SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerca de uno de cada cinco estudiantes de quinto grado de Virginia Occidental podría ser hipertenso

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Cerca de uno de cada cinco estudiantes de quinto grado de Virginia Occidental podría ser hipertenso

Investigadores aseguran que observaron hallazgos similares en otros lugares

MIÉRCOLES, 13 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Cerca de veinte por ciento de los estudiantes de quinto grado de Virginia Occidental podrían tener hipertensión arterial, según una investigación reciente de un estudio continuado que identifica factores de riesgo de enfermedad cardiaca.

"El verdadero impulso de esta investigación es lograr obtener algo de atención sobre el hecho de que necesitamos evaluar la hipertensión [presión arterial elevada] en los niños. Además, aunque una lectura realizada en una escuela no constituye un diagnóstico, la enfermera escolar puede registrar esa información y enviarla a casa de los padres para que hagan seguimiento con el médico del niño", señaló Valerie E. Minor, autora del estudio y directora asociada de vigilancia del proyecto CARDIAC (Detección del riesgo para la arteria coronaria en las comunidades de las Apalaches, Coronary Artery Risk Detection in Appalachian Communities) y profesora asociada de enfermería del Colegio Alderson-Broaddus de Philippi, Virginia Occidental.

Minor tiene previsto presentar estos hallazgos el miércoles en las Sesiones científicas 2010 sobre investigación de la hipertensión arterial de la American Heart Association en Washington, D.C.

El proyecto CARDIAC se inició porque Virginia Occidental presenta un índice de mortalidad por enfermedad cardiaca ajustado a la edad significativamente superior al promedio nacional (21 por ciento superior), según la presentación de Minor.

Los factores de riesgo de enfermedad cardiaca, como hipertensión e hipercolesterolemia, tienen sus raíces en la infancia, aunque no existen evaluaciones universales basadas en poblaciones para los niveles de presión arterial en los niños.

Para el estudio CARDIAC, las escuelas de Virginia Occidental realizaron evaluaciones de la presión arterial de más de 62,000 estudiantes de quinto grado. En ese grupo, 12,245 presentaron lecturas de presión arterial por encima del percentil 95 para su edad y sexo.

La situación fue peor para los jóvenes que tenían exceso de peso. El índice de lecturas de presión arterial por encima del percentil 95 entre los niños de peso normal fue de 12 por ciento, según Minor. Sin embargo, para los niños que tenían exceso de peso, el índice fue de 19 por ciento. Entre los niños obesos, fue cercano a 33 por ciento, según Minor.

"Estas cifras son tan significativas que realmente tenemos que preocuparnos por esto", aseguró Minor, aunque agregó que los hallazgos del estudio necesitan ser validados por otro estudio y en poblaciones distintas. La población de Virginia Occidental tiende a ser de mayor peso, comparada con la de otros estados de los EE. UU., aunque Minor aseguró que otros estudios que examinan el índice de hipertensión entre los niños generalmente hallaron niveles similares a los observados aquí.

Evaluar a los niños para detectar hipertensión es más difícil que a los adultos, agregó Minor. "Entre los niños, hay que escuchar los sonidos y los cambios en la presión arterial también, así como tener en cuenta la edad, el sexo y el tamaño. Los resultados se deben poner en un percentil. Las lecturas de presión arterial no son iguales en los niños, comparados con los adultos", dijo.

El estudio actual también identificó varias dificultades para obtener lecturas precisas de la presión arterial en las escuelas, como la necesidad de que personal calificado haga las evaluaciones. Los investigadores hallaron que programar las pruebas durante el día de escuela y calmar a los niños antes de ellas para lograr una lectura más cierta también son retos.

Los investigadores también descubrieron que en realidad no hay brazaletes para medir la presión en niños que tienen exceso de peso, señaló Minor. Un brazalete hecho para adultos es demasiado largo entre el hombro y el codo, mientras que uno de tamaño estándar para niños no abarca correctamente el brazo. Minor aseguró que tuvo dificultades para encontrar el brazalete correcto y espera que otros proveedores de atención de la salud tendrán el mismo problema.

El Michael Moritz, director clínico de nefrología pediátrica del Hospital Infantil de Pittsburgh, estuvo de acuerdo con Minor en que una evaluación basada en una sola escuela no puede diagnosticar la hipertensión en los niños.

"La hipertensión es una variable dinámica. Para determinar realmente lo que es la hipertensión, se debe revisar en tres ocasiones separadas", señaló Moritz.

"Sin embargo, esta evaluación generalizada mostró que una cantidad significativa de niños tenía hipertensión. Además, cuando la presión arterial está elevada, la morbilidad cardiaca aumenta. Este estudio envía un mensaje de que como comunidad y como sociedad necesitamos ser más serios sobre la alimentación saludable y los cambios en el estilo de vida, como cambiar estilos de vida sedentarios", dijo.

"Es difícil y, lamentablemente, no hay fórmula mágica, pero necesitamos encargarnos de nuestros propios estilos de vida y los de nuestros hijos para enseñarles hábitos saludables", aseguró Minor.

Más información

Para leer más acerca de la hipertensión en los niños, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad