SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El uso del tratamiento del cáncer de próstata se reduce cuando Medicare paga menos a los médicos

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -

Un estudio halla que los incentivos financieros influyen en las tasas de tratamiento

MIÉRCOLES, 3 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Cuando Medicare redujo las tarifas de reembolso para el tratamiento hormonal de hombres con cáncer de próstata, el uso disminuyó de forma drástica.

Pero los pacientes que se beneficiaban realmente del tratamiento, la terapia de privación de andrógenos, lo recibieron, informan investigadores en la edición del 4 de noviembre de New England Journal of Medicine.

"Probablemente lo que estamos observando aquí es cómo los médicos podrían responder a los incentivos financieros y a las cuestiones de incertidumbre médica", señaló el autor del estudio, el Dr. Vahakn Bedig Shahinian, profesor asistente de medicina interna en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. "Esta situación afecta probablemente a varios escenarios médicos que no tienen nada que ver con el cáncer de próstata".

Otros expertos estuvieron de acuerdo.

"Está claro que hay otras áreas en las que esto ocurre, incluso en otras áreas del cáncer de próstata en estos momentos. Por ejemplo, los reembolsos para la radioterapia con haz de protones son muy buenos, por lo que algunos centros están impulsando esta forma de tratamiento", coincidió el Dr. Judd W. Moul, jefe de la división de cirugía urológica del Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

"Otro ejemplo clásico son las pruebas de imagen diagnóstica", apuntó Moul. "Las tomografías axiales computarizadas (TAC) también reciben buenos reembolsos, por lo que muchos médicos instalan unidades de imagen diagnóstica en sus consultorios. Estos centros aportan beneficios".

La Ley de Modernización de Medicare que entró en vigor en 2004 y 2005 redujo el reembolso de los médicos para la terapia de privación de andrógenos en un 50 por ciento.

En los 90, cuando las tasas de reembolsos eran mucho más altas, el número de hombres que recibían esta terapia aumentó mucho. El tratamiento se considera eficaz en cánceres más avanzados y de mayor riesgo, y no tan útil en pacientes que tienen tumores de bajo grado confinados aún a la próstata, aunque siguen surgiendo nuevas pruebas sobre la terapia hormonal.

"Existía una diferencia significativa entre lo que los médicos pagaban por los medicamentos y lo que Medicare cubría cuando se los administraban a los pacientes", dijo Moul. "El resultado es que eran muy rentables para los médicos".

Para evaluar el impacto de la Ley de Modernización de Medicare, Shahinian y colegas analizaron los registros de casi 55,000 hombres diagnosticados con cáncer de próstata entre 2003 y 2005. Los pacientes se dividieron según las características de sus tumores, por ejemplo, localizado frente a localmente avanzado, y si existían pruebas que respaldaban el uso de la terapia en tales casos. Se estableció una categoría intermedia para los casos en que la decisión era menos clara.

El uso innecesario de la terapia de privación de andrógenos se redujo al pasar de 38.7 por ciento en 2003 a 30.6 por ciento en 2004, y luego a 25.7 por ciento en 2005, apuntaron los autores del estudio.

Pero no hubo cambios en cuanto al uso apropiado de la terapia, que se mantuvo estable, destacaron los investigadores. Mientras tanto, el uso de la zona gris se redujo en 2005, pero no en el año anterior.

Las investigaciones que encontraron algunos efectos adversos en el uso de la terapia hormonal también pudieron haber contribuido al descenso, señalaron los autores.

No está claro si estos hallazgos, o cambios similares en el reembolso de otras áreas, afectarán al sistema de atención de salud de EE.UU., sobre todo ante la tendencia actual hacia la medicina personalizada.

"Es muy subjetivo. No hay directrices definidas. Sólo sugerencias", señaló Moul. "En general, lo adecuado es utilizar la terapia hormonal en los hombres de mayor riesgo y en los casos más graves, pero hay una zona gris bastante significativa", apuntó.

"Probablemente sean muchas las áreas en las que el sistema podría reforzarse, y donde podríamos ahorrar dinero, pero el inconveniente será una gran cantidad de pacientes individuales que van a estar enojados porque no pueden conseguir lo que desean", agregó.

Shahinian es consultor de la firma de biotecnología Amgen. La American Cancer Society (Sociedad Estadounidense del Cáncer) financió este estudio.

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer tiene más información sobre la terapia de privación de andrógenos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad