SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El uso inadecuado de lentes de contacto provoca millones de infecciones

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
El uso inadecuado de lentes de contacto provoca millones de infecciones

La higiene adecuada de las lentes puede evitar la mayoría de los casos de queratitis, según los expertos.

Millones de estadounidenses usan mal las lentes de contacto (las llevan demasiado tiempo y no las limpian adecuadamente) y eso provoca al menos un millón de casos de infecciones oculares en Estados Unidos al año, según un nuevo informe.

Estas infecciones se conocen clínicamente como queratitis, una infección de la córnea, la cúpula transparente que cubre la parte coloreada del ojo.

La queratitis puede provocar dolor e inflamación y, en los casos graves, incluso ceguera, según los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. que realizaron el nuevo informe que fue publicado el jueves.

Para un estimado de 38 millones de estadounidenses que llevan lentes de contacto, el factor de riesgo más alto de sufrir esta infección es el cuidado inadecuado de las lentes, afirman los expertos de la agencia.

"Las lentes de contacto ofrecen muchos beneficios, pero no están exentas de riesgos", comentó durante una conferencia de prensa la Dra. Jennifer Cope, epidemióloga médica de los CDC.

"La queratitis puede ser una infección preocupante, pero se puede prevenir si las personas siguen unos hábitos saludables y cuidan sus ojos y sus lentes", añadió.

Algunos malos hábitos, como dormir con las lentes de contacto, no lavarlas y no reemplazar la solución de las lentes con frecuencia, y dejar que las lentes de contacto se mojen al nadar o en la ducha, aumentan en gran medida el riesgo de queratitis, advirtió Cope.

Por ejemplo, "las personas que llevan sus lentes de contacto puestas durante la noche tienen más de un 20 por ciento más de probabilidades de contraer queratitis", comentó.

Sin embargo, cuando se tratan con rapidez, la mayoría de los casos de queratitis pueden curarse fácilmente sin que haya daños permanentes, añadió.

Pero el tratamiento puede ser caro. Según Cope, el precio promedio de la visita al médico por esta afección es de aproximadamente 151 dólares y el precio promedio de las visitas a emergencias es de 587 dólares.

En total, la queratitis añade unos 175 millones de dólares cada año a las facturas médicas de los estadounidenses, señaló.

Para el informe, los investigadores de los CDC analizaron tres bases de datos nacionales de centros de atención ambulatoria y salas de emergencias. Gracias a su trabajo crearon, por primera vez, unos estimados de cuántos casos de queratitis se producen en Estados Unidos. Estimaron que cada año hay unas 930,000 visitas a las consultas del médico y a clínicas ambulatorias y 58,000 visitas a las salas de emergencias por infecciones oculares.

Un número mayor de mujeres que de hombres fueron al médico por una infección ocular (un 63 por ciento) y terminaron yendo a la sala de emergencias (un 55 por ciento), hallaron los investigadores. La queratitis afecta a todos los grupos de edad, desde los adolescentes hasta las personas mayores, añadió el equipo de los CDC.

El Dr. Alfred Sommer es profesor de oftalmología en el Instituto del Ojo Wilmer de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. Describió la queratitis como "una lesión o inflamación de la córnea, la parte clara de la parte delantera del ojo a través de la que vemos".

"No hay duda de que a muchas personas les encanta usar lentes de contacto en lugar de gafas. Pero usar lentes de contacto conlleva un riesgo de infección y, en los casos extremos, de ceguera", señaló Sommer.

Si la queratitis no se trata con rapidez y efectividad, provoca una cicatriz que afecta a la vista, explicó. Y "si no se cura, puede ocasionar una perforación, y en el peor de los casos, se puede perder el ojo. Es esencial reconocerla y tratarla con rapidez. Los pacientes casi siempre son conscientes del problema, dado que generalmente provoca un dolor significativo, además de hacer que la visión se vuelva borrosa".

Sommer advirtió que no limpiar los estuches de las lentes y unas malas prácticas de limpieza pueden provocar la contaminación de las lentes de contacto y aumentar dramáticamente el riesgo de queratitis.

Pero ese riesgo se puede minimizar, dijo, si se asegura de no dejar nunca las lentes de contacto en los ojos por la noche y si sigue con mucho cuidado las técnicas adecuadas para limpiarlas y guardarlas.

Para prevenir la queratitis, los CDC recomiendan:

  • lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar las lentes de contacto,
  • quitarse las lentes de contacto antes de acostarse, ducharse o nadar,
  • frotar y enjuagar las lentes de contacto en una solución desinfectante después de quitárselas,
  • frotar y enjuagar el estuche de las lentes de contacto con una solución para las lentes de contacto, secar el estuche y mantenerlo al revés con la tapa abierta,
  • reemplazar las lentes de contacto al menos cada 3 meses.

Los CDC también recomiendan llevar gafas si se han de quitar las lentes de contacto.

El nuevo informe aparece en la edición del 14 de noviembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Para más información sobre las lentes de contacto, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad