SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Fuegos artificiales y perros, una mala alianza

Por Maryann Mott, Reportero de Healthday -

Consejos para evitar que nuestros amigos de cuatro patas entren en pánico este 4 de julio

VIERNES, 1 de julio (HealthDay News / www.HolaDoctor.com) -- A casi todo el mundo le hace ilusión ver como los fuegos artificiales iluminan el cielo nocturno el 4 de julio.

Pero en muchas mascotas de la familia, los ruidos de la celebración desencadenan un ataque de pánico en toda regla. Algunos perros se asustan tanto que huyen de los patios, saltan por las ventanas de cristal o suben por las paredes para escapar del sonido. Otros jadean, caminan en círculo, tiemblan, gimen y se esconden debajo de la cama o detrás de los muebles.

La Dra. Sophia Yin, conductista veterinaria con sede en San Francisco, dijo que algunos perros sienten más miedo porque no tuvieron experiencias positivas con esos tipos de sonidos a principios de la vida durante un periodo crítico de aprendizaje, que se da entre las tres semanas y los tres meses de edad.

"Ese es el momento ideal para exponer a los perros a los muchos tipos de cosas distintas que verán y escucharán en la vida real", afirmó Yin, autora del libro electrónico Perfect Puppy in Seven Days (Un cachorro perfecto en siete días). "Después de eso, por defecto le tienen miedo a las cosas que no aprendieron que no eran amenazantes".

No se sabe cuántos perros entran en pánico debido al sonido de los fuegos artificiales, pero cada año los refugios de todo el país reportan la llegada de grandes números de mascotas asustadas. Ese es el motivo de que asegurarse de que la placa de identificación y el microchip de la mascota estén al día sea vital a medida que se acerca este fin de semana.

La fobia al ruido ataca a perros de todas las edades, razas y mezclas. En veinte por ciento de los perros el caso es suficientemente grave para que los propietarios busquen ayuda profesional, apuntó Bonnie Beaver, conductista veterinaria de la Universidad de Texas A&M en College Station.

Los perros que se asustan por un ruido, como los fuegos artificiales, son más propensos a también desarrollar o experimentar miedo ante otros sonidos, comentó. "Una encuesta sugirió que el principal temor por ruido en los perros son las tormentas eléctricas, seguidas por los fuegos artificiales, las aspiradoras y las armas de fuego, en ese orden", dijo Beaver.

Con el tiempo y la exposición repetida, el problema por lo general empeora, así que los conductistas animales recomiendan acostumbrar a los perros al sonido.

¿Cómo? Yin sugirió que, mientras se reproduce un CD de fuegos artificiales a un volumen bajo, se logre que el perro se sienta "feliz" lanzándole varias golosinas para perros y luego enseñándole un nuevo juego o truco. Las sesiones diarias de entrenamiento deben ser cortas, de cinco o diez minutos. Con cada nueva sesión, aumente gradualmente el volumen del CD. Eventualmente, el perro aprende que el sonido aterrador no es tan malo, porque le están sucediendo cosas buenas.

"Está cambiando lo que pasa por su cabeza", explicó Yin. "Está participando en conductas que eliminan su temor".

Idealmente, los propietarios deben comenzar a desensibilizar a sus perros al sonido de los fuegos artificiales uno o dos meses antes. Sin embargo, incluso si apenas quedan uno o dos días antes del día festivo, vale la pena intentarlo, aseguró.

Los propietarios de perros extremadamente asustadizos deben considerar pedir al veterinario un ansiolítico. Aunque con frecuencia los veterinarios recetan el tranquilizante acepromacina, Yin advirtió que el fármaco no reduce el temor de un perro, e incluso podría empeorar las cosas al aumentar la sensibilidad al sonido.

Otras estrategias para calmar a las mascotas nerviosas este Día de la Independencia incluyen:

  • Reproducir un CD de música de harpa que tenga como objetivo promover paz y relajación progresivas en los animales.
  • Usar un difusor de aromas con aceite de lavanda y camomila. Un estudio que apareció en 2005 en la revista Applied Animal Behavior Science encontró que el aroma ayudaba a los perros de los refugios a descansar y relajarse.
  • Ponerle una camiseta o chaleco contra la ansiedad al perro. Supuestamente, esa ropa de diseño especial aplica una presión suave pero calmante en el cuerpo medio del perro.
  • Comprar protectores para las orejas de su perro. Este bloqueador de sonido se diseñó para proteger el sensible oído de los perros que viajan en aviones privados.
  • Enviar al perro a casa de un amigo o familiar que esté en una zona libre de fuegos artificiales.
  • Convertir el sótano de la casa, que bloquea el sonido de forma natural, en un santuario temporal. ¿No tiene sótano? Coloque a su mascota en la habitación que esté más alejada de la celebración, con una cama suave y muchos juguetes. Cierre todas las persianas para bloquear los destellos de luz.

Algunos propietarios intentan consolar a sus nerviosos caninos sosteniéndolos o acariciándolos, pero investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania encontraron que esto no tenía ningún impacto sobre la reducción de los niveles de estrés en perros que tenían fobia a las tormentas. Lo que sí funcionó fue la presencia de uno o dos amigos caninos en la casa.

Eso calma a Azella, una perra esquimal por lo general muy confiada que entra en pánico cuando escucha un disparo, truenos, fuegos artificiales o la aguda alarma de un detector de humo.

"Si pudiera saltar a mis brazos como Shaggy y Scooby, lo haría", aseguró Christina Bournias, la propietaria de Azella, de St. Clair Shores, Michigan. "De hecho, a veces casi lo ha logrado".

Bournias ha intentado calmar a su nerviosa mascota con masajes, palabras cariñosas y grandes abrazos. Pero lo que más ayuda a Azella es la compañía de un amigo canino llamado Devlin. El mejor amigo de la perra esquimal la mantiene calmada cuando el vecindario está lleno de explosiones durante días, o hasta semanas, antes y después del Día de la Independencia.

"Su inocencia y alegría parecen ser terapéuticas", señaló.

Más información

Para más información sobre la psicología y la conducta de los perros, visite ASPCA.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad