SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿El celular de mamá sobresalta al feto?

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
¿El celular de mamá sobresalta al feto?

Los científicos dicen que sí, pero no quedan claras las consecuencias posibles

Los sonidos que emiten los celulares que llevan las mujeres embarazadas podrían alborotar los ciclos de sueño y vigilia del feto, según sugiere un nuevo estudio.

El resultado se basa en un pequeño estudio que monitoreó las reacciones de los fetos al uso repetido de celulares y bípers en más de veinte médicas residentes mientras estaban embarazadas.

“Queríamos ver qué le pueden causar estos aparatos al feto”, dijo el coautor del estudio, el doctor Boris Petrikovsky, profesor de ginecología y obstetricia, y director de medicina maternal y fetal en el Centro Médico Wyckoff Heights en Nueva York.

“Lo que averiguamos es que si eres un bebé en el útero y alguien te despierta a cada hora, no vas a estar muy contento. El sonido, y quizá incluso las vibraciones, causan muchos ‘reflejos de sobresalto’, que perturban el ciclo de sueño normal” dijo.

El estudio no esclarece si estos sobresaltos frecuentes afectan la salud del bebé.

Estudios anteriores sugieren que las médicas residentes embarazadas suelen tener más complicaciones que el promedio, incluyendo partos prematuros, presión arterial excesivamente alta (pre-eclampsia), y un peso bajo al nacer. A causa de su trabajo, estas médicas residentes suelen llevar celulares y bípers muy cerca del cuerpo, sobre uniformes muy delgados, por largos periodos de tiempo.

“No podemos declarar que esto es lo que causa los riesgos que se han observado antes”, añadió Petrikovsky. “Pero podemos decir con toda certeza que los ciclos normales del feto se interrumpen o se alteran por el uso frecuente de celulares o bípers”.

Petrikovsky y su coautor, el doctor Evgeny Zharov, van a presentar su trabajo esta semana en el Congreso de Ginecólogos y Obstetras de Estados Unidos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists) en San Francisco. Los resultados que se presentan en los congresos se suelen considerar preliminares hasta no haber sido publicados en una revista sancionada por sus colegas.

El equipo de investigación señaló que las mujeres conforman el 80 por ciento de los residentes de ginecología y obstetricia, y que muchas residentes siguen trabajando durante el embarazo.

El estudio se llevó a cabo en 28 residentes de ginecología y obstetricia, todas en el tercer trimestre del embarazo.

Todas las mujeres llevaban celulares o bípers, en un lugar cercano a la cabeza del feto, y en cinco ocasiones los aparatos se activaron para emitir una serie de timbres separados por intervalos de 5 minutos mientras se les realizaban ultrasonidos a las mujeres para poder confirmar el efecto que estos sonidos tenían en los fetos.

Según los autores del estudio todos los fetos (que nacieron de la semana 27 a la 41 del embarazo) mostraron reflejo de sobresalto al ser expuestos a sólo un sonido. Las respuestas incluían mover la cabeza, abrir la boca, o parpadear.

El estudio mostró que cuando se programaron los aparatos para que sonaran cada 10 minutos, el 90 por ciento de los fetos exhibieron una respuesta similar la primera vez, y el 80 por ciento se siguió sobresaltando durante los timbres subsecuentes.

Sin embargo, los científicos observaron que muchos de los bebés parecieron acostumbrarse al sonido: cuando programaron los aparatos para que sonaran cada 5 minutos, se observó una reducción en los reflejos de sobresalto en casi el 60 por ciento de los fetos con menos de 36 semanas de gestación y en 90 por ciento de los fetos completamente desarrollados.

Sin embargo, los científicos concluyeron que una repetida exposición a los sonidos de estos aparatos, si se llevan cerca de la cabeza del bebé, podría interferir con su comportamiento normal.

“Claro que hay otros factores que contribuyen a que los fetos se sobresalten”, aceptó Petrikovsky. “Pero ya se ha reportado que las mujeres que viven cerca de los aeropuertos, con el ruido de todos los aviones que despegan y aterrizan, también tienen problemas como estos. Sabemos que el ruido, sobre todo el ruido constante, puede afectar al bebé”, dijo.

“Ahora recomendamos no llevar celulares o bípers cerca del bebé”, añadió Petrikovsky. “Las mujeres deberían poner estos aparatos en otros bolsillos o incluso la bolsa. Mientras más lejos esté del bebé, menos posibilidades hay de que lo afecte”.

El doctor Tomer Singer, ginecobstetra en el Centro North Shore-LIJ para la Reproducción Humana en Nueva York, dijo que los resultados son “muy interesantes”.

Al mismo tiempo, Singer declaró que “el estudio es muy pequeño y no tiene grupo control. Por lo tanto, las conclusiones del autor se deberían tomar con algunas reservas, ya que se necesita un estudio aleatorio mucho más grande para poder llegar a alguna conclusión”.

Más información

Para más sobre el ruido y la salud fetal visite la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad