SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Es malo medicar por cucharadas?

Por -
¿Es malo medicar por cucharadas?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Muchos padres suministran medicamentos a sus hijos por cucharadas en lugar de utilizar un gotero o medidor en mililitros. Esta costumbre puede llevar a que se consuma  tanto menos cantidad de lo necesario como mucho más, y en ambos casos es peligroso.

A la hora de dar una medicación a los niños, es mucho más rápido y cómodo medirla por cucharadas, pero ¿qué tamaño es el adecuado, una de té o una de mesa? Esta ambigüedad puede llegar a afectar la salud, ya que no se tiene la certeza de acertar con la dosificación prescripta por el médico. Y el peligro está latente tanto al consumir de menos como al hacerlo en exceso.

Los datos surgen de un estudio publicado recientemente en la revista Pediatrics, de la Academia Americana de Pediatría de EE.UU. Se contó con la colaboración de 287 padres de niños menores de 9 años, mayormente de origen hispano, que asistieron a dos salas de emergencia de la ciudad de Nueva York para tratar diversas enfermedades. Los investigadores registraron la edad de padres, su lengua natal, país de origen, raza, estatus social, nivel de educación y conocimientos de salud. Entre los niños se computó la edad, lugar de residencia y si padecían enfermedades crónicas.

Tras la consulta, los padres recibieron la prescripción de un medicamento líquido, que en la mayoría de los casos fue un antibiótico. Al tiempo los autores del estudio se contactaron por vía telefónica con los padres de los niños y se les preguntó cómo habían medido las dosis indicadas. 

Según surge del análisis de los datos obtenidos, el doctor Alan Mendelsohn, coautor del estudio y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, reveló que el 50 % de los participantes había utilizado una cuchara para dosificar el remedio indicado. Al respecto, el experto advirtió que una dosis incorrecta consiste en dar medicamento "de menos" o "de más" y en ambos casos puede ser peligroso, ya que una dosis menor puede causar que proliferen infecciones resistentes a la medicación, y la sobredosis puede traer enfermedades o efectos secundarios muy riesgosos.

Lo que se comprobó en estudio fue que casi un tercio de los padres dieron a sus hijos dosis erróneas de medicación, y 1 de cada 6 utilizó una cuchara de cocina en lugar de la jeringa oral o gotero que mide la cantidad de producto en mililitros. Menos de la mitad de las recetas entregadas especificaban las dosis en mililitros y la mayoría de los frascos la indicaban en cucharadas de té. Muchos padres asumieron que era lo mismo una cucharada de té que una de cocina, y entre los que  incurrieron en más errores figuraron quienes tenían  pocos conocimientos de salud y los que no eran angloparlantes.

Por este tipo de confusiones los autores del estudio insisten en que los tanto los farmacéuticos como otros profesionales de la salud promuevan el uso de los mililitros como unidad de medición, tanto al prescribir un medicamento como al indicarlo en la etiqueta de los envases.

En un documento de abril de 2013, el Departamento de Salud de EE.UU. conjuntamente con la Administración de Alimentos y Medicamentos y el Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) dan una serie de pautas de orientación para la industria farmacéutica. Las mismas establecen que las dosis de los medicamentos deben ser expresadas en mililitros, miligramos o microgramos, en lugar de utilizar medidas de uso cotidiano como tsp para cucharadas de té, TBSP para cucharas de mesa, cantidad de tragos o de granos o unidades.

Más para leer: 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad