SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El cambio horario del domingo tiene sus ventajas y desventajas

El cambio horario del domingo tiene sus ventajas y desventajas

Algunos se alegran de tener una hora más para dormir, pero otros tendrán problemas con la depresión durante los meses de invierno

DOMINGO, 6 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Cuando los relojes se retrasaron una hora esta mañana, muchos se alegraron de poder dormir más tiempo.

Pero algunos se sienten indolentes los primeros días después del cambio horario. Y una nueva investigación indica que otras personas tendrán un riesgo más alto de depresión durante los meses más oscuros de invierno.

"La mayoría de las personas disfrutan de la hora extra de sueño cuando termina el horario de verano", dijo el Dr. Raghu Upender, director médico del Centro de Trastornos del Sueño del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

"Sin embargo, como se hace de noche antes por la tarde, algunas personas podrían experimentar más fatiga en su traslado del trabajo a casa", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Pero una exposición extra a la luz del sol puede reiniciar el reloj biológico y ayudarle a uno a salir adelante, añadió Upender.

"No tiene por qué ser la luz del sol directa. Abra las cortinas y encienda todas las luces brillantes de su casa, o salga a dar un paseo al aire libre", dijo.

Upender explicó que la luz regula la hormona melatonina, que controla el ciclo del sueño y la vigilia. La luz inhibe la producción de melatonina, y la oscuridad la fomenta.

Esto explica por qué muchas personas a menudo se sienten más cansadas o somnolientas en los meses de otoño e invierno, cuando los días son más cortos y hay menos horas de luz solar. Pero la mayoría de las personas se adaptan en unas pocas semanas, especialmente con una exposición extra a la luz solar durante el día, añadió.

Pero no todo el mundo se recupera después del cambio de hora.

Entre el 4 y el 6 por ciento de la población podrían experimentar una depresión de invierno, conocida como trastorno afectivo estacional (TAE), dijo Sanam Hafeez, neuropsicóloga con sede en la ciudad de Nueva York.

Otro grupo de entre el 10 y el 20 por ciento podría tener un TAE leve, añadió Hafeez. El TAE es cuatro veces más habitual en las mujeres que en los hombres, y es más prevalente cuanto más al norte se esté. Por ejemplo, es 7 veces más habitual en el estado de Washington que en el de Florida, dijo.

La fototerapia y los antidepresivos pueden ayudar a los pacientes con un TAE, dijo Hafeez.

"En la mayoría de los casos, los síntomas del trastorno afectivo estacional aparecen a finales de otoño o a principios de invierno y se van durante los días más soleados de primavera y verano", comentó Hafeez.

Pero la nueva investigación indica que los casos más graves de depresión también salen a la superficie justo después del cambio horario.

En el estudio, los investigadores analizaron datos de 1995-2012 de Dinamarca y encontraron que la cantidad de personas a las que se había diagnosticado depresión en los hospitales psiquiátricos aumentaba inmediatamente después del cambio de horario de verano al horario estándar.

La cantidad de diagnósticos de depresión en el mes posterior al cambio horario fue aproximadamente el 8 por ciento más alta de lo normal, según el estudio publicado recientemente en la revista Epidemiology.

Ese aumento es demasiado alto para ser una coincidencia, añadieron los investigadores.

"Nos sentimos relativamente seguros de que es la transición del horario de verano al estándar lo que provoca el aumento de la cantidad de diagnósticos de depresión", dijo el autor del estudio, Soren Ostergaard, de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca.

Los investigadores no descubrieron las razones del aumento de los diagnósticos de depresión después del cambio horario, pero sugirieron algunas causas posibles.

"Probablemente nos beneficiamos menos de la luz del día en la mañana entre las 7 y las 8, porque muchos de nosotros estamos en la ducha, desayunando o sentados en un coche o un autobús de camino al trabajo o la escuela. Cuando llegamos a casa y tenemos tiempo libre en la tarde, ya se ha hecho oscuro", dijo Ostergaard en un comunicado de prensa de la universidad.

"Además, es probable que la transición al horario estándar esté asociada con un efecto psicológico negativo, ya que indica muy claramente la llegada de un periodo de días largos, oscuros y fríos", añadió.

"Nuestros resultados deberían dar lugar a un aumento de la concienciación sobre la depresión en las semanas siguientes a la transición al horario estándar. Esto es especialmente cierto para las personas con una tendencia a la depresión", dijo Ostergaard.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre la depresión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad