SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El correo electrónico después del horario de trabajo es un enemigo de la familia

Por Karen Pallarito, Reportera de HealthDay -
El correo electrónico después del horario de trabajo es un enemigo de la familia

Un estudio encuentra que la expectativa de que se responda amenaza al equilibrio del estilo de vida

MIÉRCOLES, 10 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- Imagínese la siguiente situación: es un sábado por la mañana. Usted está en las graderías viendo a su hijo jugar fútbol. Pero en lugar de disfrutar del juego, usted se está preparando para que su jefa le bombardee con correos electrónicos, porque ese es su estilo.

Una nueva investigación sugiere que quizá le esté haciendo a sus empleados más mal que bien.

Esperar que sus empleados estén "activos" todo el tiempo (monitorizando y contestando el correo electrónico relacionado con el trabajo, incluso después del horario laboral) aumenta su agotamiento emocional y perturba el equilibro entre el trabajo y la familia, encontró el estudio.

Incluso cuando los trabajadores no invierten tiempo en el correo electrónico, que le pidan cosas fuera del horario de trabajo resulta estresante, descubrieron los investigadores. Lo que es extenuante es la anticipación.

"Siguen sintiendo menos capacidad de desconectarse del trabajo, más agotamiento emocional y unas percepciones bajas del equilibrio entre trabajo y familia", señaló la autora del estudio, Liuba Belkin, profesora asociada de administración en la Universidad de Lehigh en Bethlehem, Pensilvania.

Desconectarse del trabajo es particularmente difícil para las personas que prefieren mantener su vida laboral y su vida familiar separadas, reveló el estudio.

Irónicamente, Belkin insiste en que ella no es una de esas personas.

"Me encanta lo que hago, así que a mí la expectativa [de responder a correos electrónicos relacionados con el trabajo fuera de mi horario laboral] en realidad no me molesta tanto", apuntó.

Aún así, los expertos señalan que todo el mundo necesita tiempo libre sin estar encadenado a la bandeja de entrada, para renovar sus recursos físicos y mentales.

Belkin y los coautores de su estudio, William Becker de la Universidad Tecnológica de Virginia y Samantha Conroy de la Universidad Estatal de Colorado, consideran que su estudio podría ser el primero en identificar las expectativas sobre el correo electrónico como un estresante laboral.

La conectividad electrónica constante ha cambiado al lugar de trabajo, para bien y para mal, dijeron los investigadores. Sí, ayuda en la flexibilidad laboral. Pero los estudios muestran que también plantea una amenaza para la salud y el bienestar de los empleados, porque no pueden desconectarse física o emocionalmente del trabajo. Y puede afectar al equilibrio entre trabajo y familia al borrar las fronteras entre el horario laboral y el tiempo personal.

En 2014, investigadores de la Universidad del Norte de Illinois crearon el término "telepresión laboral" para describir el impulso a responder rápidamente a correos electrónicos, mensajes de texto o mensajes de voz de clientes, compañeros de trabajo o supervisores.

El estudio de Belkin amplía ese trabajo pionero, comentó Marcos Butts, profesor asociado de administración en la Universidad de Texas, en Arlington. Muestra cómo "una falta de desapego" respecto al trabajo afecta de forma negativa a los hombres y a las mujeres que trabajan, aseguró.

Christina Maslach, profesora emérita de psicología de la Universidad de California, en Berkeley, dijo que el mismo problema de agotamiento ocurría hace décadas con los trabajadores "de guardia". Esperaban cerca del teléfono, y les compensaban su tiempo de alguna forma, aunque no fueran a trabajar.

Ahora se trata del correo electrónico, y es "mucho más insidioso", lamentó Maslach.

Perturba "el 'tiempo fuera del trabajo' de la gente porque en realidad no están fuera del trabajo", señaló.

El nuevo estudio incluyó a 297 adultos que trabajaban en varios sectores.

Una encuesta inicial preguntó a los participantes sobre las normas del lugar de trabajo relacionadas con el correo electrónico fuera del horario laboral, y cuánto tiempo pasaban gestionando el correo electrónico fuera del trabajo en una semana normal. También les preguntaron qué tan de acuerdo o en desacuerdo estaban con declaraciones como "fuera del trabajo, no pienso en el trabajo para nada", y "me siento emocionalmente exhausto por mi trabajo".

Una semana más tarde, los participantes completaron una encuesta de seguimiento que medía el equilibrio entre el trabajo y la familia. Una vez más, los investigadores les pidieron que calificaran su nivel de acuerdo o desacuerdo con declaraciones como "soy capaz de equilibrar las demandas del trabajo con las demandas de mi vida no laboral".

Incluso tras compensar por factores como la edad, el sexo, el sector y las preferencias de las personas respecto a separar o no la vida laboral de la vida familiar, las expectativas sobre responder a los correos electrónicos fuera del horario laboral se vincularon positivamente con el tiempo que se pasaba gestionando el correo electrónico, y negativamente con el equilibrio entre trabajo y familia.

Este año, el gobierno francés promulgó una ley que obliga a las compañías con 50 o más empleados a limitar los correos electrónicos fuera del horario laboral. En las compañías de EE. UU., los esfuerzos similares son más bien poco comunes.

"No podemos simplemente prohibir todos los correos electrónicos", señaló Belkin. "Pero debe haber cierto equilibrio".

Belkin presentó los hallazgos esta semana en la reunión anual de la Academia de Administración (Academy of Management) en Anaheim, California. Los hallazgos de las investigaciones se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece consejos sobre cómo gestionar el estrés relacionado con el trabajo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad