SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Es seguro comerse los huevos de su nevera?

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -

Los expertos le dicen lo que necesita saber a raíz de la retirada masiva

MIÉRCOLES, 25 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Si usted es como millones de estadounidenses, las noticias recientes de una retirada masiva de huevos por contaminación por Salmonella probablemente haya hecho que evite pedir huevos fritos en el último par de semanas.

Sin embargo, ahora ha pasado algo de tiempo y ya empieza a sentir ganas de una tortilla de huevo. Por eso se está preguntando si es seguro comerse los huevos que languidecen en su nevera o si está dando pie a un ataque de vómito y calambres abdominales.

Los funcionarios sanitarios federales recomiendan que lo primero que debe hacer es revisar la fecha máxima de venta ("Sell By") del cartón y los dos números que están debajo para saber si sus huevos están involucrados en la retirada. Un número es el de la planta y el otro es la fecha de empaque, o fecha juliana, que muestra el día del año en que se empacaron los huevos. Por ejemplo, el 1 de enero es 001 y el 31 de diciembre, 365. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos tiene una lista de las designaciones numéricas que se incluyen en la retirada.

Wright County Farms y Hillandale Farms, las empresas para las que aplica la recogida, han identificado más de 16 marcas con las que se vendieron los huevos, pero la información está incompleta. Algunos de los huevos se vendieron individualmente en lugar de en cartones, por lo que podrían haber sido reempacados con otras marcas. SI no está seguro de la fuente de sus huevos, la FDA recomendó deshacerse de ellos.

Los huevos retirados ya deben haber desaparecido de las estanterías de su supermercado, pero no está de más revisar el cartón cuando vaya a comprar huevos.

La agencia y los expertos en seguridad alimentaria también ofrecieron la siguiente información para saber si se puede comer los huevos y cómo protegerse de la Salmonella.

Primero, ¿qué es la Salmonella enteritidis?

La Salmonella enteritidis es una bacteria que puede vivir dentro fuera de los huevos y causar enfermedades transmitidas por alimentos. Entre los síntomas se encuentran calambres, diarrea, náuseas, vómitos, escalofríos, fiebre y posiblemente dolor de cabeza entre 12 y 72 horas después de comer.

Aunque la salmonelosis puede hacer que se sienta muy mal, raras veces es fatal y en las personas sanas los síntomas duran pocos días, señaló Benjamin Chapman, profesor asistente de seguridad alimentaria de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Aún así, la salmonelosis no es algo para tomar a la ligera, recalcó Chapman. Puede inducir a complicaciones a largo plazo y es especialmente grave para mujeres embarazadas, niños muy pequeños, adultos mayores y quienes tengan sistemas inmunitarios deprimidos, anotó.

¿Cuáles son mis probabilidades de adquirirla por comer huevos?

La Salmonella es una bacteria bastante común, sobre todo en áreas de producción agrícola y ganadera, y es una de las causas más comunes de enfermedades transmitidas por alimentos, aseguró Chapman.

Incluso antes de la retirada, la evaluación del riesgo del Departamento de Agricultura de los EE. UU. de 2005 calculó que cerca de 20,000 huevos contenían Salmonella, señaló Chapman. Y no son solo los huevos. En años recientes, los brotes de salmonelosis se han relacionado con la mantequilla de maní, las frutas y verduras frescas, lo que incluye tomates y melones, así como con las aves y el cerdo, aseguró Chapman.

La gente también puede ser portadora asintomática de Salmonella, agregó.

¿Cuántas personas han enfermado hasta ahora?

Los cálculos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades alcanzan cerca de 1,300 casos. No se ha informado acerca de ninguna muerte. Sin embargo, las cifras reales podrían ser varios miles más, advirtió Chapman. La mayoría de la gente que adquiere salmonelosis no va al médico. Y cuando lo hacen, los médicos no exigen muestras de materia fecal, cosa que los pacientes preferirían no proporcionar de todos modos, aunque son necesarias para detectar la bacteria.

¿Cómo se contaminan los huevos?

La FDA sigue tratando de determinar la causa de la contaminación de los huevos de la recogida. Sin embargo, entre las fuentes probables podría haber roedores o alimentos para animales contaminados. Cuando las gallinas consumen el alimento contaminado con Salmonella, la bacteria puede desarrollarse en sus ovarios, lo que contamina los huevos durante su formación, explicó Chapman.

¿Se puede saber qué huevos están contaminados con solo mirarlos?

Los pollos infectados por Salmonella no muestran señales de tenerla, ni sus huevos, explicó Chapman. Los huevos contaminados con Salmonella tienen el mismo aspecto, olor y sabor que los demás huevos.

¿Cómo puedo protegerme de la salmonelosis?

Durante la preparación de los alimentos, tome precauciones lavándose muy bien las manos y los utensilios, y las superficies de la cocina luego de manipular huevos crudos. "Cuando usted rompe un huevo, un poco de su contenido le quedará en las manos o en las superficies de la cocina. La idea es asegurarse de lavar eso antes de poner un pedazo de pan accidentalmente encima", agregó Chapman.

Además, evite comer huevos crudos o a medio cocer. Calentar los huevos a al menos 68 °C (155 °F), cuando se endurecen las yemas y no hay señales visibles de que permanezca algo de líquido, eliminará la mayor parte de las bacterias y reducirá sus probabilidades de enfermarse, aseguró Chapman.

Otra opción es comprar huevos pasteurizados con cáscara, que venden muchos supermercados. Los huevos pasteurizados cuestan un poco más, pero la pasteurización elimina la mayor parte de la Salmonella.

Cuando se trata de guardar huevos, asegúrese de hacerlo en la nevera. La Salmonella se desarrolla más rápidamente a temperatura cálida, por lo que dejar los huevos sobre la mesa de la cocina es mala idea.

¿Hay algún alimento que haya que vigilar?

Los huevos crudos se usan para preparar el aderezo de la ensalada César, helado casero, masa de galletas y mayonesa. Evite pedir huevos fritos con la yema blanda.

¿Y qué hay con los productos de panadería y pastelería?

Debido a que las temperaturas elevadas necesarias para hornear eliminan la Salmonella, preparar un pastel al horno no debe constituir un problema, aseguró Chapman. Lo mismo aplica para los alimentos empacados que contienen huevo, como las mezclas para preparar torta y las galletas compradas en la tienda. Probablemente se hayan preparado con huevos pasteurizados de todos modos, según funcionarios de la FDA.

¿Es suficiente con cocinar todos los huevos a alta temperatura? ¿Necesito cerciorarme todavía si son parte de los huevos a retirar?

Incluso si tiene cuidado durante la preparación de los alimentos y cocina a fondo los huevos, los de la recogida siguen teniendo una alta probabilidad de contener Salmonella, advirtió Chapman. ¿Por qué correr el riesgo? Llévelos de vuelta al supermercado donde los compró para que le devuelvan su dinero.

Más información

Para más información sobre la salmonelosis, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad