SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

EE. UU. debe fortalecer sus existencias de sangre, según un informe

EE. UU. debe fortalecer sus existencias de sangre, según un informe

Las nuevas enfermedades y las presiones financieras son amenazas potenciales, señalan unos investigadores

LUNES, 28 de noviembre de 2016 (HealthDay News) -- El sistema de suministro de sangre de EE. UU. se enfrenta a problemas financieros y de otro tipo que podrían conducir a una escasez de sangre en el futuro, plantea un nuevo informe.

Pero, por ahora, el sistema sigue funcionando bien, dijeron los investigadores. En 2013, más de 14 millones de unidades de sangre se recolectaron de unos 15.2 millones de personas, y se transfundieron 13.2 millones de unidades.

Pero quizá se necesite una mayor supervisión del gobierno del sistema de sangre para garantizar un suministro de sangre adecuado y prevenir la escasez de sangre, según un informe de RAND Corporation, una organización de investigación sin fines de lucro.

"El sistema de sangre de EE. UU. funciona con efectividad, pero está en un estado de cambio e incertidumbre", advirtió en un comunicado de prensa de la RAND el autor líder del estudio, Andrew Mulcahy.

"Las presiones financieras, los cambios en la práctica y la tecnología de la atención de la salud, y el surgimiento de amenazas externas como el virus del Zika presionan al sistema y podrían en potencia amenazar a los suministros existentes de sangre. Necesitamos un sistema mejor, más eficiente y más sostenible", dijo.

Los avances médicos (como las cirugías menos invasivas y los nuevos fármacos) han reducido la demanda de sangre en la última década. Pero solo ha habido una ligera reducción en el tamaño del sistema de recolección y distribución de sangre, según el informe.

Además, la consolidación de los propietarios de los hospitales ha cambiado el poder de negociación de los centros de sangre a los hospitales.

Esos factores han llevado a una mayor competencia entre los centros de sangre, lo que ha resultado en una reducción de los precios de la sangre y de los ingresos ya bajos de los centros de sangre. Al mismo tiempo, los avances tecnológicos y la amenaza de patógenos nuevos, como el virus del Zika, llevan a nuevos costos de producción y evaluación para los suplidores de sangre, explicaron los investigadores.

Otro problema es el decreciente número de donantes activos.

Los efectos a corto plazo de esos problemas podrían incluir el cierre de muchos centros de sangre, y escasez de sangre. Quizá sea necesario consolidar los centros de sangre, lo que podría conducir a un sistema de sangre más fuerte, según el informe.

El gobierno federal debe tomar varias medidas para respaldar al sistema de sangre, dijeron los autores del estudio, incluyendo recolectar datos sobre el rendimiento del sistema, como detalles sobre el uso de sangre y los arreglos financieros entre los centros de sangre y los hospitales.

El gobierno federal también debe determinar los niveles adecuados de "capacidad de aumento súbito" para responder a las emergencias de salud pública, y subsidiar a los centros de sangre para mantener esa capacidad. También es necesario desarrollar conexiones con otros participantes en el sistema de sangre para crear una red de seguridad de sangre, concluyó el informe.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre las transfusiones sanguíneas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad