SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El daño causado por los atracones de bebida en el embarazo empeoran con la edad

El daño causado por los atracones de bebida en el embarazo empeoran con la edad

Investigadores encuentran que los hijos de mujeres de 30 o mayores sufrían más daños por la exposición prenatal al alcohol

MIÉRCOLES, 21 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las mujeres de más edad que tienen atracones de bebida mientras están embarazadas están en mayor riesgo de tener hijos con daño cerebral permanente relacionado con el alcohol, según encuentra una investigación reciente.

Los hijos de mujeres embarazadas de treinta o mayores que se atracaban de bebidas alcohólicas son más propensos a sufrir un mayor daño por los trastornos del espectro de alcohol fetal (TEAF), un conjunto de defectos de nacimiento que incluye trastornos físicos y mentales irreversibles, además de retraso mental permanente, asegura el estudio.

Se informa sobre los hallazgos en línea como adelanto de la publicación de la edición impresa de octubre de la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

"Nuestro hallazgo de que los niños nacidos de madres de más edad que beben tienen más déficits de atención relacionados con el alcohol que los hijos de madres más jóvenes que beben es coherente con estudios anteriores", aseguró en un comunicado de prensa de la revista Lisa M. Chiodo, profesora asistente de la facultad de enfermería de la Universidad Estatal de Wayne.

"Aunque no es concluyente, este hallazgo podría deberse a que las madres de más edad habían bebido por periodos más largos, tenían una mayor tolerancia al alcohol, y tenían más problemas de salud relacionados con el alcohol, todo lo que lleva a niveles más elevados de alcohol en sus fetos", explicó Chiodo. "También se ha sugerido que los cambios en el tamaño, metabolismo o composición corporales, o el número de partos, todo relacionado con la edad materna, podrían ser factores que aumenten el impacto de la exposición prenatal al alcohol".

En el estudio participaron 462 niños, divididos por igual entre ambos sexos, que nacieron de madres de vecindarios en desventaja que fueron reclutadas mientras estaban embarazadas. Los investigadores examinaron el atracón de bebida, el tabaquismo, y el uso de cocaína, marihuana y opiáceos durante el embarazo.

Los autores dieron seguimiento a los hijos de las mujeres hasta que tenían siete años, y condujeron pruebas de rendimiento para evaluar las habilidades de atención al concluir el estudio.

El equipo encontró que los niños nacidos de madres a partir de los 30 años que tenían atracones de bebida durante el embarazo tenían más problemas de déficit de atención que los nacidos de madres más jóvenes. Se encontró que los nacidos de madres mayores cometían más errores en las pruebas completadas, y tendían a responder a las preguntas con mayor cuidado y lentitud.

Los investigadores dijeron que los hallazgos tienen implicaciones para los esfuerzos de prevención y los programas de entrenamiento para los niños que han sufrido daños por la exposición al alcohol en el útero.

El Centro Nacional de Información de las Mujeres advierte que no hay un nivel seguro de consumo de alcohol durante el embarazo, y que las mujeres que están embarazadas no deben beber en lo absoluto.

Más información

Para más información sobre los trastornos del espectro de alcohol fetal, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad