SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El uso de antidepresivos de la futura madre podría vincularse con los problemas del habla en el niño

El uso de antidepresivos de la futura madre podría vincularse con los problemas del habla en el niño

Un estudio muestra un vínculo, pero no puede probar causalidad, y los expertos enfatizan que el riesgo general es bajo

MIÉRCOLES, 12 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Los niños cuyas madres usaban un tipo de antidepresivo que se receta con frecuencia cuando estaban embarazadas podrían ser más propensos a desarrollar trastornos del habla y del lenguaje, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que las madres que compraron inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) al menos dos veces durante el embarazo tenían un 37 por ciento más de probabilidades de tener un hijo con un trastorno del habla y/o del lenguaje que aquellas que no tomaron los antidepresivos.

Entre los ISRS se encuentran medicamentos como Celexa, Lexapro, Paxil, Prozac y Zoloft.

El estudio fue observacional, lo que significa que no pudo probar que los fármacos ayudaran a provocar los problemas del lenguaje y el habla, solo que había una asociación. Y los expertos que revisaron los hallazgos enfatizaron que las mujeres que necesitan un ISRS durante el embarazo quizá deban perseverar con el medicamento de cualquier forma.

"Hay que recordar que la prevalencia de trastornos del habla y del lenguaje fue muy baja en todos los niños estudiados, incluyendo los que fueron expuestos a los ISRS en el periodo prenatal", comentó el Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría infantil, del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York.

Según Adesman, "incluso si estudios de seguimiento confirman que el uso de ISRS durante el embarazo aumenta de forma modesta el riesgo de que esos niños tengan un trastorno del habla y del lenguaje, es importante anotar que la depresión, si no se trata durante el embarazo, también plantea riesgos significativos para la madre".

El nuevo estudio fue dirigido por el Dr. Alan Brown, profesor de epidemiología y psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. Su equipo siguió a más de 845,000 nacimientos en Finlandia entre 1996 y 2010. Se realizó un seguimiento a los niños hasta los 3 años de edad.

El estudio encontró que las madres que compraron ISRS al menos dos veces durante el embarazo tenían un 37 por ciento más de probabilidades de tener un hijo con un trastorno del habla y/o del lenguaje que aquellas que no tomaron los antidepresivos.

No hubo un vínculo entre el uso de ISRS en el embarazo y el riesgo de trastornos motores (del movimiento) o el rendimiento académico en los niños.

Los ISRS se usan cada vez más durante el embarazo para tratar la depresión y otros trastornos psiquiátricos, anotaron los autores del estudio, pero pueden cruzar la placenta y llegar al feto.

"Hasta donde sepamos, este es el primer estudio en examinar la relación entre el uso materno de antidepresivos y los trastornos del lenguaje y el habla, escolares y motores en sus hijos", apuntó Brown en un comunicado de prensa de la Columbia.

Enfatizó que no se pudo probar una relación causal, y que otros factores podrían explicar el vínculo.

Por ejemplo, "la gravedad de la depresión materna no puede descartarse como explicación del aumento en los trastornos infantiles del habla y el lenguaje" en los niños cuyas madres tomaban un ISRS, dijo Brown.

Adesman se mostró de acuerdo en que el tema es complejo, y las mujeres embarazadas no deben dejar de tomar un antidepresivo de inmediato basándose en estos hallazgos.

"Las mujeres que toman ISRS para la depresión y que están planificando quedar embarazadas deben hablar sobre los riesgos y los beneficios de continuar el ISRS con su proveedor de atención de la salud", aconsejó Adesman, que no participó en el nuevo estudio.

La Dr. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo con Adesman, diciendo que "lo importante de recordar es que el riesgo general de trastornos del habla y del lenguaje [de un niño dado] sigue siendo muy bajo".

También enfatizó que un antidepresivo efectivo con frecuencia es esencial para algunas mujeres, de forma que cualquier riesgo para el niño "se debe sopesar con los riesgos de la depresión sin tratar. Las madres en riesgo de depresión grave y suicidio tal vez no puedan dejar de tomar los ISRS".

El estudio fue financiado en parte por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., y aparece en la edición en línea del 12 de octubre de la revista JAMA Psychiatry.

Más información

La Oficina de Salud de las Mujeres de EE. UU. ofrece más información sobre el embarazo y los medicamentos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad