SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El 'turismo' de trasplantes de riñón tiene sus riesgos, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
El 'turismo' de trasplantes de riñón tiene sus riesgos, según un estudio

Las infecciones, las complicaciones y el rechazo de órganos son más probables que para los pacientes que reciben un órgano en su propio país

VIERNES, 6 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Cuando las personas se cansan de estar en una lista de espera para un trasplante de riñón, es posible que empiecen a pensar en una medida desesperada: viajar a un país donde puedan comprar un riñón de un donante en el mercado negro.

Pero más allá de las cuestiones legales y éticas, los riesgos para la salud hace que no merezca la pena, según los expertos.

La mayoría de los países prohíben esta práctica, que a veces se conoce como "turismo de trasplantes" y ha sido ampliamente condenada por razones éticas. Ahora un nuevo estudio enfatiza otra cuestión: a las personas que compran un riñón donado simplemente no les va tan bien.

Unos investigadores de Bahréin descubrieron que las personas que viajan al extranjero para comprar un riñón (a países como Filipinas, India, Paquistán e Irán) a veces contraen infecciones graves.

Esas infecciones incluyen enfermedades hepáticas como la hepatitis B y C, además de citomegalovirus, que pueden resultar letales para la persona que recibe el trasplante, según los investigadores.

Además, las personas que compraron riñones donados también se enfrentaron a tasas más altas de complicaciones quirúrgicas y rechazo de órganos, en comparación con los que reciben un trasplante legal en su país de origen.

El Dr. Amgad El Agroudy, de la Universidad del Golfo de Arabia, presentó los hallazgos el viernes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nefrología (American Society of Nephrology, ASN), en San Diego.

No está claro con qué frecuencia los pacientes estadounidenses se arriesgan y viajan al extranjero para comprar un riñón en el mercado negro, según el Dr. Gabriel Danovitch, director de trasplantes de riñones de la Universidad de California, en Los Ángeles.

"En realidad no hay modo de saber la cifra", dijo Danovitch, que no participó en el estudio.

"Pero tengo la impresión de que las cifras son bastante bajas, ya que los peligros del turismo de trasplantes cada vez son más evidentes", añadió.

¿Por qué es una proposición riesgosa? Según Danovitch, hay algunas razones generales: Es posible que no se examine adecuadamente a los donantes de órganos de pago, y los destinatarios quizá no sean buenos candidatos para un trasplante, por decir dos.

"En un sistema de pago, el interés principal es ganar dinero", dijo Danovitch. "A los centros que están dispuestos a hacer esto realmente no les importa lo que le ocurra a los donantes o a los destinatarios después del trasplante".

Para las personas con una insuficiencia renal crónica en estado avanzado, las opciones de tratamiento son la diálisis o un trasplante. Pero no hay suficientes órganos de donantes para satisfacer la demanda. En Estados Unidos, casi un millón de personas tienen una enfermedad renal en fase terminal, y hay aproximadamente 102,000 personas en la lista de espera para un trasplante, según la National Kidney Foundation.

Los trasplantes de riñón pueden proceder de un donante vivo o fallecido, pero los trasplantes de donantes vivos tienen más probabilidades de éxito, según las autoridades sanitarias de EE. UU.

De forma ideal, dijo Danovitch, las personas encuentran a su propio donante, que a menudo es un familiar o un amigo. Si eso no ocurre, van a una lista de espera para un órgano de un donante vivo o fallecido.

Ahora mismo, el tiempo de espera típico es de casi 4 años, según las cifras del gobierno federal.

La carencia de riñones para la donación podría empeorar, dijo Danovitch, debido a las altas tasas de obesidad, hipertensión y diabetes, que son factores de riesgo importantes de enfermedad renal.

Aun así, comprar un riñón nunca será una decisión prudente, según Danovitch. "La medicina no ética es mala medicina", dijo.

El Dr. David Cohen, profesor del Centro Médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo.

"Algunos pacientes podrían decir que seguir en diálisis también conlleva sus riesgos", dijo Cohen, que también es miembro del Grupo Asesor de Trasplantes de la ASN.

"Pero los médicos y los enfermeros que le cuidan en casa se preocupan por su bienestar a largo plazo", señaló Cohen. "Allí [en un sistema de pago] no. Lo que les interesa es el dinero. Le irá mejor a largo plazo si continúa en la lista de espera para un trasplante".

Los hallazgos se basan en 270 pacientes de Bahréin que viajaron a otro país para comprar un riñón de un donante. El equipo de Agroudy comparó a estos pacientes con otros 123 parecidos que recibieron un trasplante de un donante vivo, en el centro médico de los investigadores.

En general, los pacientes que compraron sus órganos tuvieron una tasa más alta de complicaciones quirúrgicas, como la acumulación de fluidos y la obstrucción de los uréteres (los conductos por los que pasa la orina desde los riñones a la vejiga), hallaron los investigadores.

Los órganos de esos destinatarios también tenían una esperanza de vida más corta: un año después, el 91 por ciento de esos riñones seguían funcionando, frente al 98 por ciento de los riñones que fueron trasplantados en el hospital de Bahréin.

Por supuesto, los donantes de pago también corren riesgos, indicó Danovitch. También pueden sufrir infecciones y complicaciones quirúrgicas, y a largo plazo están en riesgo de sufrir un deterioro de la función del riñón que les queda.

Tanto él como Cohen aconsejaron a los pacientes con una enfermedad renal que se atuvieran a la atención médica legal de su país.

"Si le han dicho que no es candidato para un trasplante, busque una segunda opinión", sugirió Danovitch.

Pero la realidad es, añadió, que un trasplante no es una buena opción para algunos pacientes, como, por ejemplo, los que cuentan con un mal estado de salud debido a afecciones médicas coexistentes.

Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La National Kidney Foundation tiene más información sobre los trasplantes de riñón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad