SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El matrimonio ¿es la tumba del sexo?

Por -
El matrimonio ¿es la tumba del sexo?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Podría haber una visión equivocada de la frecuencia e importancia que los matrimonios de varias décadas dan a las relaciones sexuales. Un estudio ahondó en el tema y encontró datos sorprendentes.

El deseo de saber si llevas una vida sexual “normal” después de varios años de casados y cuando los recuerdos de la luna de miel empiezan a desvanecerse, es un tema que circula en las reuniones con personas de confianza, suscita bromas entre compañeros de trabajo, y está representado en cientos de filmes con mujeres cansadas o maridos indiferentes.

En realidad, los especialistas han dicho más de una vez que la “normalidad” no existe en una tabla, que cada pareja tiene su propio ritmo y eso está aceptado. Pero el estereotipo de la indiferencia por mantener relaciones íntimas después de pasados unos años con la misma persona, podría no ser tan cierto: muchas parejas que llevan varias décadas de matrimonio experimentan un “renacer sexual” sorprendente, según encuestas y un estudio reciente.

Un sondeo on line de 2014 lanzado por Reddit, donde las parejas casadas desde 1 año en adelante contaban con qué frecuencia tenían relaciones sexuales, arrojó datos asombrosos. Por ejemplo, una pareja con 25 años de matrimonio admitió hacerlo entre 3 y 5 veces a la semana. Otra pareja con 32 años de casados y con edades de más de 50 años dijeron que tenían relaciones sexuales alrededor de 2 veces a la semana.

Como el comportamiento sexual de los adultos mayores está poco estudiado, un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana, junto a otros de la Universidad Estatal de Florida y la de Baylor, decidieron sondear el tema en profundidad. Estudiaron a más de 1,600 adultos casados de entre 57 a 85 años de edad, en el marco del National Social Life, Health and Aging Project.

Unidos por fuertes vínculos

Los resultados, publicados en Archives of Sexual Behavior revelaron que las personas que sobrellevaron 50 años de matrimonio fueron más propensas a experimentar un renacer sexual en sus relaciones. Sin embargo admitieron que dado que pocas parejas llegan a 50 años de casados, el tamaño de la muestra fue pequeña.

Los investigadores encontraron que las parejas que seguían con su primer matrimonio tenían en comparación más relaciones sexuales con sus parejas que los que se habían vuelto a casar.

Pero contrariamente a lo que se cree, en los matrimonios duraderos una alta frecuencia sexual no implicó más bienestar emocional, y esto podría tener una explicación para los investigadores: las parejas que permanecen en su matrimonio tienden a tener un mejor sentido de confianza mutua y no temen ser abandonados, por lo que la sexualidad es uno de los factores que los unen, y no lo que los une.

En cambio, las parejas vueltas a casar podrían tener relaciones sexuales con menos frecuencia que sus contrapartes porque tal vez carecen de un fuerte sentido de permanencia o de relación duradera. "La expectativa de que se continuará en la relación, podría dar más razones para invertir en ella, incluso en los aspectos sexuales de la relación", dijo Samuel Stroope, de la Universidad de Louisiana.

El sexo no sería entonces la clave de las parejas duraderas, sino que más bien, integra un combo completo. Juan Nasio, psicoanalista argentino residente en Madrid, especialista en relaciones de pareja, afirma que la receta para que ésta dure son 4 condiciones que se deben cuidar en especial, pilares que él bautizó como “la teoría de las 4 patas del banco” y son las siguientes:

1) Tener relaciones sexuales regulares y relativamente satisfactorias. 2) Que exista admiración mutua. 3) Las conversaciones: “Tiene que haber momentos en los que se hablen con profundidad y también poder guardar algunos secretos" y 4) Tener una actividad semanal en conjunto, un programa o salida para la pareja y sin los niños.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad