SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El arte de borrar los recuerdos

Por -
El arte de borrar los recuerdos
CRÉDITO: THINKSTOCK

Un grupo de científicos holandeses está utilizando una herramienta que ya existía, pero con un nuevo uso: quitar de la memoria ciertos recuerdos. Puede servir para casos de estrés postraumático o depresión severa, aunque con cautela, dicen los médicos.

En el futuro, tal vez sea posible elegir qué malos momentos se desean borrar de la mente y dejar que la ciencia haga el resto. En ese camino va un grupo de científicos de la Universidad Radboud Nijmegen, en Holanda, quienes aseguran que con el uso de terapia de electrochoque (TEC), es posible borrar ciertos recuerdos.

Es un antiguo tratamiento psiquiátrico que se utiliza desde hace más de 75 años y que siempre ha sido cuestionado por una gran parte de la comunidad médica. Consiste en ejercer una descarga de corriente eléctrica en el cerebro con el objetivo de provocar una convulsión temporal.

Ahora, los médicos holandeses han reflotado la técnica y la están utilizando para enfocarse en ciertos recuerdos y luego interrumpirlos.

Ellos realizaron un experimento donde a los participantes les mostraron dos conjuntos de fotos, cada una de ellas con una historia. Y antes de la sesión de TEC, les volvieron a enseñar una de esas historias, con el fin de reactivar ese recuerdo en particular.

Tras el tratamiento, a los pacientes se les olvidó la historia que acababan de mirar, mientras que la memoria de la otra, permaneció intacta.

Los autores de este estudio aclaran que es sólo la prueba de un concepto, y que aún está muy lejos de ser aplicado como terapia. Pero tienen la esperanza de que un día la TEC pueda ser útil para curar trastornos como el estrés postraumático.

¿Es posible eliminarlos?

Todavía está muy lejos de ser aplicable, pero la investigación continúa. Incluso si se prueba que es posible científicamente borrar determinados recuerdos, quedan preguntas éticas por responder, y las dudas de cómo se sentirán las personas luego de hacerlo.

Los investigadores aclararon que hay que tener en cuenta que estos resultados se basan en evocaciones generadas en forma artificial, y que las conexiones más profundas de nuestra memoria real, pueden ser más difíciles de borrar.

Mientras tanto, los científicos no descansan en la búsqueda una herramienta que les permita a los médicos ayudar a las personas con estrés postraumático (TEPT) un mal que padecen casi 8 millones de estadounidenses.

En 2013, en el Instituto de Investigación Scripps (TSRI) de Florida, lograron eliminar de manera selectiva recuerdos no deseados manipulando la corteza cerebral de ratas y ratones.

También se están estudiando algunos fármacos que podrían tener la capacidad de borrar los malos recuerdos.

Recientemente, científicos de la Universidad de Psiquiatría en la Universidad de Basilea, en Suiza, realizaron un estudio donde hallaron que la Difenhidramina, la droga que contiene el Benadryl, redujo significativamente la fijación de los recuerdos negativos, pero no tuvo efecto en los recuerdos positivos o neutrales.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad