SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El uso de los programas de intercambio de jeringuillas aumenta de forma dramática en 10 años, según los CDC

El uso de los programas de intercambio de jeringuillas aumenta de forma dramática en 10 años, según los CDC

Pero muchos consumidores de drogas siguen compartiendo agujas en ocasiones, encuentra un informe

MIÉRCOLES, 30 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Aunque hubo un aumento significativo en el uso de los programas de servicios de jeringuillas (SSP, por sus siglas en inglés), que se conocen de forma más común como programas de intercambio de jeringuillas, a lo largo y ancho de Estados Unidos en la última década, muchos usuarios de drogas inyectadas no siempre usan jeringuillas estériles, según un informe del gobierno federal.

Las jeringuillas usadas ponen a los consumidores de drogas en riesgo de enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis B y C, anotó el informe.

Los programas de intercambio de jeringuillas ofrecen agujas y jeringuillas estériles a los consumidores de drogas inyectadas. Esos programas también remiten a los consumidores de drogas a servicios de prevención, atención y tratamiento.

Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. observaron datos de usuarios de drogas inyectadas en 22 ciudades con unas tasas altas de VIH. En 2015, un 54 por ciento de los consumidores de drogas inyectadas dijeron que utilizaron un programa de intercambio de jeringuillas en el año anterior. Se trata de un aumento significativo frente al 36 por ciento que dijeron que usaron ese tipo de programa en 2005.

A pesar del aumento en la utilización de programas de intercambio de jeringuillas, en 2015 un 33 por ciento de los consumidores de drogas dijeron que habían compartido una jeringuilla en el año anterior. En 2005, esa cifra fue de un 36 por ciento, según el informe de los CDC.

"Las epidemias de opiáceos recetados y de heroína están devastando a las familias y a las comunidades de todo el país, y el potencial de nuevos brotes de VIH es una preocupación creciente", señaló en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Tom Frieden, director de la agencia.

"Nuestra meta es que las personas vivan lo suficiente para detener el uso de sustancias y que no contraigan el VIH ni otras infecciones graves mientras se inyectan... los SSP pueden ayudarlas a lograr ambas cosas", aseguró.

Los usuarios de drogas inyectadas conforman alrededor del 9 por ciento de las infecciones con VIH diagnosticadas cada año en Estados Unidos. El consumo de drogas inyectadas ha sido un factor en el aumento de un 150 por ciento en los casos agudos de infecciones de hepatitis C en los últimos años, según el informe.

Los diagnósticos anuales de SIDA entre los consumidores de drogas inyectadas en Estados Unidos se han reducido en alrededor de un 90 por ciento desde su máximo en 1993. Pero sigue habiendo una demanda no satisfecha de agujas y jeringuillas estériles. Esto es particularmente así en las áreas rurales donde el acceso a esos programas puede ser limitado, y en las ciudades o sus suburbios donde los programas de intercambio de jeringuillas están restringidos o prohibidos, dijeron los autores del informe.

"Hasta ahora, el país ha logrado avances sustanciales en la prevención del VIH entre las personas que se inyectan drogas, pero ese éxito se ve amenazado", advirtió el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH/SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la TB de los CDC.

"Los programas de servicios de jeringuillas funcionan, y su expansión es esencial para el progreso en las próximas décadas", planteó Mermin.

El informe también resaltó el progreso en la prevención del VIH entre los usuarios de drogas inyectadas negros e hispanos, pero descubrió tendencias preocupantes entre los usuarios de drogas blancos.

El porcentaje de usuarios negros de drogas inyectadas en las 22 ciudades que dijeron que obtenían todas las jeringuillas de una fuente estéril aumentó en un 48 por ciento. El porcentaje de consumidores negros de drogas que reportaron compartir jeringuillas se redujo en un 34 por ciento entre 2005 y 2015. A nivel nacional, la cantidad de diagnósticos de VIH entre los consumidores negros de drogas inyectadas se redujo en alrededor de un 60 por ciento entre 2008 y 2014, según el informe.

El porcentaje de usuarios hispanos de drogas inyectadas que dijeron que compartían jeringuillas se redujo en un 12 por ciento entre 2005 y 2015. La cantidad de diagnósticos de VIH entre los usuarios hispanos de drogas inyectadas se redujo en casi un 50 por ciento entre 2008 y 2014, encontró el informe.

El porcentaje de usuarios blancos de drogas inyectadas que dijeron que compartían jeringuillas era de un 45 por ciento en 2005 y de un 43 por ciento en 2015. El porcentaje de los que dijeron que recibían todas las jeringuillas de fuentes estériles permaneció sin cambios, en un 22 por ciento, a lo largo de la década, según el informe.

La cantidad de diagnósticos de VIH entre los usuarios de drogas inyectadas blancos bajó en alrededor de un 27 por ciento entre 2008 y 2014. Pero la cantidad de diagnósticos permaneció estable entre 2012 y 2014.

Los hallazgos se publicaron el 29 de noviembre en la revista Vital Signs de los CDC.

Más información

Los CDC ofrecen más información sobre el uso de drogas inyectadas y el VIH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad