SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Disminuyen los casos de salmonella en EE. UU., pero las tasas de intoxicación alimentaria siguen siendo altas

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Disminuyen los casos de salmonella en EE. UU., pero las tasas de intoxicación alimentaria siguen siendo altas

Un nuevo informe de los CDC halla que ciertos contaminantes, como Vibrio y E. coli, están en aumento

JUEVES, 17 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Aunque EE. UU. ha experimentado un declive en el número de enfermedades por salmonella en años recientes, ha habido poco avance general en la reducción de los brotes de intoxicaciones alimentarias, señalan las autoridades sanitarias.

"La noticia es mixta", apuntó el mediodía en una conferencia de prensa el Dr. Robert Tauxe, subdirector de la División de los de Enfermedades Ambientales, Transmitidas por el Agua y los Alimentos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. "Se han logrado algunas mejoras, pero se necesita sustancialmente más trabajo".

Las tasas de enfermedades debidas al Vibrio, una toxina bacteriana que se halla en el marisco, en realidad han aumentado recientemente, anotaron los CDC.

El nuevo informe siguió los patrones de los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos de 10 estados. En 2013, el sistema de reportes de intoxicaciones alimentarias de los CDC identificó 19,000 infecciones relacionadas, 4,200 hospitalizaciones y 80 muertes entre los 48 millones de residentes de esos estados.

La salmonella sigue siendo la causa más frecuente de intoxicación alimentaria, ya que conforma el 38 por ciento de todos los casos, apuntó Tauxe. La bacteria Campylobacter, que conformó el 35 por ciento de las intoxicaciones alimentarias, quedó en segundo lugar. Tanto salmonella como Campylobacter pueden contaminar la carne, el pollo y las verduras, advirtió Tauxe.

Pero hubo algunas buenas noticias. En 2013, la tasa de infecciones con salmonella se redujo en un 9 por ciento, en comparación con la tasa de 2010 a 2012, halló el informe de los CDC. "Este descenso lleva a la salmonella de nuevo a la tasa que observamos entre 2006 y 2008", anotó Tauxe.

Pero la tasa actual de infecciones con salmonella es de 15 casos por cada 100,00 personas, todavía por debajo de la tasa de 11.4 por cada 100,000, que los CDC esperan alcanzar para 2020, apuntó.

Tauxe cree que parte del declive en los casos de salmonella es resultado de haber detenido un gran brote de la bacteria en los huevos en 2010, y las subsiguientes regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., que obliga a que los huevos se refrigeren de forma continua de la granja a la tienda.

Pero por otra parte, las infecciones con Campylobacter han aumentado en un 13 por ciento desde 2006 a 2008, y han permanecido estables en los últimos cinco años, lamentó Tauxe.

Los casos de enfermedad por la bacteria Vibrio, que se halla en los mariscos vivos, siguen conformando apenas el 1 por ciento de los casos de intoxicación alimentaria, pero han estado en aumento. "Las infecciones con Vibrio han seguido aumentando, igual que en el pasado", dijo Tauxe. "Tenemos el nivel más alto observado desde el inicio de nuestro control en 1996".

Desde 1996, las infecciones con Vibrio han aumentado en un 168 por ciento, y los casos aumentaron en un tercio en apenas los últimos tres años.

Además, las intoxicaciones alimentarias por otra bacteria, la E. coli, también han estado aumentando tras un periodo de declive. "El avance que se ha notado desde 2006-2008 [contra la E. coli] se ha estancado", dijo. "Aun así, las infecciones con E. coli son un 30 por ciento menos comunes que en 1996".

Las personas más afectadas por intoxicaciones alimentarias fueron los niños menores de 5 años y los adultos a partir de los 65, según Tauxe.

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, planteó que la única forma de controlar la intoxicación alimentaria es mediante una mayor cantidad de regulaciones más estrictas.

"Tratamos excesivamente a los animales y a las personas con antibióticos, lo que crea cepas de estas bacterias que son resistentes a los fármacos", cree. "Ese es el problema".

Siegel también asegura que las formas en que se crían los animales, en condiciones de hacinamiento y con frecuencia viviendo con sus propias heces, son un terreno de cultivo para las bacterias nocivas.

"Se necesita más supervisión y pruebas para esas bacterias", aseguró.

Para ayudar a reducir la amenaza de la intoxicación alimentaria, la FDA y el Departamento de Agricultura de EE. UU. dicen que están creando nuevos planes y regulaciones, lo que incluye nuevos estándares para el pollo cortado y el pollo y el pavo molidos.

Los consumidores y la industria alimentaria también tienen un papel que desempeñar, anotaron los CDC. Las compañías pueden utilizar ingredientes más seguros y pueden implantar controles para prevenir la distribución de comida contaminada.

Además, restaurantes y consumidores pueden seguir unas prácticas seguras en sus cocinas. Éstas incluyen cocinar la carne a temperaturas adecuadas, lavar los productos y preparar la carne y las verduras frescas en superficies distintas.

Los consumidores también deben saber que consumir leche no pasteurizada, quesos blandos hechos con leche no pasteurizada y ostras crudas conlleva riegos, añadió la agencia.

El informe aparece en la edición del 18 de abril de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Para más información sobre cómo evitar las intoxicaciones alimentarias, visite Foodsafety.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad