SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El abuso de las personas mayores con frecuencia no se detecta en emergencias

El abuso de las personas mayores con frecuencia no se detecta en emergencias

Hasta uno de cada 10 adultos mayores se ve afectado, pero el daño o la negligencia pueden ser difíciles de identificar, según un especialista en geriatría

VIERNES, 25 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- Más o menos un 10 por ciento de los estadounidenses mayores sufren abuso geriátrico, pero los departamentos de emergencias de los hospitales con frecuencia no detectan el problema, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores revisaron datos nacionales, y encontraron que los médicos de emergencias hacen un diagnóstico formal de ese tipo de caso en apenas una de cada 7,700 visitas de adultos mayores.

"Esos hallazgos indican que la inmensa mayoría de víctimas de abuso geriátrico pasan por el departamento de emergencias sin que se identifique el problema", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Carolina del Norte el autor principal del estudio, el Dr. Timothy Platts-Mills, profesor asistente de medicina de emergencia en la Facultad de Medicina de la universidad.

"Los médicos de emergencias intentan asegurarse de identificar y abordar todas las afecciones graves y potencialmente letales de todos los pacientes que les llegan. Respecto al abuso geriátrico, las salas de emergencias de todo el país se están quedando cortas", añadió. Platts-Mills también es codirector de la división de medicina geriátrica de emergencia de la universidad.

Los autores del estudio anotaron que las víctimas de abuso geriátrico por lo general no reciben atención de rutina de un médico de atención primaria, y con frecuencia dependen del departamento de emergencias.

Cada año en Estados Unidos, los adultos mayores hacen más de 23 millones de visitas a departamentos de emergencias. Esto significa que los departamentos de emergencias pueden tener un rol importante al identificar el abuso geriátrico y tomar medidas para garantizar la seguridad de esos pacientes y satisfacer sus necesidades no atendidas de atención de la salud, según los investigadores.

Identificar el abuso geriátrico puede ser difícil. Las personas mayores que están físicamente frágiles o tienen un deterioro mental son susceptibles a las lesiones y podrían tener dificultades para cuidar de sí mismos, explicó Platts-Mills.

"Distinguir si un moretón se debe a una caída o al abuso físico, o si una mala higiene es resultado de que el paciente quiera que no lo molesten o de negligencia del proveedor de cuidados, puede ser muy difícil", dijo.

"Pero esas dificultades no cambian la realidad de que el abuso geriátrico es común, que cobra un inmenso precio a sus víctimas, y que con frecuencia no se detecta", concluyó Platts-Mills.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre el abuso geriátrico.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad