Quantcast

Publicidad

Comentarios

El peligro de envenenamiento por monóxido de carbono aumenta con la llegada del frío

Publicado -

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Los aparatos de calefacción como las chimeneas, hornos o faroles pueden emitir un gas mortal

DOMINGO, 25 de noviembre (HealthDay News) -- La llegada del frío aumenta el riesgo de envenenamiento por monóxido de carbono, lo que puede suceder cuando los hornos de gas, las chimeneas y otros aparatos de calefacción no funcionan adecuadamente y emiten el peligroso gas dentro de la casa, advierten los expertos.

"El monóxido de carbono no se puede ni ver ni oler, pero sí que puede provocar daños significativos en su salud y quizá hasta matarle", advierte la Dra. Kalpalatha Guntupalli, jefa de atención pulmonar crítica y de la sección del sueño del Hospital Ben Taub del Harris Health y profesora en el Colegio Baylor de Medicina, en un comunicado de prensa del Harris Health System.

El monóxido de carbono entra en el torrente sanguíneo y le arrebata el oxígeno al cuerpo. Una exposición leve al gas se puede tratar fácilmente, pero exponerse a una gran cantidad y de forma prolongada puede ser letal.

Algunos de los signos de exposición al monóxido de carbono son: dolor de cabeza; entrar en un estado de confusión; náusea o vómitos, y sentirse débil.

Cada año en Estados Unidos, el monóxido de carbono acaba con la vida de alrededor de 400 personas y es responsable de 4,000 hospitalizaciones, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Alrededor de 20,000 personas enferman lo suficiente por la exposición al monóxido de carbono como para tener que acudir al departamento de emergencias.

Las personas mayores, los niños y aquellos con afecciones crónicas tales como la enfermedad cardiaca, la anemia y problemas pulmonares cuentan con el mayor riesgo, observaron los autores del estudio.

El equipo de Guntupalli insta a todos a que revisen si hay escapes de monóxido de carbono en sus aparatos de calefacción con gas. Otras fuentes posibles de monóxido de carbono son las cocinas de gas, los faroles y las chimeneas en las que se quema madera.

Además, el Dr. Nick Hanania, director del Centro de Investigación Clínica sobre el Asma del Hospital Ben Taub del Harris Health y profesor asociado del Colegio Baylor de Medicina, señaló que nunca se deberían usar generadores de gasolina o asadores de carbón bajo techo, o usar las estufas de gas ni hornos para calentar la casa.

Todas las casas deberían disponer de detectores de monóxido de carbono, añadió.

"Es posible que usted esté creando monóxido de carbono y que no se dé cuenta hasta que sea demasiado tarde", aseguró Hanania. "Los peligros del monóxido de carbono son demasiado altos para ser ignorados".

Más información

El Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians) ofrece más información sobre el monóxido de carbono.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/