SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

California no reporta nuevos casos de sarampión desde la última actualización

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -

Pero es demasiado pronto para declarar el fin del brote, señalan las autoridades sanitarias

MARTES, 24 de febrero de 2015 (HealthDay News) -- Las autoridades sanitarias de California reportaron el lunes que no ha habido casos nuevos de sarampión desde su última actualización el viernes, lo que constituye una señal de que quizá el brote que comenzó en dos parques temáticos de Disneyland en ese estado en diciembre podría estar pasando.

El número total de casos de sarampión en California es ahora de 123, señalaron las autoridades sanitarias estatales. La mayor parte de los casos en que se pudo confirmar el estatus de inmunización fueron en personas que no se habían vacunado contra el sarampión, señalaron las autoridades.

Aunque esta es la primera vez en que no ha habido casos nuevos entre actualizaciones estatales, las autoridades californianas declararon a Associated Press que no se puede declarar que el brote haya terminado hasta que hayan pasado dos periodos de incubación. El periodo de incubación del sarampión abarca desde cuatro días antes hasta cuatro días después de la aparición del sarpullido característico de la enfermedad viral, que es altamente contagiosa, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El lunes, las autoridades sanitarias de EE. UU. reportaron que el número de personas infectadas con sarampión en todo el país había aumentado ligeramente, a 154 pacientes en 17 estados y el Distrito de Columbia.

La semana pasada había 141 casos, dijeron los funcionarios de los CDC.

El brote comenzó en dos parques temáticos de Disney en el sur de California en diciembre, según los CDC, y se cree que la fuente de la infección fue probablemente un visitante extranjero o un residente de EE. UU. que regresó del extranjero.

El sarampión sigue siendo común en muchas partes del mundo, como en países de Europa, Asia, el Pacífico y África, según los CDC.

La mayoría de las personas que han contraído el sarampión en el brote actual no estaban vacunadas, apuntó la agencia.

Los CDC dijeron que hasta el 20 de febrero, la inmensa mayoría de casos se han reportado en California, con 104 casos. Se reportaron casos en Arizona (7 casos), Colorado (1 caso), el Distrito de Columbia (2 casos), Delaware (1 caso), Georgia (1 caso), Illinois (14 casos), Michigan (1 caso), Minnesota (1 caso), Nebraska (2 casos), Nueva Jersey (1 caso), Nueva York (2 casos), Nevada (6 casos), Pensilvania (1 caso), Dakota del Sur (2 casos), Texas (1 caso), Utah (2 casos) y Washington (5 casos).

La mayoría de los casos (118, o el 77 por ciento) se han vinculado con el brote que comenzó en los parques de Disney en California, según las autoridades.

Estados Unidos declaró que el sarampión había sido eliminado en 2000, lo que significaba que el virus ya no era nativo del país. Pero el país experimentó un número récord de casos de sarampión en 2014, con 644 casos en 27 estados. Se trata del mayor número de casos desde que se documentó la eliminación del sarampión en 2000.

Desde 2000, los casos anuales reportados de la enfermedad han ido de un mínimo de 37 en 2004 al máximo de 644 en 2014, señalaron los CDC.

Las autoridades de salud pública han dicho que el brote actual ha sido impulsado, en gran parte, por los padres que se muestran renuentes a vacunar a sus hijos contra el sarampión. Los padres cuyos hijos no están vacunados deben vacunarlos, y los adultos que no estén seguros sobre sus antecedentes de vacunación también deben ponerse un refuerzo, según los CDC.

Muchos padres no vacunan a sus hijos contra el sarampión, debido sobre todo a lo que los expertos aseguran que son temores infundados sobre las vacunas infantiles.

Un factor importante que contribuye a las preocupaciones de los padres sobre las vacunas fue un trabajo de 1998 que publicó, y del que luego se retractó, la revista médica The Lancet. El estudio sugirió falsamente un vínculo entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) y el autismo. El autor principal del trabajo perdió luego su licencia para practicar medicina por haber falsificado los datos.

Desde entonces, varias docenas de estudios y un informe del Instituto de Medicina no han encontrado ningún vínculo entre el autismo y ninguna vacuna, incluyendo la SPR.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) y los CDC recomiendan que los niños reciban la vacuna SPR entre los 12 y los 15 meses de edad, y de nuevo entre los 4 y los 6 años de edad.

Los efectos secundarios más comunes de la vacuna SPR son fiebre y ocasionalmente un sarpullido leve. Algunos niños pueden experimentar convulsiones por la fiebre, pero los expertos dicen que esas convulsiones no tienen efectos negativos a largo plazo.

Según los CDC, las complicaciones graves del sarampión pueden incluir neumonía y encefalitis, lo que puede conducir a sordera o daño cerebral a largo plazo. Alrededor de uno o dos de cada mil casos de sarampión en los niños resulta en la muerte, advirtió la agencia.

Más información

Para más información sobre el sarampión, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad