SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El calor incesante amenaza la salud

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -

Los niños y los mayores son los más vulnerables, pero los expertos señalan que unas sencillas medidas pueden ayudar

MIÉRCOLES, 7 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Es probable que la histórica ola de calor que abrasa a muchas partes de los Estados Unidos siga en el fin de semana, lo que pondría al límite la salud de la gente y la capacidad de las empresas de servicio público de mantener las luces, el aire acondicionado y los ventiladores funcionando.

Y la humedad aumentará el miércoles, sobre todo en la costa este, empeorando aún más las cosas, advierten los meteorólogos.

El martes, la ola de calor, que ha avanzado de forma constante por el país, atenazó a la costa atlántica y las temperaturas superaron los 37.8 °C (100 °F) desde Virginia hasta Massachusetts. Se alcanzaron récords en la ciudad de Nueva York, donde llegó a 39.4 °C (103 °F), y en Filadelfia, donde llegó a casi 38.9 °C (102 °F), según informes noticiosos.

El calor ha supuesto una gran carga para estadounidenses de todo tipo. En Massachusetts, el subgobernador Tim Murray acabó en el hospital tras participar en varios desfiles del 4 de julio durante el fin de semana. Y el calor fue culpado por las muertes de una mujer de 92 años en Filadelfia, cuyo cadáver se encontró el lunes, y de una mujer sin hogar en la parte suburbana de Detroit, según Associated Press.

Cada verano, más de 6,000 estadounidenses resultan hospitalizados debido a exposición al calor y los datos de 2005 indican que hubo 180 muertes ese año, según la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención de Salud de EE. UU.

La hipertermia, cuando la temperatura central del organismo aumenta de manera peligrosa, es la forma más grave de enfermedad relacionada con el calor y conlleva síntomas notables.

"Se puede experimentar un cambio en el estado mental, una persona que no actúa de forma adecuada o que habla sin mucho sentido, un poco incoherente", apuntó el Dr. Benson Yeh, médico de emergencias, director académico y vicepresidente de asuntos académicos del Centro Hospitalario Brooklyn de la ciudad de Nueva York.

Yeh dijo que su departamento de emergencias ha visto varios casos de calambres por calor recientemente, pero no insolaciones.

Los calambres por calor son síntomas más leves de soportar demasiado calor, pero si son ignorados, pueden llevar a problemas mucho más graves.

"Por lo general, hay náuseas, vómitos y calambres abdominales", explicó Yeh.

El mareo, la resequedad bucal y de la piel son también señales de advertencia, añadió el Dr. Russell Flood, director asistente del departamento de medicina de emergencia del Centro Médico Downstate de la SUNY (la Universidad Estatal de Nueva York), en la ciudad de Nueva York.

Las afecciones respiratorias preexistentes, como el asma, también pueden ser agravadas por las temperaturas superiores al promedio.

Los muy pequeños y los muy ancianos son los más susceptibles a la enfermedad relacionada con el calor, sobre todo porque son menos capaces de identificar los síntomas y hacer algo al respecto, enfatizan los expertos.

"Los niños pequeños y los adultos mayores tienen el mayor riesgo. Por lo general, no tienen la capacidad de salir de un lugar demasiado caliente, sobre todo los niños", comentó Flood.

Las personas mayores también tienen más problemas para moverse, lo que dificulta que se pongan de pie para encender el aire acondicionado o buscar ayuda si la electricidad falla, dijo Flood. Por eso es tan importante pedir a los vecinos que estén atentos cuando hace calor.

Y los niños pequeños tienen un mecanismo de regulación térmica muy inmaduro, así que se deshacen del calor de forma menos eficaz, planteó el Dr. Martin Finkel, pediatra y director del Instituto de Servicios de Investigación y Educación sobre el Abuso Infantil (CARES, por su sigla en inglés) de la Facultad de medicina osteopática de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey. Anotó que la mayoría de muertes relacionadas con calor entre los niños ocurren en los menores de tres años.

Si se da cuenta de que la temperatura aumenta, puede tomar medidas para minimizar el peligro:

  • "La mejor manera de evitar enfermarse gravemente es ir a un ambiente más fresco, aunque sólo sea media hora", aconsejó Yeh. El aire acondicionado es el mejor escape, aunque las personas más jóvenes y en buena forma física pueden obtener alivio temporal a la sombra, señaló Flood. La ciudad de Nueva York ha abierto "centros de enfriamiento", donde la gente puede ir a recuperarse con aire acondicionado.
  • Evite la actividad física extenuante, ya que puede agravar el efecto del calor en el organismo, continuó Yeh.
  • Yeh aconsejó usar toallas frescas y húmedas, o tomar un baño fresco, para reducir la temperatura del cuerpo.
  • Intente consumir unos 3 litros (96 onzas) de agua en los días que haga mucho calor, o sea 1.5 veces la cantidad diaria recomendada usualmente. Evite la cafeína y el alcohol, que pueden causar deshidratación. El alcohol también afecta los vasos sanguíneos, e interfiere con los mecanismos de control de calor del cuerpo, explicó Flood.
  • Finkel enfatizó que nunca se debe dejar a un niño solo en un vehículo. "Las temperaturas ambientes en un vehículo, incluso bajo temperaturas externas relativamente bajas, pueden aumentar rápidamente en quince a veinte minutos cuando el vehículo está cerrado", advirtió. "Abrir una ventana una pulgada y media no crea suficiente flujo de aire para que el ambiente sea seguro".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. también recomiendan reemplazar la sal y minerales perdidos por el organismo debido a la sudoración excesiva. Si tiene que hacer ejercicio, beba de dos a cuatro vasos de líquidos frescos no alcohólicos cada hora. Una bebida deportiva puede reemplazar la sal y minerales que se pierden al sudar. Pero si lleva una dieta baja en sal, hable con su médico antes de consumir bebidas deportivas o tomar pastillas de sal, aconseja la agencia.

Use ropa ligera, de colores claros y que no le apriete. Y asegúrese de usar un filtro solar con un FPS de 15 o más treinta minutos antes de salir, y aplíquelo nuevamente según las indicaciones del paquete, según los CDC.

Más información

Para más información sobre cómo protegerse del calor extremo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades e los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad