SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Expertos sugieren desayunar con torta para bajar de peso

Por Healthday/MiDieta -
Expertos sugieren desayunar con torta para bajar de peso


Mientras la mayoría de las dietas para bajar de peso insiste en la reducción del consumo de harinas refinadas y azúcar, y en la inclusión de frutas y vegetales en la dieta diaria, un nuevo estudio realizado en Israel sostiene que por el contrario más que erradicar del menú a los dulces, habría que incluirlos en el desayuno. 

Investigadores de Tel Aviv realizaron un estudio para determinar qué comida del día y qué alimentos impactan más en la pérdida de peso en el corto y largo plazo. 

Los expertos descubrieron que agregar chocolate, tartas u otros dulces en el desayuno ayudaría a perder peso sin aumentar en el largo plazo. 

Para que esto sea posible, estos alimentos deberían estar incluidos en un desayuno balanceado de 600 calorías, que también tenga proteínas y carbohidratos. 

“La clave es complacer al metabolismo a la mañana cuando el cuerpo está más activo, así tendrá menos tendencia a consumir cosas dulces el resto del día”, explicaron la profesora Daniela Jakubowicz, el doctor Dr. Julio Wainstein y la doctora Mona Boaz de la Universidad Sackker de Tel Aviv.

"El desayuno es el momento del día en que se aporta al cuerpo la energía necesaria para las tareas diarias. Es el horario donde mejor se regula la grelina, hormona que aumenta las ganas de comer", explica la profesora Jakubowicz. "Mientras el nivel de grelina aumenta antes de cada comida, durante el desayuno se muestra menos activo", concluye.

La publicación "Esteroides" describió detalles de la investigación, donde 193 voluntarios obesos, no diabéticos, participaron de la prueba durante 32 semanas. Se los asignó al azar en dos grupos con idéntico consumo calórico diario: 1600 los hombres y 1400 las mujeres. El primer grupo recibió una dieta baja en carbohidratos y un desayuno de 300 calorías; el segundo grupo recibió un desayuno de 600 calorías, rico en proteínas y carbohidratos, y siempre se incluía un postre, como por ejemplo chocolate.

Durante el estudio los participantes perdieron un promedio de 33 libras (15 kilos) por persona, pero en el segundo grupo hubo diferencias drásticas. Los participantes del primer grupo recuperaron un promedio de 22 libras / 10 kilo, en tanto que los del segundo grupo perdieron otras 15 libras cada uno (6,8 kilos). Al final de las 32 semanas, quienes habían consumido el desayuno de 600 calorías habían perdido un promedio de 40 libras (18 kilos) por persona.

Para los expertos, consumir más calorías en el desayuno tendría sentido porque activa las funciones del cuerpo y alivia los ataques de hambre típicos de las dietas restrictivas. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad