SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consejos para un castillo inflable seguro

Por Healthday -
Consejos para un castillo inflable seguro

Los niños se lesionan al chocar contra los demás o al caerse, señala una experta, por lo que se necesita supervisión

Los castillos inflables son divertidos para los niños, pero solo si se usan de forma adecuada, advierten los expertos.

Si no se siguen ciertas precauciones de seguridad, puede haber lesiones. Con la mayor frecuencia, los niños se lesionan los codos u otras partes del cuerpo superior cuando chocan contra otros niños o se caen del castillo, anotaron los expertos. La supervisión adulta es esencial.

"Los castillos inflables son una gran forma para lograr que los niños sean activos, y se consideran un riesgo relativamente manejable, dado que la gravedad de las lesiones es en general menor que en un trampolín", comentó la Dra. Teresa Cappello, cirujana ortopédica pediátrica del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola, en Illinois.

"Pero las lesiones y las fracturas son bastante comunes durante el juego en los castillos inflables, y los padres deben supervisar a los niños", explicó en un comunicado de prensa de la Loyola.

"Si tiene un castillo inflable en su patio o en una fiesta en el vecindario, asegúrese de que haya un adulto responsable siempre atento a lo que sucede", añadió.

Las lesiones dentro de un castillo inflable por lo general ocurren cuando niños de distintos tamaños saltan al mismo tiempo. Cappello aconsejó a los padres dividir a los niños en grupos según la edad y el tamaño, y luego asignar a un adulto a la entrada del castillo para que vigile.

"Los padres deben hacer cumplir la separación por edad cuando juegan, y hacer que los niños hagan turnos en el castillo", aconsejó Cappello. "Para los niños resulta más divertido si tienen espacio para saltar y jugar, y aprender a hacer turnos siempre es una buena lección. Si planifica una fiesta, añada un vigilante del castillo inflable a la lista de voluntariado".

Limitar el número de niños que entren a la vez al castillo inflable también es importante. Si el castillo se llena demasiado, es más probable que los niños se caigan y se lesionen.

Si ocurre una lesión, los padres deben sacar al niño del montón y evaluar la situación. Cualquier deformidad o asimetría física en las extremidades se debe tratar en la sala de emergencias. Si la lesión no parece anómala, los padres pueden optar por una "espera vigilante". Si el niño tiene un dolor que no se va tras un día, es el momento de acudir al médico.

"Con frecuencia, los padres piensan que si el niño puede mover el brazo, no está roto. Con los niños no siempre es así. Muchos niños pueden mover los brazos incluso con un hueso roto", anotó Cappello. "Si el niño sigue teniendo dolor al día siguiente, incluso aunque pueda mover la extremidad lesionada, debe ir al médico y hacerse una radiografía".

Más información

La Alianza para la Prevención de las Lesiones Infantiles (Child Injury Prevention Alliance) ofrece más información sobre el uso adecuado de los castillos inflables.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad