SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El ejercicio ayuda a dormir mejor, según una encuesta

El ejercicio ayuda a dormir mejor, según una encuesta

A las personas inactivas, hasta un paseo corto puede resultarles útil, afirma un experto

LUNES, 4 de marzo (HealthDay News) -- Caminar a paso rápido o hacer ejercicio pueden hacer que usted duerma mejor, incluso si lo hace en las horas previas a acostarse, según los resultados de una nueva encuesta en EE. UU. realizada por la National Sleep Foundation.

"El ejercicio es magnífico para dormir. El ejercicio puede ser útil a las millones de personas que quieren dormir mejor", comentó David Cloud, director general de la National Sleep Foundation, en un comunicado de prensa de la fundación.

La encuesta Dormir en Estados Unidos de 2013, realizada a 1,000 personas de entre 23 y 60 años de edad, halló que las personas que realizaban ejercicio afirmaban que dormían mejor que las que no lo hacían, incluso en el caso de que durmieran el mismo número de horas por la noche (un promedio de 6 horas y 51 minutos en las noches de entre semana).

Las personas que realizaban ejercicio suave, moderado o vigoroso tenían muchas más probabilidades de afirmar que dormían bien todas o casi todas las noches durante la semana que las que no hacían ejercicio, del 56 al 67 por ciento frente al 39 por ciento, respectivamente.

La encuesta también halló que más de tres cuartas partes de los que hacían ejercicio comentaron que la calidad de su sueño fue muy buena durante las dos últimas semanas, en comparación con el 56 por ciento de los que no hicieron ejercicio.

"Si usted no lleva una vida activa, añadir un paseo de 10 minutos al día podría mejorar su probabilidad de dormir bien por la noche", afirmó en un comunicado de prensa el presidente del grupo de trabajo Max Hirshkowitz, del Colegio Baylor de Medicina. "Hacer este pequeño cambio e ir gradualmente realizando actividades más intensas, como correr o nadar, podría ayudarle a dormir mejor".

Los resultados de la encuesta muestran una relación fuerte entre dormir bien y el ejercicio, añadió. "Aunque la relación entre causa y efecto puede resultar engañosa, no creo que dormir bien nos lleve necesariamente a hacer ejercicio. Pienso que es mucho más probable que hacer ejercicio mejore el modo en que dormimos. Y dormir bien es fundamental para gozar de buena salud, ser productivos y felices", aseguró Hirshkowitz.

En comparación con las personas que no hacen ejercicio, los que realizan ejercicio vigoroso tienen muchas menos probabilidades de tener síntomas relacionados con el insomnio, como puede ser el tener dificultad para dormir o despertar demasiado temprano y no poder volver a dormir, halló la encuesta.

Otro miembro del grupo de trabajo de la encuesta, Shawn Youngstedt, de la Universidad de Carolina del Sur, señaló que no dormir bien podría afectar de forma negativa a la salud en parte porque hace que las personas sientan un menor deseo de hacer ejercicio. "Más de la mitad (el 57 por ciento) del total de la muestra afirmó que su nivel de actividad será menor que el habitual después de dormir mal una noche. No hacer ejercicio y no dormir bien se vuelve un círculo vicioso", indicó Youngstedt.

Otros puntos destacados de la encuesta sobre el sueño:

  • Las personas sedentarias tienen el doble de probabilidades que las que hacen ejercicio de sentirse excesivamente somnolientas durante el día (un 24 por ciento frente a entre un 12 y un 15 por ciento). El 14 por ciento de los que no realizaban ejercicio afirmaron que haber tenido problemas para mantenerse despiertos mientras conducían, comían o socializaban al menos una vez a la semana en las últimas dos semanas, en comparación con entre el 4 y el 6 por ciento de las personas activas físicamente.
  • El 44 por ciento de los que no realizaban ejercicio tenían un riesgo moderado de apnea del sueño, en comparación con el 26 por ciento de los que hacían un ejercicio suave, el 22 por ciento de los que realizaban un ejercicio moderado y el 19 por ciento de los que hacían ejercicio de forma vigorosa. La apnea del sueño (una afección médica grave en la que una persona deja de respirar durante unos momentos durante el sueño) aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular. Los síntomas incluyen el cansancio, los ronquidos y la hipertensión.
  • Pasar menos tiempo sentado también se asocia con un mejor sueño y la salud. Las personas que permanecen sentadas menos de ocho horas al día tenían muchas más probabilidades de afirmar que la calidad de su sueño era muy buena que las que estaban sentadas durante ocho horas o más: entre el 22 y el 25 por ciento frente a entre el 12 y el 15 por ciento, respectivamente.

La encuesta también halló que hacer ejercicio en cualquier momento del día o cuando ya ha anochecido es bueno para dormir bien, lo que contradice la creencia mantenida durante mucho tiempo de que hacer ejercicio por la noche puede ser perjudicial para el sueño. Sin embargo, la fundación del sueño afirma que las personas con insomnio crónico deberían seguir evitando hacer ejercicio al anochecer o de noche, si esto forma parte de sus programas de tratamiento.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para la actividad física.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad