SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En todo el mundo, la inactividad podría acabar con tantas vidas como el tabaquismo, según un informe

En todo el mundo, la inactividad podría acabar con tantas vidas como el tabaquismo, según un informe

La falta de ejercicio se relaciona con el cáncer, la diabetes y la enfermedad cardiaca, que provocan alrededor del diez por ciento de las muertes en el planeta

MIÉRCOLES, 18 de julio (HealthDay News) -- La inactividad es una importante causa de muertes en todo el mundo, e investigaciones recientes sugieren que un estilo de vida sedentario podría ser equivalente tanto al tabaquismo como a la obesidad en cuanto al aumento en el riesgo de enfermedad y mortalidad.

En cuatro artículos de investigación que aparecen en la edición en línea del 18 de julio de la revista The Lancet, parte de una serie con una temática especial sobre la actividad física, varios equipos investigativos calculan que el número de muertes relacionados con la inactividad es de 5.3 millones de personas en todo el mundo, tan recientemente como 2008.

Esta cifra atribuida al riesgo relacionado con la inactividad de importantes causas de muerte como el cáncer de mama y de colon, la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiaca, equivale a alrededor de una de cada diez muertes en el mundo, un recuento más o menos equivalente al número de personas que mueren como resultado de fumar.

Aunque el informe cita la asociación entre la inactividad y la mortalidad como más crítica en los países de ingresos bajos y medianos, los investigadores aseguran que la situación es un problema con dimensiones globales.

Un tercio de todos los adultos (alrededor de 1.5 mil millones de personas en todo el mundo) se enfrentan a un riesgo de enfermedad de 20 a 30 por ciento más alto debido a no participar en el tipo de actividad física de rutina (150 minutos de ejercicio moderado por semana) que típicamente recomiendan las autoridades de salud pública.

Esa cifra aumenta dramáticamente entre los adolescentes, de los cuales cuatro de cada cinco tienen un estilo de vida sedentario arriesgado.

Investigadores del Hospital Brigham and Women's y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, anotaron que, a nivel global, alrededor del 6 por ciento de los casos de enfermedad coronaria se originan por una falta de ejercicio adecuado, que también se relaciona con un promedio de alrededor de 7 por ciento de los casos de diabetes tipo 2. La inactividad física también da cuenta de un promedio de alrededor de diez por ciento de los casos de cáncer de mama y de colon en todo el mundo, añadieron.

Sin embargo, no todas las partes del mundo se ven afectadas de la misma forma, ya que los patrones de inactividad varían ampliamente según la región.

Por ejemplo, mientras que se considera que 43 por ciento de los norteamericanos son inactivos, esa cifra es de apenas 17 por ciento entre las personas del sureste de Asia. En Europa, las cifras de inactividad son muy variopintas, desde un máximo de aproximadamente 70 por ciento en Malta y Serbia a un mínimo de 17 a 18 por ciento en Estonia y los Países Bajos.

En consecuencia, la incidencia de enfermedad relacionada con la inactividad también varía según la región. Las muertes por enfermedad cardiaca provocada por un estilo de vida sedentario parecen ser más problemáticas en Europa, anotaron los investigadores, donde en 2008 se relacionaron con la inactividad 121,000 fallecimientos. En comparación, hubo 60,000 muertes de ese tipo en Norteamérica y 44,000 en el área oriental del Mediterráneo.

Pero en medio de un panorama generalmente pesimista, el equipo de investigación señala a una nota esperanzadora, al sugerir que si las tasas de inactividad física se redujeran incluso en diez por ciento globalmente, se podrían salvar hasta 533,000 vidas. Esa cifra aumentaría a hasta 1.3 millones si se redujera la inactividad en 25 por ciento.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tennessee apunta a una serie de medidas de salud pública que se podrían tomar para lograrlo.

"Dado que una actividad física incluso moderada, como caminar o montar bicicleta, puede tener sustanciales beneficios para la salud, comprender las estrategias que puedan aumentar dichas conductas en distintas regiones y culturas se ha convertido en una prioridad de salud pública", aseguró en un comunicado de prensa de la revista Gregory Heath, de la Universidad de Tennessee.

Heath y colegas subrayan los beneficios potenciales de las campañas en los medios masivos de comunicación, diseñadas para fomentar la actividad, junto con la promoción de redes de respaldo social bajo la forma de clubes de actividad y clases gratuitas de ejercicios en la comunidad. Los esfuerzos por crear espacios públicos seguros para montar bicicleta y caminar también se presentan como útiles en la lucha por lograr que las personas se muevan.

Mientras tanto, un equipo liderado por Michael Pratt de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. apuntó a la promesa de los teléfonos celulares, en particular los mensajes de texto, como una forma de llevar un mensaje a favor del ejercicio al público general.

"Con la alta incidencia de la inactividad física y el rápido crecimiento del sector de los teléfonos celulares en los países de ingresos bajos y medianos, hay un potencial para efectos a nivel poblacional que realmente pudieran influir sobre la salud global", anotó Pratt en el comunicado de prensa.

Más información

Para más información sobre las recomendaciones de actividad física, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad