SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El Gobernador de California, Jerry Brown, aprueba que el proyecto de ley sobre el derecho a morir se convierta en ley

Por Dennis Thompson, Reportera de HealthDay -
El Gobernador de California, Jerry Brown, aprueba que el proyecto de ley sobre el derecho a morir se convierta en ley

Los médicos pueden recetar ahora medicamentos para terminar la vida de las personas con enfermedades terminales

LUNES, 5 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- El Gobernador de California, Jerry Brown, aprobó el lunes la ley sobre el derecho a morir que permitirá a las personas con enfermedades terminales acabar con sus vidas de forma legal.

La decisión por parte de Brown (católico de toda la vida y ex seminarista jesuita) de respaldar al proyecto de ley que el mes pasado presentaron los legisladores estatales podría tener un impacto significativo en el debate sobre el derecho a morir en Estados Unidos. Dada su población (de casi 40 millones de habitantes) y su influencia, California con frecuencia marca el paso en temas potencialmente revolucionarios.

"No sé qué es lo que haría si me estuviera muriendo con un dolor prolongado e insoportable. Pero estoy convencido de que sería reconfortante poder contar con las opciones que ofrece este proyecto de ley", comentó el gobernador en una declaración firmada que acompañó a la firma de la ley, según Associated Press.

En septiembre, los senadores estatales votaron 23 a 14 para permitir a los médicos que receten medicamentos para acabar con la vida de los pacientes con una previsión de fallecer en un plazo de seis meses. La Asamblea estatal había aprobado el proyecto de ley con anterioridad, con una votación de 43 a 34.

Los partidarios creen que el hecho de que California apruebe la medida podría dar un impulso a la adopción de leyes sobre el derecho a morir en todo el país.

Entre los oponentes del proyecto se encuentran grupos religiosos como la Iglesia Católica y los defensores de los discapacitados.

California se convierte en el quinto estado en que se permite a las personas acabar legalmente con sus vidas. Oregón, Vermont y Washington ya han aprobado leyes que permiten esta práctica, y las cortes de Montana la han autorizado.

"Creo que los legisladores se sentirán más cómodos al votar a favor de la ayuda para morir, si saben que una jurisdicción grande como California ya lo ha hecho", planteó Barbara Coombs Lee, presidenta de Compassion & Choices, una organización nacional que respalda la práctica. "Para los legisladores, pensar que serán los pioneros en un movimiento de cambio social a veces resulta difícil. Les resultará más fácil hacerlo si un estado más asimila la nueva práctica médica".

La legislación de California tomó como modelo la Ley de Muerte con Dignidad aprobada por los votantes de Oregón en 1994, que lo convirtió en el primer estado del país en permitir que algunos pacientes de enfermedades terminales eligieran el momento de su propia muerte.

El esfuerzo por promulgar la legislación en California fue impulsado, en parte, por la muerte el año pasado de Brittany Maynard, una mujer de California con 29 años de edad diagnosticada con un cáncer cerebral terminal. Maynard se mudó a Oregón para poder acabar con su propia vida, y se convirtió en una activista prominente del movimiento de la "muerte con dignidad" a través de videos en línea y artículos noticiosos muy leídos sobre su decisión.

Según la ley de Oregón y el proyecto de ley de California, dos médicos deben ver al paciente, revisar el pronóstico y concurrir en que la persona tiene una enfermedad que resultará letal en un plazo de seis meses, comentó Coombs Lee.

Los médicos también deben atestiguar que el paciente no tiene ninguna enfermedad mental ni trastorno del estado de ánimo que afecte su juicio, y que la persona no está siendo coaccionada ni obligada a tomar la decisión, señaló. La persona debe recibir consejería sobre la atención de hospicio y paliativa, y se le debe informar que no tiene la obligación de surtir la receta de los medicamentos para terminar con su vida ni de tomarlos.

"El control lo tiene el paciente, de principio a fin", dijo Coombs Lee.

La legislación de California aumenta las protecciones respecto al modelo de Oregón, incluyendo una declaración que el paciente debe firmar en un plazo de 48 horas antes de su muerte autoadministrada para indicar que su mente sigue estando sana y que sigue siendo capaz de tomar el medicamento solo, según Coombs Lee.

Pero los detractores creen que la ley de Oregón tiene fallos y que permite abusos que también ocurrirán en California.

Marilyn Golden, analista principal de políticas del Fondo para la Educación y la Defensa de los Derechos de la Discapacidad (Disability Rights Education and Defense Fund), afirmó que las leyes de suicidio asistido podrían potencialmente conducir a las compañías de seguro a coaccionar a las personas vulnerables para que reciban una muerte barata y rápida.

"Si las aseguradoras pueden denegar, o tan solo retrasar, el tratamiento que mantiene a una persona con vida, entonces la están orientando para que acelere su muerte", advirtió. "¿De verdad creemos que las aseguradoras harán lo correcto, o lo más barato?".

Golden también cuestionó si las protecciones que cita Coombs Lee son de verdad efectivas, al anotar que las personas deprimidas o a quienes se está presionando para que acaben con sus propias vidas pueden buscar un médico hasta que encuentren uno dispuesto a firmar su receta letal.

"En Oregón se sabe que si su médico dice que no, uno puede llamar a Compassion & Choices para encontrar a un médico que diga que sí", señaló Golden.

Esas preocupaciones han evitado que los legisladores de otros estados promulguen legislación sobre el suicidio asistido, dijo.

"Nadie presta atención al hecho de que doce estados han rechazado el modelo de Oregón este año", dijo Golden. "A medida que los legisladores han tomado consciencia sobre estos problemas, han elegido no continuar".

Coombs Lee cree que muchos estados más cambiarán de opinión, animados por la historia de Maynard y el ejemplo que da California.

"Los legisladores tardan mucho en informarse y en comenzar a sentirse cómodos para votar el sí", dijo Coombs Lee. "Es muy poco probable que un proyecto pase la legislatura la primera vez. California ha estado considerando esto de una forma u otra desde 1991, cuando ocurrió la primera iniciativa electoral".

Más información

Para más información sobre la Ley de la Muerte con Dignidad de Oregón, visite la Autoridad Sanitaria de Oregón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad