SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Casi tres de cada diez estadounidenses que tienen diabetes no lo saben, según un estudio

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -

Muchos incluso habían consultado a un médico en el año anterior, informan unos investigadores

MARTES, 18 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- Casi ocho millones de estadounidenses sufren de diabetes pero no lo saben, muestra un estudio reciente.

Eso es a pesar del hecho de que dos tercios de los que sufren de diabetes sin diagnosticar han acudido al médico dos o más veces en el año anterior, según los investigadores.

El estudio también encontró que entre los que habían sido diagnosticados con diabetes, apenas alrededor de una cuarta parte cumplían con tres objetivos importantes para los diabéticos: gestionar los niveles de azúcar en sangre, de presión arterial y de colesterol.

"De los 28.4 millones de diabéticos, más de una cuarta parte no lo saben", advirtió el autor del estudio, el Dr. Mohammed Ali, profesor asistente de salud pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

"Alrededor del 80 por ciento de esas personas están vinculados con un proveedor sanitario, y dos tercios lo ven dos veces o más al año. No se está identificando su diabetes por ningún medio", explicó Ali.

Los datos usados en este estudio no se clasificaron según el tipo de diabetes, pero Ali apuntó que la gran mayoría de personas con diabetes sufren del tipo 2 de la enfermedad. Y el inicio de la diabetes tipo 2 tiende a ser menos obvio, así que piensa que es probable que la mayoría de personas no diagnosticadas tengan diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 es un trastorno que hace que el cuerpo use la hormona insulina de forma ineficiente, según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA). Esto se conoce como resistencia a la insulina. El cuerpo usa la insulina para ayudar a procesar el azúcar de los alimentos y convertirla en combustible para las células del organismo. Cuando las células se hacen resistentes a la insulina, el azúcar no puede entrar en ellas y en vez de eso permanece en el torrente sanguíneo, elevando los niveles de azúcar en sangre, según la ADA.

Los síntomas de la diabetes tipo 2, que pueden ser sutiles y aparecer lentamente, incluyen fatiga, vista borrosa, heridas y arañazos que se curan con lentitud, y la necesidad de orinar con una mayor frecuencia, según el Dr. Robert Ratner, director científico y médico de la ADA.

A pesar de una mayor concienciación en años recientes, la diabetes sigue siendo una importante causa de muerte y discapacidad en Estados Unidos. Es la causa principal de ceguera de inicio en la adultez, insuficiencia renal y amputaciones de las extremidades, según los investigadores.

Aunque se sabe que la diabetes es un problema de salud significativo y costoso, es probable que los expertos aún no tengan un panorama completo de la diabetes, sospechan Ali y sus colaboradores.

Para hacerse una mejor idea, usaron un concepto que se desarrolló por primera vez para abordar la epidemia del VIH/SIDA, según el estudio. El concepto, conocido como "cascada de la atención", es una forma de observar cuántas personas viven con una afección y qué tipo de tratamiento reciben, según los investigadores.

Usando esta "cascada de la atención" en una encuesta de una muestra nacional de casi 30,000 adultos, los investigadores hallaron que casi tres de cada diez personas con diabetes no han sido diagnosticadas. También descubrieron que el 84.5 por ciento de los adultos no diagnosticados informan que tienen un proveedor usual de atención sanitaria. Además, el 66.5 por ciento afirmaron que habían realizado dos o más visitas en el año anterior, reportó el estudio.

"El hecho de que acudan al médico es alarmante. Pasamos por alto muchísimas oportunidades", lamentó Ali. "La respuesta no es simple, pero debemos identificar dónde hay lagunas. ¿Es la alta demanda que se hace a los médicos? ¿Se trata de un problema sistémico? Podrían estar sucediendo muchas cosas. Probablemente no sea una sola cosa específica", dijo.

El estudio también encontró que entre los que habían sido diagnosticados, había cosas que mejorar en su atención. Apenas el 64 por ciento de los diagnosticados cumplían con sus objetivos para el azúcar en sangre. Alrededor del 66 por ciento tenían la presión arterial controlada, por debajo de 140/80 mm Hg, según el estudio. Y apenas el 57 por ciento cumplían el objetivo de reducir su colesterol LDL (el tipo malo) por debajo de 100 mg/dL, hallaron los investigadores.

Cuando observaron esos tres objetivos en conjunto, solo alrededor de una cuarta parte cumplían con su meta, anotó el estudio.

"Aún hay muchas lagunas en la atención y fomentan [la enfermedad] y los costos del sistema de atención sanitaria", planteó Ali.

Ratner dijo que le alegraba ver que los investigadores usaran un abordaje más centrado en el paciente para la gestión de la diabetes. Pero también anotó la necesidad de una mayor cantidad de pruebas de detección para la diabetes.

"Debemos diagnosticar la diabetes. Si no se realiza el diagnóstico, hay consecuencias realmente adversas. Una enfermedad como la diabetes es tratable, pero solo si se ha diagnosticado", explicó Ratner.

Si no le han hecho una prueba de detección de la diabetes y le preocupan sus factores de riesgo, Ratner aconsejó pedirle la prueba al médico. Entre los factores de riesgo se hallan el sobrepeso y la obesidad, tener antecedentes familiares de la enfermedad y una falta de actividad física, según la ADA. El riesgo de diabetes tipo 2 también aumenta con la edad, según Ratner.

Todo el que presente síntomas de diabetes debe evaluarse de inmediato, enfatizó Ratner.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 18 de noviembre de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Revise su riesgo de contraer diabetes tipo 2 con esta prueba de riesgo de la Asociación Americana de la Diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad