no estamos seguros de qué significa", planteó.

Para el estudio, los investigadores analizaron muestras de sangre de más de 6,000 hombres mayores que participaban en tres estudios distintos. En general, alrededor del 15 por ciento de los hombres a partir de los 70 años tenían una pérdida significativa del cromosoma Y (que afectaba a al menos un 10 por ciento de las células de la sangre), según el estudio.

Pero los fumadores actuales tenían entre dos y cuatro veces más probabilidades de mostrar una pérdida del Y que los no fumadores, encontraron los investigadores.

Los investigadores también observaron algunos otros factores de riesgo potenciales de la pérdida del cromosoma Y, como la hipertensión, el exceso de peso, la diabetes y la falta de ejercicio. Pero solo fumar y una edad más avanzada mostraron un efecto.

Y el efecto pareció ser más pronunciado en los fumadores, según el estudio.

Forsberg apuntó que una nota positiva es que los ex fumadores eran similares a los hombres que nunca habían fumado. Eso podría dar a los fumadores de sexo masculino una motivación adicional para abandonar el hábito, señaló.

¿Y las mujeres? Pierden cromosomas X en sus células con la edad, dijo Bialer. Pero no se conocen las posibles consecuencias para la salud.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el cromosoma Y.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad