SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuestionan las directrices para el tratamiento de la neumonía

Cuestionan las directrices para el tratamiento de la neumonía

En casos con resistencia a múltiples medicamentos, los antibióticos múltiples podrían no ser siempre lo mejor

MIÉRCOLES, 19 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los pacientes de cuidados intensivos que podrían estar infectados con cepas de neumonía que son resistentes a medicamentos múltiples quizás sean más propensos a morir si se siguen las directrices de tratamiento actuales, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos resaltan la necesidad de evaluar las directrices de la Asociación Torácica Estadounidense (American Thoracic Society, ATS) y de la Asociación Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA), afirmaron los investigadores.

Las directrices actuales recomiendan el tratamiento inmediato con antibióticos, antes de saber los resultados de los cultivos, para los pacientes en riesgo de infección resistente a múltiples medicamentos (RMM). Las directrices señalan que los pacientes deben recibir un régimen de tres antibióticos: dos fármacos contra los llamados patógenos Gram negativos y uno contra el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, SARM. La lógica de este método es que al menos un medicamento será activo contra cualquier probable agente infeccioso.

Sin embargo, varios estudios llevados a cabo desde la publicación de las directrices en 2005 no han logrado mostrar que la terapia dual Gram negativa sea mejor que el tratamiento con un solo fármaco, anotaron los investigadores.

Para el estudio, un equipo liderado por el Dr. Daniel Ket, de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, inscribió a 303 pacientes en riesgo de neumonía RMM de cuatro centros médicos académicos en EE. UU. De esos pacientes, 129 fueron tratados según las directrices de ATS/IDSA, y 174 recibieron un tratamiento distinto.

La tasa de supervivencia tras 28 días fue de 65 por ciento en el grupo que cumplió con las directrices, y 79 por ciento en el grupo que no lo hizo, encontraron los investigadores.

"Nuestros resultados plantean más preguntas sobre la combinación de tratamiento empírico Gram negativo para los pacientes de neumonía, incluso los que están gravemente enfermos y en riesgo de patógenos resistentes a múltiples medicamentos", escribieron los investigadores.

A un experto no le sorprendieron estos hallazgos.

"¿Quién contrae neumonía con bacterias resistentes? Una persona en una condición tan débil que es vulnerable a patógenos que normalmente serían triviales", anotó el Dr. Bruce Hirsch, médico adjunto de la división de enfermedades infecciosas del Hospital de la Universidad de North Shore, en Manhasset, Nueva York. "Una persona que ya ha sufrido infecciones múltiples y se ha visto expuesta a regímenes múltiples de antibióticos. Una persona con anomalías pulmonares estructurales que evitan que los pulmones se recuperen de las infecciones".

Según Hirsch, el nuevo estudio "demuestra las altas tasas de mortalidad en pacientes que reciben los antibióticos recomendados además de antibióticos individualizados. Incluso en esta era de fármacos sofisticados y potentes, la adherencia a las mejores directrices puede conducirnos al fracaso".

Por su parte, los autores del estudio "recomiendan que las directrices planificadas y revisadas de ATS-IDSA sean revaluadas antes de su implementación general. Dado que el motivo más común de la falta de cumplimiento fue el no usar un fármaco anti Gram negativo secundario, sugerimos una comparación de regímenes que empleen tratamiento contra el SARM y cobertura Gram negativa individual versus dual".

El estudio aparece en la edición en línea del 19 de enero de la revista The Lancet Infectious Diseases.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón tiene más información sobre la neumonía.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad