SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuando hace calor, la seguridad es esencial para las personas mayores

Cuando hace calor, la seguridad es esencial para las personas mayores

Las enfermedades crónicas también incrementan la vulnerabilidad a los aumentos de la temperatura

DOMINGO, 12 de julio de 2015 (HealthDay News) -- A medida que el termómetro aumenta, lo mismo ocurre con los riesgos de salud de las personas mayores y otras con problemas médicos crónicos.

El riesgo de enfermedades potencialmente letales relacionadas con el calor puede aumentar con una combinación de unas temperaturas altas, ciertos factores del estilo de vida y la salud general, según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Los factores del estilo de vida que pueden aumentar los peligros incluyen no beber suficientes líquidos, no tener aire acondicionado, ponerse demasiada ropa, estar en lugares hacinados y una falta de movilidad y acceso al transporte.

En los días calurosos y húmedos, las personas mayores y las que tienen problemas crónicos de salud deben permanecer bajo techo y en lugares más frescos. Los que no tengan aire acondicionado deben ir a lugares que tengan aire acondicionado, como los centros de mayores, los centros comerciales, los cines, las bibliotecas o los centros comunitarios para refrescarse, planteó la agencia en un comunicado de prensa.

Si usa alcohol, o tiene un peso sustancialmente excesivo o insuficiente, es más susceptible a las enfermedades inducidas por el calor. Las enfermedades del corazón, los pulmones y los riñones, y los cambios en la piel relacionados con la edad, como una circulación mala y no tener suficientes glándulas sudoríparas, también hacen que las personas sean más vulnerables a las temperaturas altas.

Las personas que consumen dietas en que la sal está restringida también podrían tener un mayor riesgo cuando hace calor. Pero no use pastillas de sal antes de consultar al médico.

Tomar medicamentos múltiples o fármacos que reduzcan la sudoración, como los diuréticos, los sedantes, los tranquilizantes y algunos medicamentos para el corazón y para la presión arterial, también puede aumentar el riesgo de enfermedades por el calor. Pero debe seguir tomando todos los medicamentos recetados y hablar sobre los posibles problemas con el médico, aconseja el instituto.

Si cree que alguien tiene una enfermedad relacionada con el calor, llévele a un lugar con sombra y aire acondicionado, o a otro lugar fresco, y haga que se tumbe. Anime a esa persona a tomar una ducha, un baño o a pasarse una esponja con agua fría, si hacerlo es seguro. Otra opción es aplicar un paño frío y húmedo en las muñecas, cuello, axilas y/o ingles. Ofrezca líquidos, pero no bebidas con alcohol ni cafeína.

Si sospecha que ha sufrido una insolación, un tipo de enfermedad por el calor que puede resultar letal, llame al 911. Las señales incluyen una temperatura corporal alta, confusión o agresividad, un pulso fuerte y rápido, falta de sudoración, piel enrojecida y reseca, sensación de mareo, tambalearse o caer en coma.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las enfermedades por el calor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad