SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Madre de alquiler demanda quedarse con uno de los trillizos

Por HolaDoctor -
Madre de alquiler demanda quedarse con uno de los trillizos
CRÉDITO: ISTOCK

En un caso sin precedentes en California, una mujer que alquiló su vientre y está embarazada de trillizos está demandando al padre biológico para quedarse con uno de ellos, luego que el hombre le pidiera que abortara a uno de los fetos.

Melissa Cook espera trillizos pero no es la madre biológica. Ella alquiló su vientre para llevar a término el embarazo, luego que la fertilización in vitro produjera embriones creados con el esperma de un hombre de Georgia y óvulos donados, que fueron implantados en su útero.

El procedimiento resultó en trillizos, que están a punto de nacer. Cuando el padre biológico le pidió a Cook que abortara uno de los fetos porque sólo quería tener dos hijos —una posibilidad que está en el contrato de alquiler— ella se negó. 

Y este lunes 4 de enero presentó una demanda en una corte de California, alegando que la ley de alquiler de vientres del estado es inconstitucional al permitir cláusulas que promueven el aborto.

Se trata de un caso controversial, que pone sobre el tapete temas que dividen aguas como el alquiler de vientres en sí, quién tiene el derecho sobre los fetos y el alcance de los procedimientos de fertilización de laboratorio.

En un comunicado, Cook dijo que, luego del pedido del padre, ya no ve al alquiler de vientre como algo positivo. "Todo el procedimiento debe ser revisado", expresó.

La mujer recibió $33,000 por el alquiler de su vientre, y $6,000 más por cada feto "extra".

Según Cook, el hombre la amenazó con no pagarle la suma completa si no abortaba a uno de los trillizos.

Cook demanda quedarse con uno de los trillizos, y, de ser necesario, con los tres. Ella se considera la madre, pero desde la biología no lo es porque ella alquiló su vientre como portadora, explicó el abogado Robert Walmsley, quien representa al padre de los trillizos. Según Walmsley, Cook está siendo utilizada por grupos que están en contra de los procedimientos de fertilización asistida y del alquiler de vientres.

No existe una ley federal que regule los contratos de alquiler de vientres (surrogacy, en inglés), y las leyes estatales son bien diferentes. California es uno de los ocho estados que permiten este tipo de acuerdos: que exista una compensación económica para una mujer que porta un feto al que no está vinculado genéticamente. Al nacer, el bebé llevará el nombre de los padres que aportaron ya sea esperma u óvulos para crearlo en laboratorio.

En Michigan, New Jersey, New York y Washington, el alquiler de vientres pago es ilegal; y en Washington, D.C. es considerado un crimen.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad