SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los empleados pagan más por los planes de salud

Por Karen Pallarito, Reportero de Healthday -
Los empleados pagan más por los planes de salud
CRÉDITO: THINKSTOCK

Los empleados pagan más por los planes de salud, y quizá obtengan menos protección financiera

Los estadounidenses que obtienen seguro de salud a través del empleo gastan una mayor parte de sus salarios en la atención de salud que hace una década, y quizá reciban menos protección financiera por su dinero, sugiere un informe reciente.

Los aumentos en las primas dejaron ampliamente rezagados a los aumentos en los salarios entre 2003 y 2013, informaron el martes investigadores de Commonwealth Fund.

Las primas de los planes familiares de salud aumentaron en un 73 por ciento, llegando a los 16,029 dólares, mientras que los ingresos familiares medios aumentaron en apenas un 16 por ciento, según el informe. El estudio muestra una discrepancia similar para los individuos.

Las empresas también cargaron una mayor parte del costo de la cobertura a sus empleados.

La porción de los empleados de las primas de los seguros de salud aumentó de 606 dólares en 2003 a 1,170 dólares para la cobertura individual en 2013, un aumento del 93 por ciento, halló el estudio.

Al mismo tiempo, los deducibles para la cobertura individual y familiar aumentaron más del doble. Y el porcentaje de empleados con planes de salud que requerían deducibles llegó al 81 por ciento en 2013, frente al 52 por ciento en 2003.

"Las personas con unos ingresos medianos y más bajos tienen muchas probabilidades de sentirse presionadas por el aumento en los seguros y el costo de su atención cuando acuden al médico o surten una receta", lamentó la autora del informe, Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso a la atención de la salud de Commonwealth Fund.

"Simplemente tienen menos ingresos para las necesidades vitales, lo que incluye al seguro y a la atención de la salud", anotó.

Pero un grupo que representa a las 400 empresas más grandes de Estados Unidos anotó que las empresas siguen pagando la mayor parte de los costos de la atención de salud de los empleados.

"A medida que aumentan los costos, lo mismo sucede con los de sus [empresas]", afirmó Karen Marlo, vicepresidenta del National Business Group on Health, en Washington, D.C.

Dijo que el problema para las empresas es garantizar no solo que los empleados reciban una buena cobertura, sino hallar formas de "hacer que sea asequible para la compañía y los empleados".

Más de 150 millones de personas, o más de la mitad de la población de menores de 65 años, tienen un seguro de salud a través del empleo o del empleo de un familiar, anotó el informe.

En contraste, apenas alrededor de 7 millones de personas están inscritas en planes de seguro de salud vendidos a través de los mercados estatales y federales creados como resultado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

El Commonwealth Fund, una fundación privada de atención de la salud con sede en Nueva York, utilizó datos de la Encuesta de panel de gastos médicos para evaluar los cambios en el seguro de salud patrocinado por las empresas.

El estudio muestra que los adultos que trabajan y sus familias gastan más en el seguro de salud a pesar de una ralentización reciente en el crecimiento de los costos de la atención sanitaria.

La tasa de crecimiento de las primas para la cobertura solo para el empleado aumentó en apenas un 4 por ciento al año, en promedio, entre 2010 y 2013, el periodo tras la implementación de la ley de reforma sanitaria. Eso es en comparación con un promedio de un 5 por ciento al año entre 2003 y 2010.

La ralentización es "promisoria" pero no "ha conllevado un alivio para los empleados", comentó el Dr. David Blumenthal, presidente de Commonwealth Fund, en un comunicado de prensa sobre los hallazgos del estudio.

Además, las encuestas a las empresas sugieren que la tendencia a responsabilizar a los trabajadores por el costo seguirá en los años venideros, como estrategia para gestionar los costos del seguro de salud.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio ofreció cierto alivio financiero a los consumidores al obligar a la mayoría de planes de salud, lo que incluyó a muchos planes de salud patrocinados por las empresas, a cubrir los servicios preventivos de forma gratuita. Pero la ley no dispensa los costos de desembolsos continuos por los medicamentos ni las consultas médicas para las personas que gestionan afecciones crónicas, como el colesterol alto, la diabetes o la hipertensión.

"Lo que me preocupa es que cuando se enfrenten a una parte alta de los costos, quizá simplemente decidan prescindir de la atención", planteó Sarah Thomas, directora de investigación del Centro Deloitte de Soluciones de Salud en Washington, D.C.

Thomas fue coautora de un informe reciente que examinó los costos de desembolso de los consumidores con todos los tipos de cobertura, como Medicare, Medicaid, los planes sanitarios del mercado y el seguro de salud patrocinado por las empresas. Ese informe anotó que los gastos de desembolso son casi el doble de lo que la gente gasta en vehículos nuevos y alrededor de la mitad de su presupuesto de comida.

Los gastos de desembolso crecientes significan que los consumidores deben convertirse en compradores informados, planteó Thomas. "Deben comenzar a buscar un buen valor y la forma en que reciben atención".

Más información

Para más información sobre cómo obtener seguro de salud, visite USA.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad