SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El envío de mensajes con contenido sexual entre los adolescentes tiene un doble estándar, muestra un estudio

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
El envío de mensajes con contenido sexual entre los adolescentes tiene un doble estándar, muestra un estudio

A las chicas se les juzga si lo hacen y si no lo hacen, según una pequeña encuesta

JUEVES, 19 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Aunque el envío de mensajes de texto con contenido sexual ("sexting") explícito no parece ser común entre los adolescentes estadounidenses, un pequeño estudio reciente sugiere que las chicas podrían enfrentarse a un doble estándar: los chicos podrían considerarlas promiscuas si envían fotografías de desnudos, y puritanas si no lo hacen.

Los hallazgos, que se basan en entrevistas con unas pocas docenas de niños, algunos de incluso 12 años, no necesariamente representan cómo los niños piensan en general. E independientemente de los resultados del estudio, los investigadores en general no se muestran de acuerdo en si el envío de mensajes sexuales es un problema significativo para los adolescentes de Estados Unidos.

Aún así, los autores del estudio dijeron que los comentarios de los adolescentes revelan una tendencia de género potencialmente perturbadora, aunque las chicas no eran más propensas que los chicos al envío de mensajes sexuales.

"Las chicas que enviaban mensajes sexuales se caracterizaban como promiscuas, y las que no como mojigatas. Pero a los chicos no se les aplicaba ninguna sanción. Era una situación muy polarizada", comentó la coautora Julia Lippman, investigadora postdoctoral en psicología de la Universidad de Michigan.

La palabra en inglés "sexting", una combinación de "sex" (sexo) y "texting" (envío de mensajes de texto), se refiere a los mensajes, videos o fotos sexuales enviados a través de un teléfono celular o computadora. Las personas de todas las edades se envían esos mensajes, pero hay una preocupación sobre los daños posibles, particularmente de estos mensajes sexuales entre los adolescentes. Un riesgo es que las imágenes íntimas de los mensajes sexuales se puedan redistribuir entre los compañeros de clase o por internet.

El número de adolescentes o niños más pequeños que envían fotos o videos sexualmente explícitos de ellos mismos no se conoce. Una encuesta de 2011 de la Universidad de Nueva Hampshire halló que apenas el 1 por ciento de los niños estadounidenses de 10 a 17 años dijeron que habían enviado imágenes que revelaban sus partes íntimas. Pero una encuesta posterior de la Universidad de Utah dijo que casi el 20 por ciento de los adolescentes de 14 a 18 años habían enviado fotos sexualmente explícitas de sí mismos.

En el nuevo estudio, los investigadores encuestaron a 51 niños que tenían de 12 a 18 años de edad de las áreas urbanas de Atlanta, la ciudad de Nueva York y Denver. Alrededor de la mitad eran chicas.

De los 43 niños que respondieron al cuestionario con preguntas abiertas, nueve dijeron que habían enviado mensajes sexuales de sí mismos. Casi la mitad de los encuestados (sobre todo los chicos) dijeron que habían recibido mensajes sexuales, reportaron los investigadores.

Los niños ofrecieron comentarios sobre los mensajes sexuales y sobre si dichos mensajes indicaban un interés sexual. Una chica escribió "si un chico quiere tener algo contigo, te envía fotografías de sus partes íntimas o una foto desnudo". Un chico escribió "sé que puedo conseguirlo" con las chicas que le enviaban mensajes sexuales.

Algunos dijeron que los mensajes sexuales no eran "nada importante", mientras que otros juzgaban a los que enviaban mensajes sexuales... o a los que no lo hacían.

"Esto es común solo entre las chicas con reputaciones de 'promiscuas'", escribió un chico de 18 años.

Otro criticó a las chicas por enviar mensajes sexuales, pero añadió que "yo no las detendré".

Pero las que no enviaban mensajes sexuales también eran juzgadas. Los chicos decían que eran "creídas", chicas "beatas" o mojigatas.

"Este es el mismo tipo de estándar doble que hemos observado en contextos tradicionales", apuntó el coautor del estudio, Scott Campbell, profesor asociado de Estudios de la Comunicación de la Universidad de Michigan.

David Finkelhor, director del Centro de Investigación sobre los Crímenes contra los Niños de la Universidad de Nueva Hampshire, y coautor del estudio de 2011, dijo que el estudio no es demasiado novedoso.

En el panorama general, planteó, "los mensajes sexuales son en realidad solo una parte pequeña del problema de la toma de decisiones sexuales de los adolescentes. Los grandes elementos son la toma de decisiones sobre el consentimiento y la agresión, el consumo de alcohol, el coito y el uso de anticonceptivos".

¿Qué pueden hacer los padres? Lippman, la coautora del estudio, sugiere que los padres enseñen a sus hijos a resistir la presión paritaria en lugar de enfocarse en los riesgos.

"Los adolescentes no siempre pueden pensar en las consecuencias a largo plazo", comentó.

El estudio aparece en la edición en línea de junio de la revista Journal of Children and Media.

Más información

Para más información sobre las relaciones y los sentimientos sexuales entre los adolescentes, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad