SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Conducir es una mala idea para la gente que lleva un yeso o una abrazadera, según los expertos

Conducir es una mala idea para la gente que lleva un yeso o una abrazadera, según los expertos

Un estudio encuentra que frenar toma más tiempo cuando el tobillo del conductor está inmovilizado

JUEVES, 23 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Conducir es una mala idea para las personas que tienen que usar un yeso, tablilla o abrazadera mientras se recuperan de una lesión o cirugía en el pie derecho, informa un estudio reciente.

Los autores del estudio también encontraron que frenar toma mucho más tiempo cuando el conductor usa un dispositivo para inmovilizar el tobillo que cuando usa zapatos normales.

Los investigadores midieron el tiempo de frenado de emergencia en voluntarios que usaban un freno adaptado para uso con el pie izquierdo, o que usaban un yeso corto en la pierna, una bota de control de movimiento del tobillo, o zapatos normales.

Los investigadores encontraron que, en comparación con un conductor que usaba zapatos normales, los que usaban un dispositivo o que contaban con frenos adaptados en un coche que viajaba a casi 97 KM (60 millas) por hora se desplazaban: 2.8 metros (9.2 pies) adicionales durante un frenado de emergencia si el conductor usaba una bota de control de movimiento del tobillo en la pierna derecha; 1.86 metros (6.1 pies) adicionales si el conductor usaba un yeso corto en el tobillo de la pierna derecha; 1.83 metros (6 pies) adicionales si el conductor usaba un adaptador para frenar con el pie izquierdo.

Además, en comparación con un conductor que usaba zapatos normales, los que usaban un dispositivo o tenían frenos adaptados en un coche que viajaba a 56 km (35 millas) por hora se desplazaban 1.6 metros (5.4 pies), 1.1 metros (3.6 pies) y casi 1.1 metros (3.5 pies) adicionales, respectivamente, lo que podría resultar en la diferencia entre evitar o sufrir un choque, señalaron los investigadores.

El estudio aparece en la edición del 15 de diciembre de la revista Journal of Bone and Joint Surgery.

"No encontramos un dispositivo que fuera tan seguro como los zapatos normales. Solo evaluamos situaciones de frenado de emergencia, pero es razonable suponer que si una persona no puede frenar rápidamente en una emergencia, tal vez no sea seguro que esa persona conduzca", señaló en un comunicado de prensa de la revista el Dr. Thomas Dowd, cirujano ortopédico del Centro Médico Brook del Ejército en el Fuerte Sam Houston de Texas.

"Según nuestros hallazgos, no podemos recomendar que ningún paciente vuelva a conducir mientras usa un adaptador de frenos o un dispositivo de inmovilización en el pie derecho. Los cirujanos ortopédicos deben educar a sus pacientes sobre estas inquietudes de seguridad al discutir sobre el mejor momento para comenzar a conducir de nuevo", añadió Dowd.

Más información

La Asociación Médica Estadounidense de Podiatría tiene más información sobre las lesiones de pie y tobillo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad