SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El cuerpo podría transformar la grasa mala en buena después de exponerse al frío

El cuerpo podría transformar la grasa mala en buena después de exponerse al frío

Pero los investigadores afirman que la obesidad y la inflamación podrían dificultar este efecto

JUEVES, 9 de octubre de 2014 (HealthDay News) -- Las bajas temperaturas podrían fomentar que la grasa blanca malsana en los muslos y en el abdomen se transforme en grasa marrón que quema calorías para calentar el cuerpo, según un estudio reciente.

Pero ser obeso parece dificultar este proceso, según los investigadores.

La mayoría de los depósitos de grasa de los adultos son lo que se conoce como grasa blanca, y antes se creía que solo los bebés tenían grasa marrón, que parece ayudarles a mantenerse calientes.

Las investigaciones anteriores han sugerido, sin embargo, que los adultos también tienen algo de grasa marrón. Entonces, un estudio publicado en 2012 por investigadores de la Universidad de Harvard determinó que la grasa marrón que encontraron en personas adultas no es la misma que la grasa marrón de los bebés.

La grasa marrón de los bebés se forma en los músculos, pero la grasa marrón de los adultos en realidad es grasa "beige" que se produce cuando la grasa blanca "pasa a tener un color parecido al marrón", explicó el equipo de Harvard.

Para realizar el estudio, un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Philip Kern de la Facultad de Medicina de la Universidad de Kentucky comparó la grasa abdominal recogida de 55 personas durante el verano y el invierno. También examinaron la grasa de los muslos recogida de 16 personas después de que sostuvieran una bolsa de hielo sobre su piel durante 30 minutos.

La grasa abdominal tomada de las personas en invierno tenía niveles más altos de dos marcadores genéticos para la grasa marrón que la grasa abdominal recogida en verano, halló el estudio.

La grasa de los muslos recogida después de que las personas pusieran una bolsa de hielo sobre su piel también tenía niveles más altos de tres marcadores genéticos vinculados con la grasa marrón, reportaron los investigadores.

Pero estos efectos de producción de grasa marrón quedaron reducidos en las personas obesas, según el estudio publicado en línea el 9 de octubre en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

"Queríamos investigar si los adultos humanos tenían la capacidad de transformar algunos depósitos de grasa blanca en grasa beige cuando se exponían al frío", dijo Kern en un comunicado de prensa de la revista.

"El tejido graso con un color parecido al marrón sería una defensa excelente contra la obesidad. Haría que el cuerpo quemara calorías adicionales en lugar de convertirlas en tejido graso adicional", añadió.

Kern dijo que los hallazgos "indican que la inflamación puede evitar la conversión de la grasa blanca en la grasa beige".

Las investigaciones anteriores han mostrado que la grasa marrón evita la obesidad en los roedores, según los investigadores. Y varios estudios del pasado han sugerido que unas temperaturas más bajas podrían ayudar a quemar calorías en los seres humanos, incluyendo un estudio que sugirió que el efecto podría estar vinculado a la grasa marrón.

Pero, por ahora, la investigación es preliminar y los expertos dicen que es demasiado pronto para saber si las temperaturas bajas tendrían un gran efecto en el peso de las personas.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la grasa marrón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad