SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Antibióticos en niños pequeños causan obesidad

Por Healthday -
Antibióticos en niños pequeños causan obesidad
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Los niños menores de 2 años que reciben tratamiento con antibióticos de amplio espectro tienen un 16% más de posibilidades de ser obesos, halló un amplio estudio entre 65,000 pequeños.

El uso de antibióticos en niños muy pequeños, sobre todo los de amplio espectro, cambian la conformación de las bacterias intestinales y aumentan la tendencia a ser obeso en la infancia.

Según los resultados de un estudio revelador que relaciona la obesidad con los antibióticos en niños menores de 2 años, los pediatras deben reflexionar bien antes de recetarlos. "Es un motivo para pensar si se necesitan antibióticos o no, y qué antibiótico se elige", planteó el investigador líder, Dr. Charles Bailey, de la Universidad de Pensilvania.

Para realizar la investigación, que fue publicada en JAMA Pediatrics, Bailey y sus colaboradores observaron los expedientes de salud de casi 65,000 niños atendidos en clínicas entre 2001 y 2013; hicieron el seguimiento desde el nacimiento hasta los 5 años. Examinaron su estatura y peso, y los clasificaron como de peso normal, con sobrepeso u obesos.

Así observaron que el 69% de los niños recibieron antibióticos antes de los 2 años, y que en promedio, tenían 2.3 prescripciones de antibióticos a esa edad.

Antibióticos en la mira

Los investigadores también observaron diferencias entre antibióticos de espectro reducido y los de amplio espectro. "Los niños que recibieron antibióticos de amplio espectro tenían un riesgo un 16% más alto de obesidad que los que no", apuntó Bailey.

No se halló un vínculo entre los fármacos de espectro reducido y el riesgo de obesidad.

Bailey y su equipo decidieron observar el vínculo posible entre el uso temprano de antibióticos y el riesgo de obesidad porque las investigaciones anteriores han sugerido que el ambiente microbiano intestinal de una persona podría vincularse con la obesidad, y el uso de antibióticos podría afectar ese ambiente.

"En la mayoría de los niños, la obesidad no es el resultado de una cosa que hacen o que no hacen", comentó. Y el aumento del 16% en el riesgo no es muy grande, reconoció, pero los muchos factores que podrían fomentar la obesidad se acumulan.

Los padres pueden preguntar a un médico que recomienda que su hijo pequeño tome un antibiótico si el tratamiento es realmente necesario. Si lo es, pueden consultar si un antibiótico de espectro reducido funcionaría, aconsejaron los científicos.

El estudio fue financiado por una donación de la American Beverage Foundation for a Healthy America al Hospital Pediátrico de Filadelfia para respaldar el Programa para un Peso Saludable del hospital.

El riesgo que se encontró es relativamente pequeño, pero el hallazgo "sin duda es otro motivo para preocuparnos de usar los antibióticos con más cuidado y prudencia", aseguró el Dr. Andrew Pavia, jefe de enfermedades infecciosas pediátricas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah, en Salt Lake City.

Si los niños necesitan de verdad un antibiótico, "los beneficios deben superar los daños" concluyó Pavia.

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad