SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Continúa ampliamente la venta de bebidas ricas en calorías en escuelas primarias estadounidenses

Por Kathleen Doheny, Reportera de Healthday -
Continúa ampliamente la venta de bebidas ricas en calorías en escuelas primarias estadounidenses

Un estudio halla que, a pesar de las directrices nacionales, cerca de la mitad de los estudiantes puede comprar bebidas poco saludables

LUNES, 1 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- A pesar del establecimiento de directrices nacionales para disuadir de vender bebidas azucaradas ricas en calorías a estudiantes de escuelas primarias, un estudio estadounidense reciente halla que muchos niños pequeños todavía pueden conseguir ese tipo de bebidas mientras están en la escuela.

Según las recomendaciones voluntarias, emitidas en 2007 por el Instituto de Medicina, se recomienda que los estudiantes de primaria solo tengan acceso a agua, jugo al cien por ciento y leche con o sin sabor descremada o al 1 por ciento además del programa de almuerzo, señaló la Dra. Lindsey Turner, profesora clínica asistente de nutrición y kinesiología de la Universidad de Illinois en Chicago.

Su hallazgos sobre la efectividad de las escuelas, públicas y privadas, para limitar el acceso de los estudiantes a bebidas ricas en calorías y azúcar aparece en línea en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Las bebidas endulzadas con azúcar, en particular, se han relacionado con la creciente epidemias de obesidad en la juventud y se han relacionado con mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y otros problemas de salud.

Turner realizó una encuesta nacionalmente representativa para determinar exactamente qué bebidas están disponibles en escuelas primarias. Para el año lectivo 2008 a 2009, según Turner, "el 45 por ciento de los estudiantes de las escuelas [primarias] públicas podía comprar bebidas poco saludables en la escuela". En 2006 a 2007, 39 por ciento podía hacerlo, dijo, y agregó que "idealmente, la cifra debería ser cero".

Para el estudio, Turner encuestó a cerca de 500 escuelas públicas y cerca de 300 privadas cada año. "Observamos esto por tres años consecutivos", apuntó.

"En escuelas privadas, el panorama es considerablemente peor", dijo. En 2006 a 2007, 57 por ciento de los niños de escuelas primarias tenían acceso a bebidas ricas en calorías fuera del programa del almuerzo y en 2008 y 2009, 59 por ciento lo tuvo.

"Se han logrado alcances, pero no son suficientes", apuntó Turner.

Los hallazgos parecen contradecir un informe publicado en marzo por la Asociación Estadounidense de Bebidas (American Beverage Association, ABA), una agremiación, que informó que 99 por ciento de los distritos escolares que tenían contratos de distribución de bebidas cumplían con las directrices voluntarias.

Los avances logrados en la reducción de las bebidas pocos saludables en realidad es superior a lo que el estudio de Turner podría sugerir, señaló el Dr. Robert Wescott, economista independiente de Washington D. C. que trabajó en el informe de la ABA. La cifra de 99 por ciento, dijo, provino de las empresas que surten las máquinas expendedoras.

"Las empresas de bebidas no informan sobre la leche", explicó, y las leches más ricas en grasa correspondan a muchas de las bebidas "poco saludables" halladas en el informe de Turner.

En respuesta al estudio, la ABA emitió una declaración que señaló que el nuevo informe no incluye datos del año lectivo 2009 a 2010. "De hecho", según la declaración, "se lograron los mayores avances para alcanzar el cumplimiento durante el verano de 2009".

Esto confirma que el informe de marzo de 2010 de la ABA mide únicamente los envíos de botellas a las escuelas, no las compras de las escuelas a otras fuentes, como tiendas pequeñas. Las empresas miembros de la ABA no son proveedores principales de leche, según la declaración.

El "panorama" de las bebidas escolares sin duda está cambiando, según la declaración de la ABA.

En su informe de marzo, la ABA halló que "el estudiante promedio de escuela primaria está comprando menos de 30 ml (1 onza) por estudiante por año de gaseosas con todas las calorías".

En cuanto a la discrepancia entre los dos hallazgos, Turner señaló que la clave podría ser la frase "con un contrato de distribución de bebidas", pues algunas escuelas podrían obtener bebidas según otros términos y condiciones.

Señaló que para las escuelas privadas en particular, las ventas de bebidas fuera del horario escolar pueden ser fuente de ingresos.

Los hallazgos muestran que hay oportunidades para hacer más, señaló Amy Jamieson-Petonic, dietista registrada de la Clínica Cleveland de Ohio y vocera de la Asociación Estadounidense de Profesionales en Nutrición.

"Yo sugeriría que los padres sustituyan activamente las gaseosas por bebidas saludables", dijo. "La gaseosa es rica en calorías y azúcares simples y su densidad nutricional es muy baja. Los padres necesitan dar buen ejemplo a sus hijos para ayudarles a hacer de elegir alimentos y bebidas saludables una prioridad".

Los padres pueden hacer la diferencia, coincidió Turner. Sugiere que los padres visiten la escuela y evalúen la situación de máquinas expendedoras, y que presione para que se hagan cambios si es necesario.

Más información

Para más información sobre los estándares nutricionales escolares sugeridos, visite el Instituto de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad