SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El body art en embarazadas... ¿es riesgoso?

Por -
 El body art en embarazadas... ¿es riesgoso?
CRÉDITO: THE GROSBY GROUP

Muchos artistas plásticos se dedican a pintar el vientre de las futuras mamás, creando un recuerdo especial para agregar al álbum de sus hijos. Cada sesión dura alrededor de 2 horas y el bebé parece estar a gusto con el roce de las esponjas y pinceles

Carrie Preston es una artista plástica que encontró una ocupación que le permite combinar su vocación con la maternidad: se dedica a pintar barrigas de embarazadas y al mismo tiempo, pasar más tiempo con sus hijos. La pintora, quien también tiene estudios sobre Primera Infancia, se dedicaba a decorar cuartos infantiles pero hace dos años también lo hace sobre las redondas y protuberantes barrigas de sus clientas.

Los motivos preferidos por las futuras mamás son diversos, y entre algunos de sus trabajos figura Bambi, la sirenita Ariel, los personajes de Monsters Inc., un pequeño canguro en su bolsa, un zapallo, una manzana y hasta el mismo E.T.

“Puedo parecer una loca, pero mi profesión es pintar panzas. Alguien lo podría considerar vulgar pero para mí es algo hermoso”, declara la pintora de Cornwall. Cada sesión lleva dos horas, en las cuales la embarazada se relaja y disfruta de la tarea, mientras las esponjas y pinceles se deslizan por su vientre plasmando el diseño elegido.

Los bebés por nacer parecen disfrutar del momento porque es bastante común que empiecen a moverse y patear. Hasta ahora la artista pintó más de 130 panzas, y cada clienta elige si quiere que después se le haga una sesión de fotos para el recuerdo. Las mujeres parecen  muy conformes con los resultados, y muchas declaran sentirse "sexis y atractivas" al verse.

Como Preston, en la actualidad hay muchos artistas plásticos dedicados al body painting que también se han animado a las barrigas en crecimiento. Los resultados son sorprendentes y dan muestra de una gran habilidad, técnica e imaginación.

Desde la antigüedad el hombre se dedicó a decorar y adornar su cuerpo, no solo con huesos, semillas y joyas sino también con tatuajes y todo tipo de pinturas. Algunas de éstas tenían un fin puramente estético, otras para destacar algún rango social o jerarquía dentro de su comunidad. En la Polinesia, por ejemplo, el rango de una persona estaba determinado por la cantidad de pinturas y tatuajes que cubrían su cuerpo.

La costumbre parece perdurar a través de los años, ya que el body art, body painting o pintura corporal tiene cada vez más importancia, e incluso se realizan muestras y competencias en varios puntos del planeta donde los diseñadores sorprenden con su creatividad y destreza, “desdibujando” con sus ilustraciones el soporte que eligieron para expresar su arte: el cuerpo humano.

La materia prima utilizada en este tipo de arte es pintura facial y corporal hipoalergénica, que debe respetar las normas establecidas para la industria cosmética. No se autorizan las pinturas para aplicar sobre objetos ya que contienen sustancias que podrían resultar tóxicas o causar reacciones alérgicas y otras irregularidades.

Ante de realizar el trabajo, la piel debe estar limpia y sana, sin irritaciones o cicatrices, y también hay que cuidar la higiene de esponjas y pinceles, para evitar la propagación de enfermedades.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad