SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El suicidio de la madre podría aumentar las probabilidades de intento de suicidio en los hijos más adelante

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
El suicidio de la madre podría aumentar las probabilidades de intento de suicidio en los hijos más adelante

Un estudio sueco halla que el riesgo es casi el doble, pero no un efecto similar en caso de suicidio del padre

JUEVES, 21 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una nueva investigación de Suecia sugiere que el suicidio de la madre podría influir sobre el riesgo de intento de suicidio en sus hijos posteriormente, incluso más que el suicidio del padre.

La investigación no demuestra si el suicidio de los padres, ya sea de la madre o del padre, hace que los hijos se enfrenten a un mayor riesgo de intento de suicidio. Además, los investigadores apuntaron que el número de hijos del estudio que terminó en el hospital luego de un intento de suicidio era pequeño.

No obstante, "los pediatras, los padres que sobreviven y los educadores deben estar al tanto del posible riesgo y ofrecer fuentes de remisión apropiadas para estos niños si es necesario", señaló la autora del estudio, S. Janet Kuramoto, estudiante de posgrado de la Facultad de salud pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

En 2007, el suicidio fue la causa de muerte número diez en Estados Unidos, con casi 34,600 muertes, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. El suicidio es más frecuente entre los hombres, pues cuatro veces más hombres que mujeres se quitan la vida.

Estudios anteriores habían sugerido que los hijos de quienes se suicidan están en mayor riesgo de tener pensamientos suicidas, pero no estaba claro si estos problemas se relacionaban con el suicidio de uno de los padres o con el hecho de que el padre o la madre muriera, independientemente de la causa, apuntó Kuramoto. Los autores del nuevo estudio intentaban obtener una mejor comprensión del problema.

Examinaron las bases de datos suecas para descubrir lo que le pasó a 5,600 niños cuyas madres se quitaron la vida y a 17,847 cuyos padres se suicidaron entre 1973 y 2003. Los investigadores compararon esos datos con las tasas de niños cuyo padre o madre murieron en accidentes.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea de noviembre de Pediatrics.

Después de ajustar las estadísticas para descartar los signos de enfermedad mental en los padres, los investigadores encontraron que los hijos de las mujeres que se suicidaron eran casi el doble de propensos a ser hospitalizados por intento de suicidio que aquellos cuyas madres murieron en accidentes.

"Esto parece un incremento muy significativo, pero la mayoría de la descendencia, más del 95 por ciento, no acabó en el hospital por intento de suicidio durante el periodo de tiempo", apuntó Kuramoto. En general, "el 2 por ciento de los niños que perdieron a sus madres en un accidente fatal fue hospitalizado después por intento de suicidio, así como el 4 por ciento de los niños cuyas madres se quitaron la vida", señaló.

Una anomalía del estudio fue el hecho de que los hijos de padres que se habían suicidado no parecían tener un riesgo significativamente alto de intento de suicidio. No está claro por qué el suicidio de la madre, que es menos común, puede haber tenido un efecto más pronunciado que el suicidio del padre.

Thomas Joiner, profesor de psicología de la Universidad Estatal de Florida y autor de libros sobre el suicidio, tiene una teoría. El suicidio es poco común en las mujeres y "cuando ocurre, se debe a la presencia de una enfermedad grave, incluso más que cuando sucede en los hombres". Esta enfermedad podría ser señal de problemas genéticos que las madres podrían transmitir a sus hijos, apuntó.

¿Sugieren los resultados del estudio sueco alguna explicación para los casos de hijos de las personas que se quitan en la vida en Estados Unidos? Es difícil saberlo, apuntó Kuramoto. La tasa de suicidio es ligeramente más alta en Suecia, especialmente entre las mujeres, señaló Kuramoto, pero la atención sanitaria universal también significa que es más fácil para los suecos tener acceso a la atención de salud mental.

Si bien los hallazgos del estudio no demuestran que el suicidio de los padres cause directamente que sus hijos se vuelvan suicidas, sí sugieren que "los miembros de la familia están conectados, para bien o para mal, y que tienen un profundo impacto unos sobre otros", señaló el experto en suicidio M. David Rudd.

"Incluso los individuos que tienen una enfermedad mental, que se sienten solos, sin esperanzas y poco importantes, son cualquier cosa menos insignificantes. El efecto dominó de una vida, y muerte, puede perdurar a través de muchas vidas y generaciones", dijo Rudd, decano de la Facultad de ciencias sociales y del comportamiento de la Universidad de Utah.

Más información

Más información sobre el suicidio y la prevención del suicidio en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad