SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

De acuerdo con un estudio, quizá la obesidad <i>no</i> le robe años de vida

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
De acuerdo con un estudio, quizá la obesidad <i>no</i> le robe años de vida

Una investigación sugiere que el aumento de un 30 por ciento en el riesgo de muerte prematura ha desaparecido en las últimas cuatro décadas

MARTES, 10 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Después de todo, quizá la obesidad no acorte su vida, sugiere un estudio reciente.

Unos investigadores daneses reportan que el riesgo de que un hombre o una mujer obesos mueran de forma prematura se ha reducido dramáticamente en los últimos 40 años.

¿Qué tan dramáticamente? Según su análisis, el aumento de un 30 por ciento en el riesgo de muerte prematura por todas las causas que se encontró en los 70 casi ha desaparecido.

Traducción: los investigadores afirmaron que el riesgo de morir pronto por todas las causas es ahora igual entre los individuos obesos y los de peso normal.

No solo eso, sino que tener un índice de masa corporal (IMC) de 27, que se considera como sobrepeso, se vinculó con tener el riesgo más bajo de morir por cualquier causa, apuntaron los autores del estudio.

Pero tanto los investigadores daneses como expertos de EE. UU. anotaron que una vida más larga quizá no sea una mejor vida, sobre todo si una persona obesa o con sobrepeso se enfrenta a enfermedades crónicas.

El sorprendente hallazgo surge del trabajo dirigido por el Dr. Borge Nordestgaard, profesor clínico del Instituto de Medicina Clínica de la Universidad de Copenhague.

El análisis comparó datos sobre el IMC con las estadísticas de fallecimiento por todas las causas entre tres grupos de daneses: 14,000 que se inscribieron en un estudio cardiaco a mediados de los 70, 9,500 inscritos en el mismo estudio a principios de los 90, y más de 97,000 que se inscribieron en un estudio sobre el estilo de vida entre 2003 y 2013.

Las clasificaciones actuales del peso califican un peso normal como tener un IMC de entre 18.5 y 24.9. Los que tienen un IMC de entre 25 y 29.9 se consideran con sobrepeso, y todo el que tenga un IMC de 30 o más se considera obeso. El IMC es una medida basada en la estatura y el peso.

El resultado del análisis danés: además de que el riesgo de muerte prematura relacionado con la obesidad se redujo a los mismos niveles que el del peso normal, el equipo encontró que el nivel de IMC vinculado con la tasa más baja de mortalidad prematura por todas las causas había aumentado en más de tres unidades, al incrementarse de 23.7 en los 70 a 27 en 2013.

"En la escala del IMC, un aumento de 3.3 unidades es mucho", afirmó Nordestgaard. "Y un IMC de 27 en realidad está justo en medio de lo que hoy en día llamamos tener 'sobrepeso'", explicó.

"Pero por supuesto, este es un solo trabajo. Ciertamente las categorías del IMC para lo que se considera sobrepeso y obesidad fueron definidas por la Organización Mundial de la Salud basándose en datos recolectados antes de los 90. Así que quizá debamos reconsiderar lo que ahora llamamos sobrepeso y obesidad", sugirió Nordestgaard.

"Pero no sabemos qué es causa y qué es efecto. Solo observamos el punto final más duro, que es la longevidad, no la calidad de vida. Así que aunque hoy día se viva más aunque se tenga sobrepeso, quizá también se esté más enfermo. Quizá esté vivo, pero con diabetes y enfermedad cardiovascular, y problemas de las rodillas y las articulaciones, cosas que no observamos en lo absoluto", explicó Nordestgaard.

"Y en EE. UU., por supuesto, la obesidad con frecuencia supera por mucho a un IMC de 27", añadió. "Si tiene mala conciencia pensando que por tener un poco de sobrepeso morirá temprano, quizá en realidad no sea así. Pero nuestros datos no deben usarse como excusa para comer más o para adquirir sobrepeso si no lo tiene".

Lona Sandon, directora de programa y profesora del departamento de nutrición clínica del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas, se hizo eco de ese punto.

"No creo que necesariamente se haya vuelto más seguro tener lo que los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. han clasificado como un IMC de sobrepeso", dijo.

"Una gran diferencia entre las décadas son los avances en el tratamiento farmacológico y otros tratamientos médicos que han ayudado a la gente a vivir más tiempo, con o sin sobrepeso y obesidad y las afecciones asociadas", añadió Sandon.

Pero eso no significa que tener sobrepeso sea ahora más saludable que antes. Simplemente significa que "los médicos pueden tratar los síntomas mejor", advirtió.

"Independientemente de que se tenga un peso óptimo, sobrepeso u obesidad, hacer el esfuerzo por alcanzar el mejor récord personal respecto a una alimentación saludable y al ejercicio es clave para reducir el riesgo de enfermedad crónica", aconsejó Sandon. "Independientemente del peso, las conductas de alimentación saludable y ejercicio ayudan a proteger nuestra salud y bienestar".

Los hallazgos aparecen en la edición del 10 de mayo de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más consejos para un peso sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad