SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

EE. UU. sigue quedándose por detrás en las tasas de mortalidad infantil, según un informe

Por Tara Haelle, Reportero de Healthday -

Los bebés prematuros y las muertes de bebés a término completo contribuyen a una tasa más alta, en comparación con otros 25 países

MIÉRCOLES, 24 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- Más bebés mueren antes de llegar a cumplir un año de edad en Estados Unidos que en la mayor parte de Europa y varios países desarrollados más, señala un nuevo informe del gobierno de EE. UU.

Una mayor proporción de bebés prematuros y de muertes de bebés a término completo fomentan una tasa más alta, lo que coloca a EE. UU. por debajo de otros 25 países, según el informe, publicado el 24 de septiembre por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

"Creo que hace mucho que sabemos que EE. UU. tiene una tasa más alta de nacimientos prematuros, pero esta tasa más alta de mortalidad infantil entre los bebés grandes a término completo, que deberían tener unas buenas probabilidades de supervivencia, no es lo que esperábamos", lamentó la autora líder del estudio, Marian MacDorman, estadista e investigadora principal del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

La tasa de mortalidad infantil se refiere al porcentaje de bebés nacidos vivos que mueren antes de su primer cumpleaños.

El informe compara las tasas de mortalidad infantil en Estados Unidos con los de los países europeos y Australia, Israel, Japón, Corea y Nueva Zelanda en 2010, el año más reciente con datos disponibles.

En Estados Unidos, mueren 6.1 bebés por cada 1,000 nacimientos vivos, una tasa de más del doble frente a Finlandia, Japón, Portugal, Suecia, la República Checa y Noruega. Aún así, la tasa de EE. UU. constituye una mejora frente a 2005, cuando la tasa era de 6.87 y no había cambiado gran cosa en cinco años, según el informe.

Los motivos de la tasa más alta en EE. UU. son complejos. Las mejoras en la atención prenatal han conducido a más bebés prematuros, que están en un mayor riesgo de muerte, en lugar de mortinatos, señaló la Dra. Deborah Campbell, profesora de pediatría clínica del Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York. Los mortinatos no aparecen en las estadísticas de mortalidad infantil.

Pero las disparidades en la atención prenatal también desempeñan un papel, afirmó.

"EE. UU. se queda por detrás de otros países desarrollados porque sigue habiendo lagunas significativas en el acceso y la utilización de la atención prenatal y anterior a la concepción", comentó Campbell, que también es directora de la división de neonatología del Hospital Pediátrico del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York. "Hay una historia muy clara de desigualdades raciales y étnicas en los resultados maternos e infantiles en EE. UU., y las mujeres negras y sus bebés están en el mayor riesgo y tienen las tasas más altas de malos resultados", señaló.

Campbell añadió que vencer los efectos de los problemas pasados de la salud, como la mala nutrición, la discriminación y la falta de acceso a una atención de salud de calidad puede tardar tres o cuatro generaciones.

Al mismo tiempo, parece que más bebés nacen antes de las 24 semanas en Estados Unidos que en otros países, dijo MacDorman.

"Creo que hemos hecho unos mayores esfuerzos por salvar a los bebés realmente minúsculos de 22 o 23 semanas que algunos otros países", planteó, aunque añadió que el informe no abordó los motivos de los hallazgos de su equipo.

"Si es algo bueno o malo, creo que depende", comentó MacDorman. "Quizá aquí sobrevivan más de esos bebés minúsculos, pero tal vez sobrevivan con discapacidades terribles, problemas de salud a largo plazo y cosas así".

Cuando el equipo del estudio excluyó a los nacimientos antes de las 24 semanas, la tasa de EE. UU. mejoró a 4.2 muertes por cada 1,000 nacimientos vivos, pero siguió quedando por detrás de otros nueve países, y con una tasa de más o menos del doble que Dinamarca, Finlandia y Suecia.

La tasa de mortalidad infantil específica entre los prematuros tempranos (de 24 a 31 semanas) fue bastante similar en EE. UU. y Europa, pero la tasa de los bebés nacidos entre las 32 y las 36 semanas fue peor. Para los bebés nacidos a partir de las 37 semanas, Estados Unidos quedó clasificado en último lugar.

"Son bebés a término completo que se supone que están bastante sanos", dijo MacDorman. "Este informe no describe directamente lo que sucede, pero creo que se trata más de factores sociales, como el SMSL [síndrome de muerte súbita del lactante] y las lesiones. No creo que tenga tanto que ver con la atención de salud, sino con el ambiente y la crianza del niño".

Según Campbell, los riesgos de esos bebés incluyen defectos de nacimiento y anomalías cromosómicas, un peso bajo al nacer, el SMSL, lesiones como los ahogamientos accidentales y las afecciones de las madres que también afectan al recién nacido, como la diabetes gestacional o la preeclampsia.

Varias de esas afecciones ocurren con más frecuencia en las mujeres negras, las amerindias y las nativas de Alaska, señaló Campbell.

Sin embargo, anotó, varias agencias y organizaciones de EE. UU. comenzaron en 2009 un esfuerzo por mejorar la tasa de nacimientos prematuros y la atención prenatal. Una gran parte de este esfuerzo incluía eliminar los partos que no eran médicamente necesarios antes de las 39 semanas de embarazo.

"Esto ha reducido de forma dramática el número de bebés nacidos prematuros tardíos", aseguró Campbell. Otra mejora incluyó fomentar unas prácticas estandarizadas y basadas en la evidencia para la atención prenatal y del recién nacido, dijo.

Los investigadores estimaron que si EE. UU. igualara las tasas de nacimientos prematuros y de muertes de bebés nacidos a término completo de Suecia, cada año ocurrirían 7,300 muertes infantiles menos, según las cifras de 2010.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU. ofrece consejos para un embarazo sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad