SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alertan sobre los parásitos en las piscinas

Por -
Alertan sobre los parásitos en las piscinas
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que hay una amenaza parasitaria en el agua de los natatorios que puede provocar diarrea, y dieron a conocer pasos sencillos para reducir los riesgos.

Este verano hay que tomar conciencia de que en el agua de la piscina puede haber un parásito llamado Cryptosporidium o "Crypto", con la capacidad de infectar a quienes entran en contacto con él. 

Es un tipo de parásito que infecta tanto a los animales como a los seres humanos, tiene una especie de recubrimiento externo que le permite sobrevivir durante períodos largos de tiempo y es resistente a la desinfección con cloro. Puede provocar diarrea, sobre todo en los niños.

A nivel mundial, el agua contaminada es un problema grave que puede causar dolor severo, discapacidad e incluso la muerte. Las enfermedades globales más comunes relacionadas con el agua contaminada por parásitos incluyen el gusano de Guinea, la esquistosomiasis, la amebiasis, la criptosporidiosis (Crypto), y giardiasis, informan los CDC.

Las personas se infectan cuando tragan o toman contacto con agua contaminada por ciertos parásitos y pueden enfermar gravemente. Muchas veces, las mismas personas infectadas hacen que continúe el ciclo de infección a través del agua.

Al acecho en el agua

Hay otras enfermedades específicas relacionadas con actividades recreativas en el agua (RWIS por su sigla en inglés) y son las que se propagan por tomar, inhalar o simplemente tener contacto con el agua contaminada de piscinas, tinas calientes, lagos, ríos u océano.

Los parásitos son una de las causas de enfermedades RWIS más comunes: el agua se contamina y disemina el contagio. De éstos, los dos más comunes son el Crypto y el Giardia intestinalis, que se encuentran en la materia fecal de una persona infectada.

Estos dos parásitos pueden propagarse cuando una persona traga agua que está contaminada con materia fecal de una persona infectada que puede estar, por ejemplo, en la misma piscina, y enfermar. Aquéllos con el sistema inmune comprometido, pueden estar en mayor riesgo de complicaciones, advierten las autoridades de salud.

Cómo tener una piscina saludable

Por los CDC

  • Mantén el pis, la caca, el sudor y la suciedad fuera del agua.
  • Mantente fuera del agua si tienes diarrea
  • Dúchate antes de entrar en el agua.
  • No hagas pis o caca en el agua.
  • No tragues el agua de la piscina.

Después de cada hora ¡todo el mundo fuera del agua!

  • Lleva a los niños al baño.
  • Revisa los pañales y cámbialos en un cuarto de baño o en una zona alejada de la piscina para evitar que los gérmenes lleguen a la piscina.
  • Vuelve a aplicar protector solar.
  • Toma líquidos en abundancia.
  • Comprueba el nivel de cloro libre y pH antes de entrar en el agua, con tiras reactivas que se venden en las tiendas. Al hacerlo, ten en cuenta que en las piscinas el nivel de cloro libre adecuado (1-3 mg/L o partes por millón [ppm]) y pH (7.2 a 7.8) mantienen el poder de destruir a los gérmenes, y así estarás a salvo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad